viernes, 30 de diciembre de 2011

Las dos caras de Phnom Penh

Phnom Penh me gustó desde el primer momento. Nunca antes habíamos utilizado el tuk tuk para hacer el trayecto desde un aeropuerto hasta el centro de la ciudad y quizás fue esta sensación de estar metida en medio del caos asiático desde el primer momento, la mejor presentación de la capital. 


En tuk tuk por Phnom Penh


sábado, 24 de diciembre de 2011

Viaje a Camboya 2011


Hace poco más de dos semanas regresamos de nuestro viaje a Camboya y tras unos días de adaptación a la rutina y al frío, vuelvo a este espacio sin saber muy bien por dónde empezar.

Recorrido realizado durante el viaje
Después del viaje del año pasado a Malasia (Borneo), Brunei y Singapur, en principio no teníamos la idea de viajar de nuevo al Sudeste Asiático, pero distintos motivos allí nos han llevado. Sin duda, los motivos de más peso han sido las recomendaciones y las experiencias vividas por varios amigos viajeros de la blogosfera que consiguieron transmitirme una gran curiosidad y contagiarme su entusiasmo hacia Kampuchea, nombre con el que la población local conoce a su país.
Habíamos pensado en combinar Camboya con Vietnam, pero ahora me alegro de haber dedicado las tres semanas únicamente a Camboya (menos un par de días en Singapur) lo que nos ha permitido conocer algo más que los muy turísticos Templos de Angkor. No puedo negar que Angkor es una auténtica maravilla pero lo cierto es que la realidad del país es muy distinta a la que se respira en Siem Reap.
Ha sido un viaje organizado sobre la marcha y a partir de unas ideas previas, fuimos trazando el camino.


sábado, 12 de noviembre de 2011

Jardín Massey en Tarbes

Tarbes es una bonita ciudad del sur de Francia situada a las puertas del Parque Nacional de los Pirineos. Es capital del departamento de los Altos Pirineos y su vez, capital de la comarca histórica de Bigorre.
Ciudad elegante, calles comerciales animadas, grandes plazas, fuentes y jardines.
Desde siempre ha estado vinculada al mundo del caballo, con una de las caballerizas más importantes del país, creadas en 1806 por Napoleón I y donde se cría la raza anglo-árabe.
En Tarbes también se puede visitar la casa natal del mariscal Foch, quien fue el comandante jefe de los ejércitos Aliados durante la I Guerra Mundial, transformada hoy en museo. Estas y otras muchas actividades pueden completar una visita a la ciudad, dependiendo, claro está, de lo que busca cada uno cuando llega a un lugar por descubrir.
Como ya he comentado en alguna ocasión, cuando viajo a cualquier pueblo o ciudad siempre intento no perderme sus mercados más emblemáticos o un paseo por alguno de sus jardines.
A pesar de ser una ciudad con tan sólo unos 100.000 habitantes, Tarbes tiene un jardín público, digno de cualquier gran metrópoli y que nadie a quien le gustan los espacios naturales debería perderse.
Así pues, el post de hoy va dedicado al Jardín Massey, cuyo nombre es un homenaje a Placide Massey (1777-1853) el botánico que lo creó y que posteriormente cedió en testamento a su ciudad natal junto al resto de sus propiedades.


domingo, 6 de noviembre de 2011

Lourdes y el turismo religioso

Dicen que la fe mueve montañas, pero lo que seguro mueve son millones de euros (o de dólares y divisas varias) en todos los rincones del Planeta bajo lo que se conoce como turismo religioso. Los desplazamientos por motivos de devoción religiosa vienen de tiempos ancestrales y se siguen practicando en todas las culturas, independientemente de los credos o las clases sociales. En muchos casos, más allá del fenómeno religioso, se trata simplemente de seguir con una tradición o aprovechar los atractivos del lugar que se visita. Millones de peregrinos realizan anualmente este tipo de viajes a lugares considerados sagrados, ya sean ríos, montañas, cuevas, lagos, santuarios, monasterios, tumbas de santos, etc. Se me ocurren una infinidad de destinos religiosos repartidos por los cinco continentes, por poner algunos ejemplos: La ciudad del Vaticano, la Kaaba en la Meca, el Muro de los Lamentos en Jerusalén o la misma ciudad de Jerusalén que junto con Belén y Nazareth forman los principales escenarios de Tierra Santa, el río Ganges y Benarés en India y tantísimos más que podrían llenar páginas y páginas.
En la mayoría de destinos se ha desarrollado una potente industria turística que gira alrededor de este fenómeno religioso dejando suculentos beneficios.

