miércoles, 29 de julio de 2009

Tshukudu Game Reserve. Sudáfrica

Uno de los mejores aciertos del reciente viaje a Sudáfrica fue reservar alojamiento en el Tshukudu Game Reserve que se encuentra a unos 5km de la pequeña población de Hoedspruit.
Se trata de una reserva privada de 5000 Ha que pertenece a la familia Sussens y ofrece la posibilidad de disfrutar de un lugar magnífico sin necesidad de arruinarse, a la vez que te permite compartir con ellos ese pedacito de paraíso africano y su pasión por la vida salvaje.



domingo, 26 de julio de 2009

Blyde River Canyon

El primer día que pisamos tierras sudafricanas se hizo largo y pesado. Después de darle algunas vueltas al asunto, decidimos alquilar el coche en el mismo aeropuerto de Johannesburgo y sin detenernos en la ciudad, salir hacia el norte para llegar a la provincia de Mpumalanga con la finalidad de visitar el Cañón del río Blyde al día siguiente. A pesar del cansancio acumulado durante las 10 horas de vuelo de Madrid a Johannesburg, nos sentíamos con ganas de comernos el mundo. El hecho de estar dentro de la misma franja horaria que España, jugaba a nuestro favor.




domingo, 19 de julio de 2009

Ya hemos vuelto de Sudáfrica

Ya estamos de vuelta. Han sido unos intensos días en Sudáfrica, el País del Arco Iris.
Inicialmente estuvimos barajando la posibilidad de realizar un recorrido por varios países del sur del continente, combinando Sudáfrica con Namibia y Botswana, pero Sudáfrica ofrece tantas posibilidades que nos decidimos por apurar todos los días en ese gran país y dejar Namibia y Botswana para un futuro viaje.

Sudáfrica es un país enorme, con una superficie igual a la suma de Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Austria y Suiza, por lo que algún vuelo interno se hace imprescindible si se dispone de pocos días como es nuestro caso.

Comparando con otros países de África subsahariana, podemos decir que Sudáfrica es un país atípico. Los primeros días costó hacerme a la idea de que nos encontrábamos en África: carreteras espléndidas sin baches, buenas infraestructuras, limpieza y buena organización…


A pesar de haber estado influenciada por la cultura occidental, Sudáfrica ha mantenido las antiguas tradiciones africanas. La variedad racial es muy amplia así como también lo es la mezcla de costumbres, credos y lenguas (11 lenguas oficiales). Realmente, un arco iris.