viernes, 23 de enero de 2009

En los dominios de Pakal

Durante el viaje que realizamos a México y Guatemala visitamos diferentes sitios arqueológicos de antiguas ciudades mayas. Si tuviera que escoger entre Tikal (Guatemala)  y Palenque (México) lo tendría muy difícil, pero entre las que tuvimos oportunidad de conocer en México - Chichén Itzá, Uxmal, Tulum y Palenque - me quedo con la última, sin ninguna duda. Esto no significa que el resto de ciudades arqueológicas no me dejaran fascinada; cada una de ellas tiene un encanto especial y una interesantísima historia de reyes y dinastías, de religión y de ceremoniales, de aritmética y astronomía, de arquitectura y tecnología, pero el encanto de Palenque en medio del explosivo verdor de la selva chiapaneca, me cautivó.







A lo largo de más de 1500 años, los mayas desarrollaron una avanzada civilización en las selvas tropicales de América Central que se extendió por toda la península mexicana del Yucatán y zonas de lo que hoy es Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice.
A finales del siglo VIII, en un momento en que los centros mayas alcanzan el punto culminante de su desarrollo cultural, se inicia un proceso desconocido mediante el cual aquellos poderosos asentamientos en los que el desarrollo intelectual, las artes, la tecnología y las instituciones políticas y sociales habían adquirido unos niveles de complejidad sin precedentes, van perdiendo importancia y se van deteriorando. Con seguridad todavía no se conocen cuales fueron las causas y las teorías han ido variando con el tiempo. Algunas apuestan por una única causa de tipo natural, como plagas, huracanes, enfermedades endémicas, movimientos sísmicos o erupciones volcánicas; otras teorías suponen la coincidencia de varios factores como revueltas campesinas, desequilibrio ecológico, invasiones de pueblos extranjeros, guerras civiles…
De todas formas todas estas razones explicarían sólo el fenómeno de manera limitada a regiones y ciudades concretas, pero no aclaran el proceso que afectó al sur de las tierras bajas y total abandono hacia el año 900 d.C.





Después del 900, se habla de la época postclásica, cuyo centro principal fue Chichén Itzá. Los asentamientos del norte y el perímetro costero del Yucatán adquirieron un gran desarrollo que empezó a decaer a partir del siglo XIII hasta su desaparición tras la conquista española de Guatemala y del Yucatán en el siglo XVI.
Tras su abandono, las ciudades mayas, invadidas por la densa vegetación cayeron en el olvido pero los posteriores descubrimientos arqueológicos han facilitado el conocimiento de esta civilización.

Palenque, el gran reino del suroeste donde se pone el sol, fue descubierto a finales de siglo XVIII. La ciudad experimentó un gran desarrollo bajo el gobierno de Pakal (siglo VIII a C) y atrajo a los mejores arquitectos y escultores para levantar los conjuntos que hoy podemos admirar. Se ubica en el estado mexicano de Chiapas, cerca el río Usumacinta y es uno de los sitios más impresionantes de esta cultura. Se la considera de tamaño mediano en comparación con otras ciudades mayas como Tikal en Guatemala o Copán en Honduras y en 1981 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Se estima que un 90% de la ciudad y unas mil estructuras se encuentran aún cubiertas por la espesa vegetación de la selva lacandona.






Se cree que los mayas fundaron Lakam Ha alrededor del 100 a.C. como una aldea agrícola beneficiada por la abundancia de agua en la región. La población fue creciendo durante el Período Clásico Temprano (del 200 al 600) hasta convertirse en una ciudad que llegaría a ser la capital de la región.
Pakal reinó en Palenque a partir de los 12 años de edad, desde 615 a 683. Era conocido como el protegido de los dioses, y llevó a Palenque a una época de esplendor, cuando se construyeron la mayoría de los palacios y templos.
La zona excavada se divide en tres grandes áreas: el grupo norte, que alberga los edificios más antiguos; la Gran Plaza en la que destaca El Palacio y el Templo de las Inscripciones, -donde en 1952 se descubrió la tumba de Pakal con un sarcófago bellamente tallado y el ajuar funerario del rey- y el Grupo de las Cruces (Templo de la Cruz y de la Cruz Foliada).
El Templo de las Inscripciones, considerado como la obra maestra de Pakal, tiene 22.8m de altura y es el edificio más alto de Palenque. Esta pirámide está formada por ocho terrazas y una escalera que conduce a la parte superior, donde hay cinco puertas separadas por cuatro pilastras decoradas. Cualquiera de esas puertas acceden a la gran cámara abovedada que posee la segunda inscripción jeroglífica más larga del mundo maya, explicando la estirpe de Pakal a lo largo de diez generaciones.
El secreto de la pirámide quedó al descubierto en 1952 cuando el arqueólogo Alberto Ruz Lhuillier levantó aquella losa de 3.8x2.2 metros que dejaba al descubierto una escalera que conducía al interior de la pirámide donde encontró la tumba con el cuerpo de Pakal recubierto de joyas.