Vista Basílicas desde el Castillo de Lourdes


miércoles, 12 de octubre de 2011

Un domingo en el Priorat

Visitar la comarca del Priorat es recomendable en cualquier época del año pero nunca antes lo había sentido tan hermoso como el pasado fin de semana. Un domingo de octubre, relativamente fresco, pero con un cielo azul limpio y claro que embellecía especialmente el paisaje. Quedan ya pocos días para que finalice la vendimia, el campo está tranquilo pero no las bodegas, donde se concentra toda la actividad, incluso en domingo. Aquí es donde queda ahora el trabajo, un trabajo que consiste, no sólo en elaborar y vender buen vino, sino en el arte de saber vender una cultura, una tierra de características únicas y especialmente un amor a las raíces y a la tierra que transmite cualquier vecino del Priorat que después de muchos años de sentirse infravalorados respecto otras zonas vinícolas, han aprendido a recuperar su autoestima.
La visita de unos buenos amigos que no conocían la zona, nos sirvió de excusa para acompañarles y enseñarles algunos de los lugares más emblemáticos de la Comarca.

Vista desde Siurana


sábado, 24 de septiembre de 2011

Por el Condado de Clare: El Burren y los Acantilados de Moher

El Condado de Clare, situado en la costa occidental de Irlanda, esconde dos de los tesoros naturales más interesantes del país. Se trata de los Acantilados de Moher y de El Burren, que literalmente significa “lugar pedregoso”.
Los Acantilados de Moher son visitados cada año por miles de personas y el número sigue creciendo. Concretamente, durante los seis primeros meses de 2011 han pasado por allí 345.398 visitantes, un 19% más que en el mismo período del año anterior. Es el segundo lugar más visitado del país después de la fábrica de cerveza Guinness Storehouse, en Dublín.
En el caso de El Burren, es más difícil sacar estadísticas ya que se trata de una amplia zona de unos 300 kilómetros cuadrados y tan sólo un 5% constituye el Parque Nacional (Burren Nacional Park) con una superficie de 15 kilómetros cuadrados.
Recientemente, ambos lugares han sido incluidos dentro de un grupo exclusivo de 78 parques geológicos en 26 países, los cuales forman la llamada Red Mundial de Geoparques Nacionales (Global Network of Nacional Geoparks), un patrimonio geológico a escala mundial, amparado por la UNESCO.
Tanto la Red Mundial como la Red Europea de Geoparques (European Geoparks Network) trabajan conjuntamente para mantener el patrimonio, darlo a conocer, educar sobre el medio ambiente y promover el desarrollo regional sostenible, bajo las directrices de la UNESCO.

Acantilados de Moher


lunes, 5 de septiembre de 2011

Por el Condado de Cork: Kinsale, Blarney y Cobh

El pasado mes de agosto viajamos unos días al sur de Irlanda. De la isla sólo conocíamos Dublín y nos apetecía ver algo de paisaje, pastos verdes, acantilados y a la vez, alejarnos de los bochornosos días de verano.

Casas de Cobh


jueves, 25 de agosto de 2011

Santorini... con sus más y sus menos

Después de pasar unos días en las Islas Espóradas, regresamos a Atenas para embarcar en un corto vuelo de Aegean Airlines con destino a Santorini, una de las islas más visitadas del archipiélago de las Cícladas y de todo el país.


Es más que sabido que su actual forma de media luna y su peculiar configuración geológica es el resultado de una de las mayores catástrofes naturales de que se tiene constancia: la erupción del volcán hace unos 3500 años, que acabó con la explosión de la caldera tragándose parte de su superficie y partiendo la isla en dos. Se formó un cráter de 22 kilómetros cuadrados y posteriores erupciones originaron las tres pequeñas islas visibles desde el acantilado.


sábado, 6 de agosto de 2011

Skiathos

Partiendo de Skopelos se pueden realizar fáciles excursiones al resto de las Islas Espóradas, principalmente a Skiathos o Alonissos. En Alonissos se encuentra el primer Parque Nacional Marino del país que, desde el año 1992 tiene como principal objetivo la conservación de la vida marina de las Islas Espóradas así como la protección de una de las especies mediterráneas más amenazadas: la foca monje. El poder ver algún ejemplar de esta especie era una idea muy tentadora pero tras leer varios comentarios al respecto me di cuenta que las probabilidades eran muy escasas. Descartada esta posibilidad, decidimos ir a pasar el día a Skiathos.

