sábado, 31 de mayo de 2008

The Bad Ass Café. Dublín


Este restaurante abrió sus puertas en 1983, antes de la gran transformación de la zona de Temple Bar. Es un sitio para ir a comer en plan informal, pero es original y apropiado para todo tipo de público. Es una institución para estudiantes y presupuestos reducidos, pero también acuden familias, gente de negocios y últimamente muchos turistas que visitan la zona de Temple Bar.
El restaurante es conocido porque la polémica cantante Sinéad O’Connor trabajó en este lugar como camarera, pero otros famosos como U2, Bruce Springstein, Paul Young o Westlife se han dejado ver por The Bad Ass Café.



Sinéad O’Connor

jueves, 29 de mayo de 2008

Reus, ciudad modernista


Muchas veces la fascinación por conocer lejanas culturas hace que nos olvidemos de los interesantes lugares que tenemos a nuestro alcance y a los que más fácilmente podemos acceder.
Si caminamos por las calles de nuestras ciudades con los ojos bien abiertos, seguro que descubriremos infinidad de lugares que hasta entonces nos habían pasado desapercibidos.
De vez en cuando me gusta ponerlo en práctica y sinceramente, es una experiencia muy enriquecedora el hecho de "hacer turismo” en tu ciudad y Reus se presta a ello. El centro histórico acumula un patrimonio en el que destacan principalmente los edificios modernistas, heredados de la pujanza industrial de finales del siglo XIX cuando se desarrolló un importante comercio textil y del aguardiente. Referente al aguardiente, Reus era el primer centro de cotización europeo junto con París y Londres, de donde procede el dicho “Reus, París y Londres”.



domingo, 25 de mayo de 2008

Centro histórico de Brujas


Hacía tiempo que teníamos ganas de visitar la región belga de Flandes y en especial la ciudad de Brujas. Así pues, coincidiendo con el puente del uno de mayo, decidimos por fin realizar la escapada. Fueron sólo cinco días pero muy bien aprovechados y además de Brujas visitamos Gante, Amberes y Bruselas.
No hay ninguna duda en que Brujas tiene un encanto muy especial pero quizás había idealizado tanto esta ciudad que no fue un “amor a primera vista”.




viernes, 16 de mayo de 2008

Hotel Plaza La Habana


Dedicar una parte de mi tiempo libre, que no es mucho, a mantener el blog no me supone demasiado sacrificio ya que me compensa con creces el hecho de revivir los viajes y recordar situaciones y lugares que ya tenía medio olvidados. Con la perspectiva del tiempo, muchas cosas se recuerdan diferentes a como sucedieron en realidad pero tenemos la sabia habilidad de ir diluyendo los malos recuerdos y magnificando los buenos que, afortunadamente, son la gran mayoría. Hace algunos días escribí en este blog sobre el viaje que realizamos a Cuba en el año 1999 y me vino a la memoria el Hotel Plaza de La Habana.




sábado, 10 de mayo de 2008

Viaje a Cuba. Buscando una pista en Trinidad


Durante las horas que duró el vuelo hasta llegar a La Habana, varias veces intenté imaginarme como habría sido el largo viaje en barco que mi bisabuelo y tatarabuelo emprendieron hacia Cuba a finales del siglo XIX. Durante aquellos años en que la isla caribeña pertenecía a la Corona Española, fueron muchos los catalanes que se lanzaron a la aventura en busca de prosperidad. Algunos de ellos amasaron grandes fortunas gracias al negocio de la caña de azúcar o del ron y regresaron posteriormente a su tierra; estos indianos acaudalados se hicieron construir magníficos palacetes que han permanecido como testimonio de aquella época.