domingo, 19 de abril de 2009

Luxemburgo (Parte I)


Del 9 al 14 de abril viajamos a Luxemburgo, un país de pequeñas dimensiones ideal para recorrerlo en 4 ó 5 días.

A diferencia de otros destinos turísticos, no se encuentra demasiada información a la hora de organizar el viaje, lo que induce a pensar erróneamente, que hay pocas cosas que ver o por hacer. En 4 partes intentaré explicar el recorrido que hicimos por las diferentes regiones del Gran Ducado y espero que sirvan de ayuda a los que quieran visitarlo en un futuro.



No entiendo por qué Luxemburgo no es un destino de primer orden. Pienso que a los luxemburgueses quizás no les interese promocionar su pequeño país y que lo quieran resguardar como un pequeño tesoro. Lo cierto es que la mayoría de visitantes que acuden a Luxemburgo lo hacen en excursiones de una jornada desde los países vecinos, pero el pequeño Gran Ducado da para bastante más.
Con tan sólo 2586 km2, es el séptimo país más pequeño de Europa. La población total no llega al medio millón de habitantes y en su capital se alojan algo más de 80.000 habitantes. De todas formas, cada día acuden a trabajar a la ciudad más de 100.000 personas de los países vecinos Francia, Alemania y Bélgica.




Es un país montañoso y con grandes extensiones boscosas. En el norte se encuentra el macizo montañoso de las Ardenas con una altitud máxima de 500 metros, mientras que el sur es una extensa llanura.
El agua es una constante y los caudalosos ríos acostumbran a marcar fronteras en muchos puntos del país. El Sûre (o Sauer en alemán) atraviesa Luxemburgo de este a oeste y a lo largo de su curso va recibiendo las aguas de diferentes afluentes como el Alzette por su orilla derecha o el Our y el Clerf, por su orilla izquierda. A su vez, el Sûre es un afluente del Mosela que discurre por la parte oriental trazando la frontera con Alemania y configurando una de las regiones más interesantes del país.





Es un paraíso para los amantes del senderismo y los paseos en bicicleta son otra opción muy interesante teniendo en cuenta que transcurren varios kilómetros de carriles bici por unos parajes de ensueño, normalmente siguiendo los cursos de los ríos.

El clima es continental, húmedo y frío en las regiones del norte y algo más moderado en el sur con lluvias abundantes.
En este sentido hemos tenido suerte, porque el tiempo ha sido soleado con temperaturas muy agradables y sólo nos sorprendió un chaparrón de primavera que no duró más de 10 minutos.





Desde la 2ª Guerra Mundial, Luxemburgo se ha convertido en uno de los países más ricos, impulsado por el gran crecimiento en el sector de los servicios financieros, su estabilidad política y la integración europea y posee uno de los PIB per cápita más altos del mundo. La banca, las compañías de seguros y el sector de las inversiones representan la parte más importante del pastel económico.

El dinero se deja ver y los coches de lujo circulan por las avenidas de la capital. Los Ferrari, Porsche, Maserati, Aston Martin, Jaguar … son tan “comunes” como lo pueden ser aquí los Seat Ibiza. Les gustan los deportivos que llamen la atención, predominando los rojos y amarillos. El buen tiempo ha permitido a los descapotables salir de su letargo invernal y lucir flamantes ante la mirada atónita de algunos de los viandantes.


Del casi medio millón de habitantes, sólo algo más de la mitad son luxemburgueses. La mayoría de extranjeros son de origen europeo y la comunidad de inmigrantes mayor del país es la portuguesa con unos 65.000 habitantes, seguida de los franceses, italianos, belgas, alemanes, británicos y neerlandeses.
De todas formas, la primera corriente migratoria hacia Luxemburgo fue la italiana, que acudió a trabajar para la entonces en auge industria del acero. Los portugueses emigraron a Luxemburgo hacia los años 60, en el mismo período que los españoles emigraron a Alemania, Francia o Suiza en busca de mejores oportunidades. Éstos forman un colectivo importante; hay varios restaurantes portugueses, tienen sus tiendas e incluso una cadena de TV en portugués.



En cuanto al idioma hay que decir que la mayoría de luxemburgueses tienen la gran suerte de ser bilingües o trilingües. El luxemburgués es oficial junto al alemán y el francés. Suena parecido al alemán y, según nos dicen, ellos entienden a los alemanes pero los alemanes no les entienden a ellos. Hace muy pocos años (desde 1984) que el luxemburgués es idioma oficial y antes ni siquiera se enseñaba en las escuelas, limitándose al uso familiar.
Actualmente, aunque ya se enseña en la escuela, son muy pocas horas semanales y siempre después del alemán y del francés.

El alemán es hablado por casi la totalidad de la población y el francés por un elevado porcentaje. De todas formas el nivel cultural de una persona se mide por el nivel de su francés. Cuanto más elevado es el nivel cultural, mejor domina el francés que, por otra parte, es el idioma preferido por la administración.