Vistas de la ciudad de Skiathos

domingo, 24 de julio de 2011

Skopelos

Organizar un viaje a Grecia no resulta nada fácil si se dispone de pocos días como era el caso. Demasiado para escoger entre destinos que resultan enormemente atractivos. En este primer viaje queríamos incluir Atenas y alguna isla. Entre las 2000 islas que tiene el país, alrededor de un 10% están habitadas, por lo que el trabajo de selección se reducía a tan “sólo” unas 200 que están repartidas entre varios archipiélagos: Cícladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, Islas del Norte del Egeo y las del Golfo Sarónico.
La combinación de historia y mitología con una gran variedad de paisajes hace que siempre se encuentre alguna al gusto de cada viajero.
Nuestra ruta resultó un poco atípica, ya que destinamos la mitad del viaje a las Espóradas, principalmente Skopelos y el resto de días a Santorini, un clásico entre las islas griegas y una de las más turísticas. La distancia que separa las Espóradas de las Cícladas es considerable pero nos apetecía conocer estos dos pedazos del gran mosaico griego y así lo hicimos.
Y ¿por qué precisamente Skopelos? Desde el mismo día que fuimos a ver la película Mama Mia, me propuse viajar a aquella preciosa isla llamada Kalokairi en la ficción.
El archipiélago de las Espóradas se compone de once islas mayores de las cuales sólo cuatro están habitadas: Skiathos, Skopelos, Alonissos y Skyros.
Skopelos es una isla muy fértil, se dice que es la más verde de todas las islas griegas y la casi totalidad de su superficie está cubierta de pinos, eucaliptos y olivares que llegan hasta el mar.
Es también bastante montañosa y sus altitudes máximas las encontramos en el Monte Delfi (681 m) en el centro de la isla y Palouki (546 m) al sudeste. Algunos de sus pueblos parecen colgados en la montaña adaptándose perfectamente al terreno.
En tiempos pasados, fue un importante lugar avanzado de la cultura minoica que según la mitología fue gobernada por Estásfilo (que significa uva) el hijo de Ariadna y Dionisios quien introdujo el cultivo de la vid en estas tierras.
La extrema belleza que sedujo a éstos y a otros dioses del Olimpo como Apolo o Hermes, cautivó también a los responsables de Universal Studios encargados de escoger entre las 21 islas griegas que recorrieron antes de rodar la mayor parte de los exteriores que aparecen en la película.
Skopelos no tiene aeropuerto ni forma parte de la ruta de ningún crucero, lo que considero una gran ventaja ya que el turismo que llega hasta allí es minoritario. La única manera de llegar es en ferry o en hidroplano, algo más rápido que el primero.
Desde Atenas viajamos unas dos horas y media en autobús hasta la localidad de Agios Konstantinos, en cuyo pequeño puerto embarcamos en hidroplano de la compañía Hellenic Seaways que en otras dos horas y media y tras una breve parada en la vecina isla de Skiathos, nos dejó en Loutraki.

Vista desde la habitación


lunes, 18 de julio de 2011

Acrópolis de Atenas: como visitarla para evitar una decepción

Con el reciente viaje a Grecia se ha cumplido otro de mis eternos sueños: visitar la Acrópolis. Pero no nos engañemos, la Acrópolis como una gran mayoría de monumentos arqueológicos, se visita por lo que fue y no por lo que es y según lo que uno espere le puede causar una gran decepción.
Mi interés por la montaña sagrada, nació mucho antes que mi afición por los viajes. Tendría unos quince años cuando un profesor de Arte nos dio una clase magistral sobre el Partenón y el conjunto de templos de la Acrópolis. No recuerdo detalles, pero sí sus palabras emocionadas cuando nos confesó que al tener por primera vez el Partenón ante sus ojos, se dejó caer de rodillas y estalló en lágrimas. Dicho así, puede parecer exagerado, incluso ridículo, pero los sentimientos nos juegan malas pasadas y según las circunstancias es más fácil que así sea. El entusiasmo de aquel maestro a quien entonces no llegué a entender demasiado, me dejó huella y una gran curiosidad por visitar el lugar.

Detalle del friso del Partenón


sábado, 18 de junio de 2011

El encanto de Venecia

Al final de nuestro recorrido por Eslovenia decidimos pasar una noche en Venecia antes de regresar a casa.  Habíamos estado diez años atrás, en noviembre de 2001 justo después de los atentados del once de septiembre que agitaron el panorama mundial. Nos encontramos una ciudad semivacía, el turismo cayó en picado y los americanos y japoneses desaparecieron del mapa turístico durante bastantes meses. Tenía la idea de que si Venecia me gustó tanto entonces, fue porqué la conocimos en unas circunstancias bastante excepcionales. No me gustan las multitudes y detesto sentirme como una oveja en un rebaño. Pasamos  cuatro días enteros en la ciudad sin vernos obligados a hacer ni una cola, prácticamente solos en la Basílica de San Marcos o en el Palacio Ducal y disfrutando de cada uno de los rincones de una Venecia tranquila y pausada.

