lunes, 3 de marzo de 2008

Pashupatinah, el templo más sagrado de Nepal


Pashupatinah se trata del principal templo hindú del país. Está dedicado a Shiva, dios de la creación y la destrucción y uno de los más sagrados para los hinduistas.

No pudimos visitar el templo principal ya que está reservado sólo para los hindúes, pero desde el otro lado del río se puede contemplar una bonita panorámica del templo, río y alrededores. Complejas puertas de plata y muros rodean el nivel inferior del templo de dos plantas, rematado por techos dorados.
El conjunto se halla a orillas del sagrado río Bagmati, afluente del Ganges y en él se realizan abluciones y numerosas cremaciones como en Benarés. Las cenizas se diseminan en sus aguas para que puedan unirse finalmente al Ganges, asegurando así a su alma una feliz partida hacia un nuevo ciclo vital.
Se pueden ver seis ghats crematorios, donde las familias de los difuntos colocan las maderas para encender la pira.







El más grande y más próximo al templo está destinado a la familia real. Unos niños estaban sentados sobre el ghat contemplando los juegos de sus compañeros dentro del agua.
Cuando hay un difunto, antes de prender fuego al cadáver se le rinde homenaje y los familiares dan vueltas sobre él. Bajo los soportales las mujeres le lloran mientras los hombres lo preparan todo para la cremación. Como señal de luto, los hijos suelen raparse la cabeza y se visten con túnicas blancas y normalmente es el hijo mayor quien tiene el privilegio de encender la pira.

En la foto de la derecha se puede ver como están afeitando la cabeza a un joven mientras el cuerpo de su padre está quemando en el ghat.
Es ese hijo mayor quien durante el período de un año irá una vez al mes a hacer ofrendas al templo y a purificarse en las aguas del río.





Cada año a finales de febrero o principios de marzo se celebra en Pashupatinah el Día Santo de Shivaratri.
Ese día, llegan miles de hindúes de toda la India y de Nepal, entre ellos muchos saddhus o santones (hombres santos errantes), para adorar a Shiva y purificarse en las aguas del río sagrado.







Los santones van mendigando de templo en templo y sus largas barbas y larga cabellera en algunos de ellos, les hace inconfundibles. Llevan una vara en la mano y en la otra un bote metálico para mendigar algunas rupias.







Me impresionó ver como un grupo de niños se divertían bañándose en las sucias aguas del río y sin ningún tipo de reparo sumergían la cabeza dentro del agua entre cenizas de difuntos, flores y restos de basura que también se vierten al río.

4 comentarios:

  1. Pashupatinath es un lloc que m'agrada molt. Dona el contrapunt just a tots els monuments budistes o als durbar squares, on predomina l'arquitectura.

    Però és una llàstima que no es pugui accedir als temples i que a més et cobrin 500Rs (que son molts diners) per no reinvertir-los en el seu manteniment.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  2. Hola Núria!!!
    Quina alegria "veure't" per aquí. Fa molts anys que vam viatjar a Nepal, va ser al 1995 i no recordo que ens cobressin res per entrar a Pashupatinah. De fet, em va impressionar molt tot, va ser la primera vegada que vaig presenciar cremacions, que vaig veure santons i tot ho vaig trobar al·lucinant. Tinc tan bon record dels pobles de la vall de Kathmandú que em fa una mica de por tornar-hi no sigui cas que ara tingui una decepció. Però sé que algun dia hi tornaré.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  3. No soc Núria, que soc Lluís!!....jajaja

    Si mai tornes no crec que et desagradi. Evidentment moltes coses hauran canviat, això ja se sap. Però l'ambient i la gent continuen igual. Els nepalís son molt agradables i pot ser trobaràs que alguns monuments estiguin en millor estat, qui sap!

    En qualsevol cas, jo t'ho recomano!

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  4. Ei Lluís!!!

    N'estic segura que algun dia hi tornaré. De fet, hem repetit bastants destins i mai me n'he penedit.
    Mentida, fa poc vam estar a Carcassona per tercer cop i ja li he posat el punt i final ... s'ha convertit en una barreja de guirilàndia - parc d'atraccions - centre comercial de quincalla que no m'ha agradat gens. I tant que em va agradar la primera vegada!

    Una abraçada i molts records a la Núria

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.