Luxemburgo es un país seguro. A pesar de ello, en la ciudad hay que andar con cuidado, sobretodo por los alrededores de la Estación Central. Tuvimos la mala experiencia de que me robaran el bolso, caso poco frecuente según nos comentaron en la Embajada. De todas formas, al ser una ciudad tan pequeña, lo pude solucionar todo de forma rápida y eficaz, empezando por la Policía y acabando en la Embajada.



La mejor manera de recorrer la ciudad es a pie a pesar de su accidentada orografía.
Ir en bicicleta también es una excelente opción de ver la ciudad y las áreas periféricas. Las bicis pueden alquilarse de marzo a octubre y hay varios puntos de recogida y devolución de “Vélo en Ville“El servicio de autobuses es muy eficiente y pueden comprarse tickets para 10 viajes que salen a menos de 1€ por viaje.




En cambio, circular en coche no es aconsejable debido a los problemas de aparcamiento. Es muy difícil aparcar en la calle y más difícil todavía, yo diría que imposible, aparcar de forma gratuita. Si - como en nuestro caso - se alquila un coche, es mejor dejarlo en un parking y utilizarlo sólo para recorrer el resto del país.
En cuanto a los taxis, no es costumbre llamarlos en medio de la calle. Las paradas se encuentran cerca de la Estación Central y de Correos.


El casco antiguo de la ciudad está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y esto representa ya una garantía.

Ha crecido entre los valles de sus dos ríos: El Alzette y el Pétrusse. El casco histórico es el más elevado y donde se encuentran los edificios más representativos.





Una posible ruta podría ser la que parte de la estación de tren para acabar en el mismo punto:

Desde la Estación Central caminamos por la Avenida de la Estación y atravesamos el viaducto hasta encontrar la Catedral de Nôtre Dame con sus afiladas agujas que se distinguen desde lejos. Construida en 1613 en estilo gótico tardío, tiene bonitas vidrieras y un interesante órgano.

A unos pasos de la Catedral, se encuentra la Plaza de la Constitución desde donde se obtienen unas magníficas vistas del Valle de la Pétrusse y el Puente Adolfo. En la plaza se levanta un monumento a las víctimas de la 2ª Guerra Mundial que simboliza la libertad y resistencia del pueblo luxemburgués. Aquí también se halla la entrada a las Casamatas de Pétrusse.


En la ciudad hay dos Casamatas: las de Pétrusse y las Bock. Se trata de defensas subterráneas construidas durante las diferentes épocas de dominación. Las Casamatas de Bock se construyeron entre 1745-46 bajo dominación española y durante 2009 están cerradas por restauración.


Subimos por unas calles peatonales muy animadas y llegamos a la gran Plaza de Armas. Está rodeada de restaurantes y brasseries con infinidad de mesas en la calle. La temperatura es muy agradable y todos los establecimientos están a rebosar.




Seguimos hacia la plaza contigua que es la Plaza de Guillermo II. En esta gran plaza, mucho más tranquila que la anterior, se encuentra la Oficina de Turismo así como el Ayuntamiento. Es un sencillo edificio de dimensiones proporcionadas construido entre 1830 y 1838 en estilo neoclásico; antiguamente había sido un convento franciscano. El nombre de la plaza se debe a la estatua ecuestre de Guillermo II, el Rey y Gran Duque que gobernó el país de 1840 a 1849 y dio al Gran Ducado la primera constitución parlamentaria.

El primer día que visitamos la plaza estaba muy calmada; también hay algunos restaurantes, situados en el lado opuesto al Ayuntamiento, pero no se respira el bullicio de la Plaza de Armas. En cambio, el ambiente del siguiente lunes era totalmente distinto, ese día se celebra un colorido mercado.




Por lo que pudimos ver, básicamente son puestos de artesanía, algunas antigüedades y muchas flores que le dan el toque alegre.

De la Plaza Guillermo II seguimos hasta encontrar a muy pocos pasos el Palacio de los Grandes Duques. Tiene unas torres puntiagudas y los típicos torreones de las piezas de Exin Castillos que da la sensación que en alguna de ellas tenga que hallarse cautiva la princesa de los cuentos.





En varios puntos luce el escudo con el león, símbolo del Gran Ducado. La parte renacentista se construyó en 1572 y la parte central, aunque originalmente fue barroca (1741-43) se reformó en 1891 a estilo renacentista. De 1992 a 1995 se restauró toda la fachada. El interior sólo se puede visitar durante los meses de verano previa solicitud en la Oficina de Turismo. Pegada al Palacio se encuentra la pequeña Cámara de los Diputados.
Decidimos regalarnos un descanso en la chocolatería que se encuentra enfrente del Palacio mientras contemplamos sin prisa los detalles de los dos edificios.
Continuamos hasta la coqueta Plaza Clairefontaine donde se levanta un bonito monumento a la Gran Duquesa Charlotte. Desde aquí seguimos hasta llegar al camino de la Corniche, donde hay un mirador con espléndidas vistas sobre el barrio del Grund, la parte baja de la ciudad y posiblemente la zona más pintoresca.