Detalle reloj Plaza San Marcos


viernes, 10 de junio de 2011

Portogruaro - Véneto

Tras abandonar Eslovenia, nuestra intención era dormir ya en Italia, camino de Venecia, para  madrugar al día siguiente y poder aprovechar al máximo nuestra estancia en la ciudad de los canales. Así fue como decidimos quedarnos en Portogruaro, una ciudad pequeña de poco más de 25000 habitantes, situada en la región del Véneto y de la cual apenas me sonaba el nombre.

Plaza de la República


martes, 7 de junio de 2011

Maribor y Ptuj, dos bellas ciudades de la Baja Estiria

Para cerrar el capítulo de nuestra ruta por Eslovenia, sólo me queda hacer referencia a dos encantadoras ciudades de la región de la Baja Estiria , situada al noreste del país.
La Baja Estiria es la parte eslovena de lo que en su día fue el Ducado de Estiria que formó parte del Sacro Imperio Romano Germánico hasta 1806 y del Imperio austrohúngaro hasta 1918. Después de la 1ª Guerra Mundial, la mayor parte de Estiria (Alta Estiria) permaneció en Austria conservando su capital en Graz y una tercera parte (Baja Estiria) se adjudicó a lo que posteriormente sería Yugoslavia, con su capital en Maribor, a pocos kilómetros de la frontera austríaca. Pasó a formar parte de Eslovenia en 1991 cuando ésta obtuvo su independencia.

Río Drava. Maribor


jueves, 2 de junio de 2011

Vuelo entre volcanes en La Garrotxa

Por el título, podría parecer que acabo de regresar de un viaje por Centroamérica pero no ha hecho falta cruzar el charco para ver volcanes. Unos cuarenta son los que se cuentan en el Parque Natural de la Garrotxa, una de las más bonitas comarcas de Catalunya. Hace más de diez mil años que esos volcanes dejaron de escupir fuego, lava y cenizas y se han ido recubriendo de una frondosa vegetación que intenta esconder su auténtico origen. Sin embargo, vistos desde el aire se puede distinguir algún perfecto cono volcánico que evidencia claramente su pasado.


jueves, 26 de mayo de 2011

Un corazón llamado Istria (Eslovenia y Croacia)

Una pequeña parte de Eslovenia se asoma también al mar. El mar Adriático baña cerca de 47 kilómetros de costa, una insignificancia si lo comparamos con los kilómetros de costa de sus vecinas Italia o Croacia.
Este pequeño territorio es una reserva natural donde los acantilados y las playas comparten protagonismo con preciosos pueblos medievales.




domingo, 22 de mayo de 2011

La región del Karst y Lipica

Imaginemos un enorme queso gruyer bajo tierra. Mejor dicho, todo el subsuelo es un gigantesco queso gruyer que esconde inimaginables tesoros en su oscuridad. Unos tesoros que se han ido acumulando siglo tras siglo, milímetro a milímetro hasta formar auténticas maravillas. Se trata de la región del Karst, situada al suroeste de Eslovenia, a pocos kilómetros de su capital y que tiene el honor y privilegio de haber dado nombre a todos los paisajes cársticos del mundo entero, los cuales se caracterizan por un relieve originado por la disolución de los minerales de determinadas rocas.
En la región del Karst coinciden varios factores que favorecen este tipo de relieve, un paraíso para espeleólogos de todo el planeta. Hasta el momento se contabilizan unas mil cuevas, pero cada año se descubren dos o tres más.
Dedicamos el día a recorrer parte de la región que reúne, además de las cuevas, muchos otros atractivos. Nos resulta difícil seleccionar los lugares a visitar porque ello significa que debemos descartar otros, pero no nos queda otra solución, al menos en este viaje.
A lo largo del día visitamos el Castillo de Predjama, las Cuevas de Škocjan, Hrastovlje con su preciosa iglesia de la Santísima Trinidad y Lipica para acabar ya en la costa del Adriático, en Koper, donde pasamos la noche.

domingo, 15 de mayo de 2011

Ljubljana, con personalidad propia

La mejor manera de conocer Ljubljana es desde el castillo, la parte más elevada de la ciudad y siguiendo la huella del arquitecto Joze Plecnik (1872-1957), que con su peculiar estilo le dio un aire de la Viena imperial. Ljubljana le debe mucho a Plecnik ya que además de construir edificios y puentes, la convirtió en una ciudad moderna y la puso al nivel de las grandes capitales europeas.

