domingo, 27 de septiembre de 2009

South West Township - SOWETO

Nos quedaba prácticamente un día entero para gastar el último cartucho en Sudáfrica. La noche anterior habíamos tomado un vuelo interno de Ciudad del Cabo a Johannesburgo, que sería nuestro último destino del viaje.
Para ser sinceros, la ciudad de Johannesburgo no me atraía en absoluto pero ya que pasaríamos allí el día antes del regreso a casa, no podíamos malgastar el tiempo de ninguna de las maneras. Quedaban atrás unos días espléndidos en plena naturaleza, parques nacionales, paisajes de sabana, animales en libertad y gentes maravillosas. Ahora nos encontrábamos en una de las ciudades con los índices de criminalidad más elevados del mundo, donde una vida humana no tiene ningún valor y donde pasear libremente por sus calles está totalmente desaconsejado.
Sin embargo, nuestro máximo interés no se centraba en la capital económica del país, sino en Soweto (South West Township) o barrio del Suroeste. Soweto representa el lugar de máxima lucha contra el apartheid hasta la elección de Nelson Mandela como presidente del país en 1994. Es una gran área urbana situada a 24km de Johannesburgo y con una población estimada de unos 4 millones de personas.




viernes, 18 de septiembre de 2009

La ruta sudafricana del vino

Las principales zonas vinícolas de Sudáfrica están situadas al suroeste de Ciudad del Cabo.
Todo empezó en 1652 cuando Jan Van Riebeeck fundó la compañía de avituallamiento de la Compañía de las Indias en el Cabo de Buena Esperanza y, poco después hizo traer de Europa esquejes de vid, convencido de que el vino reduciría los casos de escorbuto entre los marineros. El día 2 de febrero de 1659 escribió en su diario: “Hoy, Dios sea loado, ha fluido por primera vez el vino de la uva del Cabo”. Simon Van der Stel, su sucesor como gobernador y entendido en vinos, plantó sus propias vides en Constantia con la ayuda de refugiados hugonotes franceses expertos en vinicultura.





jueves, 10 de septiembre de 2009

Una vuelta por la Península del Cabo

La excursión más interesante desde Ciudad del Cabo es, lógicamente, dar la vuelta a la Península del Cabo y eso es lo que trataríamos de hacer durante el día. Un día que se presentaba de nuevo gris y lluvioso pero que a pesar de ello no decayeron nuestros ánimos.
Salimos en dirección a Clifton Beach y Camps Bay, playas muy cercanas a la ciudad y por tanto muy concurridas en verano. La carretera M6 transcurre siguiendo la línea de la costa y los llamados Doce Apóstoles, una docena de formaciones rocosas que cuelgan sobre la playa.




sábado, 5 de septiembre de 2009

Ciudad del Cabo

Las carabelas portuguesas de Bartolomeu Dias de Novaes anclaron en sus costas ya en el año 1488 pero no fue hasta 150 años después que los europeos se asentaron allí definitivamente, convirtiendo Ciudad del Cabo en la primera colonia blanca en esa parte del planeta. La ciudad empezó a crecer lentamente, debido a que era muy difícil encontrar mano de obra adecuada. Esto provocó la importación de esclavos desde Indonesia y Madagascar, muchos de los cuales se convertirían en las primeras comunidades mestizas del Cabo.
Hoy en día, Ciudad del Cabo es un cóctel de culturas, razas y lenguas y también una ciudad de contrastes, reflejo de lo que es el país entero. Lujosos hoteles y boutiques de las marcas más caras se levantan en los barrios ricos de la ciudad. Los buenos restaurantes compiten en la antigua zona del puerto en los muelles de Victoria & Alfred, pero muy cerca se encuentran los barrios marginales donde kilómetros y kilómetros de chabolas esconden pobreza y miseria.
La famosa Table Mountain (montaña de la mesa para los colonos británicos) o Hoerikwagoo (montaña del mar para los koi-koi locales) es la imagen más característica de Ciudad del Cabo. Una meseta aplanada de unos tres kilómetros de extensión en su parte más ancha, que se ha convertido en la principal atracción turística de la ciudad.

Amenaza tormenta sobre Ciudad del Cabo


viernes, 4 de septiembre de 2009