Desde aquí destaca la iglesia de San Juan en la parte baja y, en la parte alta, la Iglesia de San Miguel (la más antigua de la ciudad), los restos del castillo y las Casamatas de Bock, con los edificios de la ciudad judicial a lo lejos.
El Grund tiene unos rincones encantadores, con las casas reflejándose en las tranquilas aguas del Alzette. Calles coquetas y ambiente agradable. Paseamos siguiendo el curso del río y buscamos rincones desde donde poder contemplar diferentes panorámicas.
Para volver a la parte alta hay un ascensor (gratuito) que ahorra una buena caminata por aquella cuesta interminable.

Volvemos a pasear por las plazas más céntricas y bajamos hasta el Puente Adolfo el cual cruzamos, dejando a la izquierda el valle del Pétrusse. Se llega a la Plaza de Metz donde luce el magnífico edificio del Banco y Caja de Ahorros Estatal y ya bajamos por la Avenida de la Libertad hasta la Plaza de la Estación donde hemos iniciado el recorrido.
Ese primer día recorrimos las zonas más interesantes de la ciudad y los edificios y plazas más representativos.





Al atardecer, cuando la mayoría de turistas abandonan la ciudad y cierran los comercios, es agradable pasear por sus tranquilas calles, o sentarse en una terraza a degustar una suave Diekirch, la cerveza local y la más popular en todo el país.

16 comentarios:

  1. acabo de descubrir el blog mientras buscaba informacion sobre que ver en Luxemburgo. ¡Me ha parecido super completo! muchas gracias por la informacion y animo, sigue asi. un saludo.

    Elinor

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te haya servido de ayuda. Luxemburgo me encantó y tiene zonas realmente bonitas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias que hay personas como usted en aportar conocimiento a los nuevos turistas, me gustaría saber si hay turs o recorridos guiados en español y seguros para una persona que viaja sola. También me gustaría saber cual es la zona más turistica para hospedarse y que no se complique el traslado de un lugar a otro para la seguridad de la persona.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo

    No sabría decirte lo de los tours porqué nosotros nos movimos con un coche de alquiler. De todas formas, puedes ponerte en contacto con la oficina de turismo y seguro que te informan. Los datos son:

    30, place Guillaume II
    tél : (352) 22 28 09
    fax : (352) 46 70 70
    e-mail: touristinfo@lcto.lu
    www.lcto.lu

    Referente a los hoteles, no te preocupes por la zona porqué la ciudad de Luxemburgo es lo suficientemente pequeña para moverte a pie desde cualquier punto.

    Disfruta del viaje!

    ResponderEliminar
  5. Gracias x el blog, apenas hay info en la red sobre turismo en luxemburgo

    ResponderEliminar
  6. Gracias x el blog, apenas hay info en la red sobre turismo en luxemburgo

    ResponderEliminar
  7. Hola M. Teresa!!
    Muchas gracias por toda la información. Acabo de llegar con mi marido y los niños a pasar unos días mientras el trabaja, así que tu información ha sido la mas interesante que he encontrado. Intentaré hacer lo que me dejen los niños. Gracias de nuevo y un saludo,
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria,

      Me alegro mucho de que la información te haya sido útil. La verdad es que, salvo la capital, se encuentra muy poca información en los blogs sobre Luxemburgo. Ya verás que hay lugares muy bonitos y que el país, aunque pequeño, merece la pena.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola, me gustaria saber en que zona de luxemburgo alojarme...estare alli a principios de octubre! Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Al ser un país tan pequeño, nosotros nos alojamos en Luxemburgo capital y desde allí cada día hacíamos ruta volviendo al mismo hotel. Estuvimos en el Hotel Empire, cerca de la estación. No es la mejor zona pero el hotelito estaba bien.

      Saludos

      Eliminar
  9. Hola! Me gustaria saber donde aparcasteis, nosotros solo vamos un dia a Luxemburgo y en coche desde Bruselas y no hay mucha información....gracias
    Un Post muy interesante intentaremos seguir vuestro recorido
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros estábamos alojados en la misma ciudad de Luxemburgo y aparcamos en el parking del hotel. La ciudad es pequeña y se puede recorrer andando. De todas formas hay aparcamientos públicos como en cualquier ciudad.
      Pasadlo muy bien.

      Saludos

      Eliminar
  10. me ha servido de ayuda porque voy a ir proximamente, pero quisiera saber si conoces algun viaje que se organice desde la capital a pueblecitos cercanos pintorescos de un dia.
    muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marga,

      Nosotros alquilamos un coche y lo visitamos todo por nuestra cuenta, pero supongo que si vas a la Oficina de Información te pueden facilitar el contacto de diferentes excursiones a los lugares más turísticos.

      Espero que te lo pases muy bien. Un abrazo

      Eliminar
    2. Muchas gracias M.Teresa, ya te contare cuando vuelva.

      saludos

      Eliminar
    3. Muchas gracias M.Teresa, ya te contare cuando vuelva.

      saludos

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.