Vistas desde el Castillo


miércoles, 11 de mayo de 2011

Pueblos y ciudades de Gorenjska: Radovljica, Kropa, Kranj y Škofja Loka

La región de Gorenjska (Alta Carniola en español) es una de las doce regiones que completan el mapa de Eslovenia. En Gorenjska, no sólo encontramos lagos cristalinos, montañas y los bucólicos paisajes de los Alpes Julianos, sino que a esta región también pertenecen algunas de las ciudades históricas y pueblos más atractivos del país.
No pudimos visitarlos todos, pero sí una representativa selección: Radovljica, Kropa, Kranj y Škofja Loka que esconden una rica arquitectura y encantadores rincones que ayudan a conocer un poco más la historia de este pequeño país.






martes, 3 de mayo de 2011

Los Alpes eslovenos

Aquí empieza el primer capítulo de unos cuantos que seguirán para contar nuestro viaje, corto aunque intenso, a Eslovenia. Hicimos también una incursión a la Península de Istria croata y pasamos dos maravillosos días en Venecia. En total, ocho días que han dado mucho de sí.
Eslovenia me ha encantado. Así, sin más. Un país pequeño pero que tiene mucho que ofrecer, además hemos disfrutado de unos días primaverales espléndidos que han contribuido a enamorarnos de sus paisajes, sus ciudades y de su gente.
Nuestra primera etapa fueron los Alpes Julianos. Uno podría pasar varias semanas entre los magníficos paisajes del Parque Nacional de Triglav o aprovechando la gran oferta de actividades que se ofrecen, especialmente en Bled, importante centro turístico de la región. Estuvimos tan sólo dos noches, limitándonos a los sitios más emblemáticos o más recomendados, pero nos fuimos con ganas de más.

Lago Bled


domingo, 17 de abril de 2011

Las comarcas de interior. Una vuelta por Alicante (Parte III)

Es cierto que la mayoría de gente que viaja a Alicante lo hace para disfrutar de sus largas playas y de su clima cálido y soleado, pero no hay que olvidar que existen unas comarcas de interior que bien merecen una visita.
Salimos de Calpe en dirección a Altea para seguir hacia el pequeño municipio de El Castell de Guadalest.
Pocos kilómetros antes de llegar a Callosa d’en Sarrià se empiezan a ver muchas plantaciones de nísperos, además de mandarinas y limones. Los nísperos de Callosa d’en Sarrià tienen denominación de origen protegida y se cultivan en invernaderos que cubren toda la vertiente de la montaña. Su zona de producción comprende además, otras localidades que pertenecen a la Comarca de la Marina Baixa, abarcando todo el Valle del río Guadalest, hasta la costa.
La carretera CV-755 es estrecha y con curvas pero son pocos los kilómetros que tenemos que recorrer hasta El Castell de Guadalest. De lejos, ya se divisa el pueblo de postal en lo alto de un peñasco, donde algunos de los edificios parecen confundirse con la misma roca.





martes, 12 de abril de 2011

Elche. Una vuelta por Alicante (Parte II)

Uno de los lugares que más nos apetecía visitar en Alicante era la ciudad de Elche y su palmeral, declarado Patrimonio de la UNESCO en el año 2000 reconociendo su valor como ejemplo de transferencia de un paisaje característico de la cultura de un continente a otro, en este caso del Norte de África a Europa.
Esta no es, sin embargo, la única distinción que la UNESCO ha concedido a la ciudad alicantina, y un año más tarde, el drama sacro lírico El misteri d’Elx fue también reconocido Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad como ejemplo de teatro religioso medieval, el cual se representa cada mes de agosto sin interrupción desde el siglo XV.






lunes, 4 de abril de 2011

Pueblos de la Costa Blanca. Una vuelta por Alicante (Parte I)

Cansados de tanta fiesta navideña, nos apetecía salir los cuatro días del puente de reyes. Ya sé que cuatro días no dan para mucho pero sí para escaparse a algún lugar a despejar la mente y dar un descanso al cuerpo de tanto exceso. Después de valorar distintas posibilidades, decidimos asegurarnos el buen tiempo y Alicante es una buena opción en este sentido. Hablando con franqueza, no es un destino que a priori me resultara demasiado atractivo. La vorágine urbanística que ha destrozado gran parte de la costa mediterránea tiene en el litoral alicantino uno de los más tristes ejemplos, pero aun así, viajamos hasta allí con la intención de pasarlo lo mejor posible.

