martes, 26 de enero de 2010

Los peul, anclados en el tiempo

Y continuando en Senegal …
Una de sus mayores riquezas es el mosaico de las diferentes etnias que se distribuyen a lo largo y ancho de su territorio, la mayoría de las cuales se encuentran también presentes en los países vecinos. En Senegal, la etnia mayoritaria (un 45% aproximadamente) es la wolof que dentro de sus 196.192 km2 convive, o mejor dicho, cohabita con los lebu, serer, diola, tukulor, mandinga y peul entre otros.
Por diferentes motivos fue con algunos diola con quienes tuvimos más relación y con los que compartimos largas sobremesas, risas, algún que otro apuro pero, en definitiva, los mejores momentos vividos en el país.
Sin embargo, hoy no voy a hablar de los diola, sino de los peul, con los que nos cruzamos en un efímero aunque gratificante encuentro.




jueves, 21 de enero de 2010

La Lengua de Barbarie

A pesar de que hace ya más de tres años que viajamos a Senegal, tengo muy vivo el recuerdo del par de días que pasamos en un pequeño campamento de la Lengua de Barbarie. Tal como su nombre indica, la Lengua de Barbarie se trata de una larga y estrecha lengua de tierra de 2000 hectáreas que separa el río Senegal del Océano Atlántico.
No voy a discutir que el sur del país, verde y frondoso, tiene para la mayoría más atractivo turístico que el seco y polvoriento norte. Pero a tan sólo 25 km de Saint Louis se esconde este verdadero tesoro natural. En 1976 se declaró Parque Nacional y dos terceras partes del mismo son humedales donde anidan y se alimentan miles de aves migratorias. En realidad, el Parque abarca una parte de la superficie continental, parte del río y los últimos kilómetros de la Lengua de Barbarie.
Allí no hay que ir a buscar mucho más aparte de desiertas playas, dunas, extensos manglares y un paisaje único ligado simultáneamente al río y al mar.
El río Senegal nace en Guinea y dirige su curso hacia el noroeste pasando por Malí y penetrando en Senegal donde traza frontera con Mauritania. Después de recorrer 1420 km desemboca en el Océano Atlántico, muy cerca de Saint Louis, configurando un irregular delta. En el lado sur de la salida del río al mar se extiende esta particular barrera arenosa paralela a la costa, con 300 metros de ancho y 30 kilómetros de longitud.
Gran parte de su atractivo se debe a que es un destino poco concurrido. Las infraestructuras son escasas y el acceso es únicamente en piragua, navegando por el río en un corto trayecto de unos 15 minutos.




jueves, 14 de enero de 2010

El arpa celta

Irlanda es un país de símbolos. Tres de los más representativos son sin duda, el trébol, el simpático duendecillo de la mitología irlandesa llamado Leprechaun y el arpa irlandesa o el arpa celta (cláirseach en gaélico). De todos ellos, creo que el arpa es el que mejor representa a Irlanda y su imagen se asocia con este país desde el siglo XIII a pesar de que ya se encuentran indicios de su existencia desde el siglo VIII.


Antiguas civilizaciones como Mesopotamia y Egipto introdujeron el arpa, hace alrededor de 5000 años. En la antigua Tebas se han hallado arpas esculpidas en diferentes monumentos y en una de las tumbas del Valle de los Nobles se encontró un arpa de madera entre el material funerario. Parece ser que el arpa acompañaba fiestas religiosas, funerales o procesiones.
Irlanda es el único país del mundo que tiene un instrumento musical como símbolo nacional.


viernes, 8 de enero de 2010

Macao en un día

Viajar a Macao (o Macau en portugués) desde Hong Kong es tan accesible que se ha convertido en una de las visitas casi imprescindibles para todo aquel que viaja a la gran metrópoli china.
Al igual que Hong Kong, Macao se trata de una región administrativa especial de la República Popular China. Después de nada menos que 450 años bajo administración portuguesa, el día 20 de diciembre de 1999 pasó de nuevo a manos chinas. Eso sí, garantizando al menos 50 años de autonomía y continuidad del sistema capitalista.

Cogemos el metro hasta Sheung Wan, la última parada de la línea Central, desde donde parten los ferrys hasta Macao. Diferentes compañías operan ese trayecto y nos ponemos a hacer cola delante de la primera taquilla que corresponde a la compañía TurboJet. Sabía que Macao era un destino popular entre los chinos, pero no me había imaginado encontrar tanta gente en la terminal de los ferrys. Su economía se basa en el juego y es el único lugar de China en el que es legal, lo que atrae a cientos de visitantes de la vecina Hong Kong y de la China continental donde los casinos están totalmente prohibidos.


Antes de pasar el control de pasaportes tenemos que hacer de nuevo una larga cola. El barco es un jet rápido que nos dejará en Macao en aproximadamente una hora, el tiempo suficiente para relajarnos, llenar los papeles del visado y los impresos declarando que no hemos estado en contacto con la gripe A. Toda la documentación está escrita en cantonés, inglés y portugués. El dialecto chino más hablado es el cantonés a pesar de que cada vez se escucha más el chino mandarín, mientras que la segunda lengua más hablada es el inglés y no el portugués como se podría suponer. La comunidad de los macaenses (personas de ascendencia mixta portuguesa y asiática) es tan sólo de un 2% pero el portugués se ha mantenido como idioma oficial junto con el cantonés.