Pakal murió el 31 de agosto de 683 d.C. a los 80 años de edad, después de 68 años de gobierno. La escalera que conduce al interior fue rellenada con ofrendas de jade, cerámica y conchas.
La máscara mortuoria de Pakal es un ornamento compuesto por 49 teselas o piezas de jade. El Proyecto Máscaras Funerarias, que comenzó en 2001 con la restauración de la máscara mortuoria de Pakal, ha permitido la recuperación de 13 mascarillas procedentes de distintas zonas arqueológicas del área maya.
La pieza, será exhibida durante este año 2009 junto a la reproducción de la cripta del gobernante de Palenque, en la Sala Maya del Museo Nacional de Antropología, en la Ciudad de México.
La escena representada sobre la lápida que cubre el sarcófago representa el momento de su muerte y la caída al Inframundo, con una gran riqueza de símbolos.
Si algún día regresamos a Palenque ya no tendremos la oportunidad de visitar la tumba del Gran Señor, puesto que el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) la cerró al público en 2003 por tiempo indefinido debido a la amenazada estabilidad de los relieves de estuco. En abril del pasado año 2008, se abrió una reproducción a escala real de la tumba y se puede visitar en el museo del sitio de la zona arqueológica. Se trata de una réplica en plexiglás de la cámara mortuoria de tamaño algo mayor que la auténtica para facilitar el recorrido, mientras que el sarcófago y la lápida están hechos a escala real. La máscara de jade – material asociado a la clase dirigente - sus anillos y numerosas joyas también han sido reproducidas. A su muerte le sucedió su hijo mayor Chan-Balum, representado en los jeroglíficos con el jaguar y la serpiente.
La historia de Palenque se puede ir descubriendo en la gran cantidad de jeroglíficos y relieves que se encuentran en sus edificios, llegando incluso a conocer los rostros que tuvieron sus principales mandatarios.




El Parque Nacional Palenque ocupa una extensión de más de 1700 hectáreas y es altamente recomendable recorrer los alrededores de la zona arqueológica para poder disfrutar de los placeres de la selva y apreciar la fauna y flora que allí se encuentra. Se pueden ver gran variedad de árboles de los cuales se extraen principios activos medicinales. También el árbol de cacao, de los cuales los mayas extraían la mucosidad que recubre las semillas para elaborar una especie de batidos que daba mucha energía a los guerreros. Entre gritos de los monos aulladores se llega a la cascada Motiepa, donde hay la posibilidad de refrescarse si a uno le apetece.
A 20km de Palenque se encuentra el impresionante salto de agua de Misol-Ha de 35 metros de altura que cae sobre un pozo donde se puede nadar, y a tan sólo 50km al sur, las magníficas cascadas de Agua Azul.
Palenque es un lugar donde la naturaleza y la Historia se han puesto de acuerdo para recrear un escenario que queda para siempre en el recuerdo.

4 comentarios:

  1. Sería difícil elegir entre los asentamientos y ciudades mayas. Coincido contigo, que la selva le da un algo especial, más salvaje que en Tikal tal vez, y separándose un poco del nucleo central, prácticamente virgen. te da la sensación de estar sólo y puedes escuchar cualquier sonido de forma independiente.
    Me gustan mucho tus descripciones porque la información es muy buena y amena.

    Un saludo

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Felicidades por el blog, está genial. Trabajo para una portal de viajes y me gustaría tu email para hacerte una propuesta de publicidad mediante un enlace en el blogroll. Ponte en contacto conmigo a carlos.ferrer@holidaycheck.es

    Gracias,
    Carlos

    ResponderEliminar
  3. Mexico no solo es un pais lleno de historia, tradicion y cuna de grandes culturas, sino tambien tiene bellos lugares donde pasarlo bien.

    Vengan a Mexico

    ResponderEliminar
  4. Vietnam siempre es un destino atractivo a los turistas extranjeros por los paisajes espectaculares a lo largo del país, desde las montañas nebulosas del norte, a las playas con arenas blancas en el Centro, hasta los campos exuberantes de arroz del delta del Mekong.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.