Peñón de Ifach. Calpe


viernes, 25 de marzo de 2011

La Camarga

Nuestro viaje por la Provenza llega a su fin. La última etapa la dedicamos a la Camarga que, a pesar de formar parte de la misma región, sus paisajes desolados, terrenos pantanosos y su personalidad tan específica constituyen un mundo aparte que difiere mucho de la estampa provenzal. Las montañas, bosques de robles y campos de lavanda dan paso a grandes llanuras donde pastan los caballos blancos autóctonos y los toros, ambos símbolos de la Camarga. Situada entre los Departamentos de Bocas del Ródano y del Gard, forma el delta de río más grande de Europa Occidental. Geográficamente está encajada entre los dos brazos del Delta del Ródano y el Mediterráneo, limitando de forma casi triangular al Oeste con el Pequeño Ródano y al Este con el Gran Ródano.
Por su clima y características, acoge una gran cantidad de aves, entre las que destaca el flamenco rosa que pasa los inviernos en sus extensos pantanos. Pero su imagen no tan sólo se asocia a las aves, también al caballo y al toro.





sábado, 19 de marzo de 2011

Marsella, una ciudad con carácter

Viajar a Marsella no se encontraba dentro de nuestras preferencias a corto plazo, pero el cambio de planes debido a la huelga inesperada de los controladores aéreos, nos facilitó el camino hasta la segunda ciudad más poblada de Francia. Es complicado organizar la visita en un solo día para una ciudad que requiere una semana como mínimo, pero lo que está claro es que hay que escoger y no intentar obsesionarse con querer abarcarlo todo en pocas horas.

Puerto viejo y Basílica de Nuestra Señora de la Guardia al fondo


domingo, 13 de marzo de 2011

Niza, la reina de la Riviera

Mucho antes de la llegada en masa del turismo a la Costa Azul, los griegos ya se habían dejado cautivar por Niza a la que llamaron Nikaia, palabra que deriva de Niké o victoria. Luego siguieron los romanos y en el 14 a.C. el emperador Augusto fundó Cemenelum que fue ocupada hasta el siglo VII d.C. Hasta el siglo XIV perteneció a los condes de Provenza, pasando posteriormente a la casa de Saboya. El reino piamontés cedió Niza a Francia en 1860 para compensar el apoyo de Napoleón III a la unificación italiana. Mientras tanto, los aristócratas ingleses se dejaban seducir por sus aguas azules y por su privilegiado clima. Esa colonia inglesa fue creciendo y en 1822 construyeron la llamada Promenade des Anglais, un elegante paseo marítimo de siete kilómetros que desde entonces ha sido el mejor lugar para pasear y tomar el pulso a la ciudad.
Actualmente, Niza es la capital del departamento de los Alpes Marítimos y la quinta ciudad de Francia, rivalizando con la cercana Marsella. 




viernes, 4 de marzo de 2011

De los Alpes de la Alta Provenza a los Alpes Marítimos

Iniciamos la ruta en Apt – capital del Luberon – donde pasamos la noche anterior y emprendemos camino hacia los Alpes de la Alta Provenza. Se trata de una zona básicamente rural, de pueblos pequeños y bosques de robles y encinas. Posiblemente sea el Departamento menos conocido de la Provenza y, sin duda, el menos poblado, lo que no significa que carezca de atractivos ya que la madre naturaleza ha sido bien generosa con esta tierra. Cruzamos algunos pueblos como Céreste, Mane,Volx, Manosque... de rasgos arquitectónicos muy similares y preparados para soportar los crudos inviernos. Pueblos donde el difícil acceso durante muchos siglos, ha mantenido tradiciones arcaicas. 





viernes, 25 de febrero de 2011

El pueblo de las bories

Entre el departamento de Vaucluse y los Alpes de la Alta Provenza se encuentra la región del Luberon, la tercera y última cadena montañosa de Vaucluse. Se trata de la Provenza más rural, de áspera belleza y de bosques teñidos de ocre, de pueblos medievales encaramados sobre escarpadas colinas de piedra calcárea, de castillos, de tenue luz y tranquilos paisajes. Su capital es Apt, donde se celebra un importante mercado semanal y un buen punto de partida para explorar el Parque Natural Regional del Luberon, aunque cada una de las pequeñas localidades tiene un encanto especial: Manosque, Bonnieux, Menerbes, Lourmarin o Lacoste, lugar donde permanecen las ruinas del castillo del marqués de Sade (si las paredes hablaran…) quien vivió en el pueblo desde 1774 hasta su detención en 1778. Fuera de la época de máxima afluencia turística, la vida en estos pueblos sigue tranquila y las tertulias en un café, acompañadas de una copa de pastís, forman parte de la rutina.


domingo, 20 de febrero de 2011

Patrimonio de la Humanidad: De la Galia romana a la ciudad de los Papas.


