viernes, 26 de septiembre de 2008

Los Cafés de Oporto

Si uno quiere imaginarse como debieron ser los felices años 20 en Oporto no hay nada mejor que acudir al Café Majestic en la rua Santa Catarina. La decoración y el ambiente del local invitan a trasladarse al Oporto de la “Belle Époque”. Lugar de reunión de artistas, escritores, políticos e intelectuales, aquellas mesas de frío mármol fueron testigos de los debates de ideas y de las tertulias que allí se daban cita. Fue el día 17 de diciembre de 1921 que un lujoso café con el nombre de Elite, abría las puertas en la ciudad. Corta vida para aquel primer nombre, puesto que al siguiente año, con la entrada de un nuevo socio, pasó a llamarse Café Majestic. Espejos, querubies, mármol, candelabros y nobles maderas justificaban aquel pretensioso nombre para un local que sería el lugar de reunión de la alta sociedad de Oporto, pero frecuentado también por una corriente más progre de bohemios e intelectuales.




domingo, 21 de septiembre de 2008

Librería Lello, una joya en Oporto


La semana pasada pudimos disfrutar de cuatro bien aprovechados días en Oporto. Es una ciudad que me apetecía conocer desde hacía tiempo y no me ha decepcionado. Hay que reconocer que muchos de los edificios del casco antiguo están francamente deteriorados, lo que le da un aspecto de abandono importante pero también un cierto encanto y un aire nostálgico. Sin embargo, hay un edificio que desde su inauguración en 1906 se ha conservado espléndido, como si el paso del tiempo jugara a su favor. Se trata de la librería Lello, en la rua das Carmelitas,144. Fue el primer lugar que visitamos en la ciudad y nos quedamos realmente asombrados.
Hace algunos meses cayó en mis manos una lista con las 10 librerías consideradas las más bellas del mundo; junto con El Ateneo de Buenos Aires, la Selexyz Dominicaen en Maastricht, la Librería Border’s en Glasgow y otras seis, estaba la Librería Lello de Oporto ocupando el tercer lugar de la lista. No puedo opinar sobre esta clasificación porqué las dos primeras no he tenido aún la oportunidad de conocerlas, pero lo que si puedo decir es que la Librería Lello es una joya que bien merece una visita. 



miércoles, 10 de septiembre de 2008

Treetops. Kenia


Treetops es uno de esos lugares que por una simple casualidad han pasado a formar parte de la Historia. El hecho es que durante la noche del 5 al 6 de febrero de 1952, se alojaron en ese lugar la entonces joven princesa Isabel de Inglaterra y su marido, el príncipe Felipe. Nada excepcional si no hubiera sido porque aquella misma noche y a muchos kilómetros de Kenia, moría el padre de Isabel, el rey Jorge VI de Inglaterra. Aunque no fue informada de la noticia hasta su siguiente escala en Sagana, el hecho es que entró en Treetops como princesa y descendió convertida en reina. Varios recortes de periódico enmarcados relatando los hechos, decoran las paredes del rústico establecimiento.




miércoles, 3 de septiembre de 2008

L' Escapada. Andorra


Al llarg de la meva infància, el fet de “pujar” a Andorra un cop l’any, el recordo gairebé com un ritual. L’avantatjosa diferència de preu en molts dels productes que es podien comprar en aquells inacabables carrers plens de botigues d’Andorra la Vella i Les Escaldes, feia que aquell viatge al Principat es pagués sobradament. Això si, també s’havia d’aprofitar per omplir fins dalt el dipòsit de la gasolina.
Van ser, primer el Renault Gordini i més endavant el Seat 124 familiar, els testimonis d’aquelles escapades. El sol fet d’haver de passar la duana sabent que podíem ser “víctimes” d’un registre de l’equipatge, ja era tot una proesa. La gent se les pensava totes per trobar un bon amagatall i lliurar-se de pagar els temuts impostos. Van néixer veritables professionals del contraban i qualsevol que anés massa sovint a Andorra (llavors encara no estava de moda esquiar) no es lliurava de despertar alguna que altra sospita.
Els pares es limitaven a omplir el maleter – o portapaquets, com li diem a casa – bàsicament de paquets de sucre, valgui la redundància. Quilos i quilos de sucre que la mare anava gastant la resta de l’any per fer les melmelades, confitures, fruites en almívar, els panellets per Tot Sants, les orelletes de Divendres Sant i algun que altre coc ràpid o braç de gitano. Tampoc podien faltar les boles de formatge del Sombrero de Copa i els pots de llet en pols Régilait. Això em costava d’entendre, doncs només bevíem llet en pols quan s’anava a Andorra, però com que era de marca francesa, es veu que devia ser més bona.



lunes, 1 de septiembre de 2008

Puertas de Stone Town. Zanzíbar


La semana pasada escribí sobre las vistosas puertas de las casas del Dublín georgiano. Siguiendo con el tema de las puertas, merecen una especial atención los magníficos ejemplares que se encuentran en Stone Town, la capital de la isla de Zanzíbar.
Zanzíbar, también conocida como Isla de las Especias es un archipiélago formado por numerosas islas. Las dos mayores son Unguja, que coloquialmente se conoce con el nombre de Zanzíbar, y donde se encuentra la capital, cuyo barrio viejo, Stone Town, fue declarado por la UNESCO Patrimonio cultural de la Humanidad en el año 2000. La isla de Pemba, está situada más al norte y tiene unos 980 km2 de superficie.
En abril de 1964 se unió con Tanganika para formar Tanzania (nombre que proviene de la unión de Tanganika y Zanzíbar). A pesar de ello, el archipiélago elige a su propio presidente quien es el cabeza de Estado para los asuntos internos de la isla. Comparte con Tanganika política exterior, defensa, policía, sistema monetario, correos y telecomunicaciones, pero tiene competencias propias en educación e infraestructuras.