Los tres puestos del podium de los estados con más sitios Patrimonio de la Humanidad están ocupados por Italia en primer lugar, con 45 sitios, seguido de España con 42 y China con 40. En pocos ámbitos nos corresponde un lugar tan destacado dentro del panorama internacional y es que en la reducida superficie de la vieja Europa se concentra una gran parte de ese patrimonio mundial formado, a fecha de hoy, por 911 sitios en 151 estados.
Como es sabido, el objetivo del programa es catalogar, preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural excepcional para la herencia común de la humanidad.
Con pocas excepciones, que las hay, visitar un sitio Patrimonio de la Humanidad es garantía de que el viaje va a merecer la pena. A pesar de que acostumbran a ser lugares excesivamente visitados, sí es cierto que suele haber unas normas de comportamiento que se hacen indispensables para no dañar su conservación y permitir que las generaciones futuras puedan seguir admirándolos en los siglos venideros.
Francia ocupa un bien merecido cuarto lugar en la lista, con 35 sitios, de los cuales 4 se encuentran a muy poca distancia unos de otros, lo que permite visitarlos en un par de días o incluso en un día apurando mucho. Son los siguientes:
  1. Puente del Gard (Región: Languedoc Roussillon / Departamento: Gard)
  2. Arlés: Monumentos romanos y románicos (Región: Provenza-Alpes-Costa Azul  /  Departamento: Bocas del Ródano)
  3. Avignon: Centro histórico (Región: provenza-Alpes-Costa Azul  / Departamento: Vaucluse)
  4. Orange: Teatro antiguo y su entorno y el Arco del Triunfo (Región: provenza-Alpes-Costa Azul  / Departamento: Vaucluse)

Y aquí nos encontramos nosotros, dispuestos a retroceder en el tiempo y dejarnos llevar por los caminos de la antigua Galia.
El día que visitamos el Puente del Gard amanece frío, lluvioso, gris y muy triste.
Tras cruzar la barrera, dejamos el coche en el parking; a pesar de que se aprecia un montaje preparado para recibir grandes afluencias de visitantes, en el gran aparcamiento sólo está nuestro coche y dos más. 
A la izquierda del puente, en la orilla norte, vemos el centro de visitantes, un centro de conferencias y un museo tecnológico, pero se encuentra todo cerrado. Caminamos pocos metros hasta encontrar el río Gard con su majestuoso puente que lo exploramos desde todas las perspectivas posibles.




lunes, 14 de febrero de 2011

Viajando de manera diferente por Paulo Coelho

Este fin de semana me disponía a  leer un viejo libro cuando apareció entre sus páginas y cuidadosamente doblado, un recorte de suplemento dominical que en su día guardé como un pequeño tesoro. No lleva fecha pero calculo que el escrito debe tener cinco o seis años.
Se trata de nueve puntos a modo de consejo, que el gran escritor carioca Paulo Coelho da a todo aquel viajero con alma de peregrino, como él mismo se autodefine.
Posiblemente, la mayoría de viajeros seguidores de este blog ya lo habréis leído en alguna otra parte, pero como a mí me ha gustado releerlo, lo quiero compartir con vosotros. 

Parque Nacional de Addo. Sudáfrica 


jueves, 10 de febrero de 2011

Recordando a Van Gogh en la Provenza

Las dos veces que hemos viajado a la Provenza ha sido en invierno y, casualmente, los mismos días pero con 18 años de diferencia. Esto significa que seguramente me he perdido uno de sus grandes atractivos: los colores de sus campos en primavera o las infinitas laderas teñidas de azul con el intenso aroma de los campos de lavanda en flor, durante los meses de julio y agosto Como ventaja, hemos podido movernos prácticamente solos por lugares muy turísticos que en verano deben ser un auténtico hervidero. Eso sí, muchos establecimientos cerrados, tanto restaurantes y bares – a veces incluso se hace complicado encontrar un lugar para comer-, como galerías de arte, algún museo o diferentes ofertas de actividades de aventura. Época solo apta para quienes, como nosotros, no somos nada amigos de las multitudes.
Si tuviera que escoger un pueblo para definir la esencia de la Provenza, lo tendría complicado pero creo que éste sería Saint Rémy.


domingo, 6 de febrero de 2011

Ocho horas en Montpellier

Según las informaciones de última hora, el espacio aéreo estaba cerrado y la totalidad de los vuelos habían sido cancelados. A medida que nos íbamos acercando al aeropuerto tenía más claro que las probabilidades de poder volar eran prácticamente nulas, pero me resistía a aceptar que los ocho días que habíamos planeado pasar en Sicilia se iban al traste. A pesar de que en los paneles informativos aparecía la palabra maldita al lado de todos y cada uno de los vuelos previstos para el día 4 de diciembre, nos dirigimos al mostrador de Aena en busca de información que nos mantuviera un poco la esperanza. Quizás había una remota posibilidad de acuerdo con los controladores y el tráfico aéreo se reanudaría en pocas horas, pero nada más lejos de la realidad. Después de los primeros momentos de rabia, impotencia y disgusto, me resultó bastante fácil cambiar los planes y lo único que tenía claro era que a casa no volvía.
Nos sentamos en la cafetería, rellenamos las hojas de reclamación correspondientes y saqué el portátil para enterarme de cómo estaba el mundo. Lo primero que hice fue anular las reservas de los alojamientos que teníamos en distintos puntos de Sicilia y luego consultar las previsiones del tiempo. La cosa pintaba bastante mal, una ola de frío en prácticamente toda Europa. No llevábamos ropa ni calzado para soportar tan bajas temperaturas ni tampoco teníamos ganas de pasarnos los ocho días en la carretera por lo que las opciones no eran muchas. Nos dirigiríamos hacia Francia y dependiendo de la evolución climatológica tiraríamos para un lado o para el otro. En el kiosco del mismo aeropuerto compré una guía de Lonely Planet “Lo mejor de Francia” para intentar organizar algo sobre la marcha.
A pesar de que partimos con la esperanza de poder llegar hasta las regiones de Auvernia y Borgoña, al cabo de dos días ya desistimos porqué el tiempo no parecía que iba a mejorar. Así pues, nos quedamos en la Provenza, región de la cual guardábamos muy buen recuerdo. Hacía 18 años que habíamos estado por esa zona y nos quedaron entonces muchas cosas pendientes, por lo que ahora teníamos la ocasión de conocer nuevos lugares pero también para recordar otros.


sábado, 29 de enero de 2011

Visita a Besalú

A poco más de 30 km de Girona y dentro de la comarca de la Garrotxa, se encuentra el bonito pueblo de Besalú, un conjunto urbano monumental y arqueológico de primer orden con un bien conservado patrimonio medieval que ya en 1966 fue declarado conjunto histórico- artístico nacional.
Ligado anteriormente al condado de Girona, en 894 Besalú pasa a ser un condado con dinastía propia cuando Wifredo el Velloso coloca a su hermano Radulf (894-913). Le sucedieron varios condes hasta que en el año 1111 muere Bernat III sin dejar descendencia, perdiendo entonces la condición de condado y pasando a formar parte de la Casa de Barcelona.




viernes, 21 de enero de 2011

La huella de Miguel Ángel en Roma

El pasado mes de octubre, realizamos un viaje en familia a Roma para celebrar las bodas de oro de mis padres. Fue una experiencia muy gratificante de la cual creo se llevaron un imborrable recuerdo. Al menos, tanto mi hermana como yo, pusimos todo nuestro empeño en que así fuera.
A excepción de mis padres y de mi sobrinita María, el resto ya conocíamos la ciudad, pero siempre apetece volver a Roma. Es una ciudad que nunca aburre, una ciudad viva como la que más. Desde sus históricas piedras que nos recuerdan el que fuera el mayor Imperio de todos los tiempos, pasando por el Medievo, el Renacimiento o el Barroco ... hasta nuestros días, Roma es una de las capitales europeas que más tiene para ofrecer al visitante.
En este caso, no voy a relatar los cinco días pasados en Roma. Simplemente, porqué creo que poco podría aportar a un destino ampliamente conocido por la mayoría de viajeros. Sin embargo, no quiero pasar por alto dejar un comentario sobre algo que me encanta de esta ciudad.      
No hay duda que hablar de Italia es hablar de ARTE en mayúsculas. Pero a diferencia de Florencia o Venecia donde uno debe destinar una parte importante del presupuesto si se quieren ver las obras más representativas (en Venecia se paga en casi todas las iglesias), Roma es un museo donde empaparse de arte puede salir por muy poco dinero. 
No trataré de hacer un listado de todo lo que se puede visitar sin gastarse un euro, pero sí me gustaría centrarme en la obra que Miguel Ángel dejó en la ciudad eterna y que se encuentra al alcance de cualquiera.