jueves, 25 de agosto de 2011

Santorini... con sus más y sus menos

Después de pasar unos días en las Islas Espóradas, regresamos a Atenas para embarcar en un corto vuelo de Aegean Airlines con destino a Santorini, una de las islas más visitadas del archipiélago de las Cícladas y de todo el país.


Es más que sabido que su actual forma de media luna y su peculiar configuración geológica es el resultado de una de las mayores catástrofes naturales de que se tiene constancia: la erupción del volcán hace unos 3500 años, que acabó con la explosión de la caldera tragándose parte de su superficie y partiendo la isla en dos. Se formó un cráter de 22 kilómetros cuadrados y posteriores erupciones originaron las tres pequeñas islas visibles desde el acantilado.




Aunque habitualmente nos referimos a Santorini como una única isla, en realidad es un archipiélago formado por cinco islas: Thira, Thirassia, Palia Kameni, Nia Kameni y Aspronisi, todas ellas resultado de la gran erupción volcánica. Tan sólo Thira (o Fira) y Thirassia están habitadas, mientras que en el resto continua existiendo cierta actividad volcánica.



En los documentos históricos la encontraremos con nombres como Thira (o Thera), Kalliste o Strongyle entre otros. El nombre actual de Santorini se lo dieron los venecianos en el siglo XIII y hace honor a una pequeña iglesia dedicada a Santa Irene, la cual se encuentra en Thirassia.
Su configuración geológica le da una belleza única e indiscutible. En el oeste, sus escarpados acantilados se precipitan sobre el mar y éstos se van suavizando lentamente hacia el sur donde se encuentran la mayoría de playas.
Existe una teoría o más bien una leyenda, que ubica en Santorini la perdida Atlántida, la isla legendaria desaparecida en el mar y descrita por primera vez en textos de Platón. Lo que sí parece probable es que la erupción de Thera fuera la responsable de la desaparición de la civilización Minoica que habitaba en Creta en el siglo XVI a.C. Según esta hipótesis, las olas que generó la explosión volcánica destruyeron al completo la ciudad de Thera, principal puerto comercial de los minoicos. Olas de 150 metros habrían llegado a Creta, devastando los puertos importantes de la costa norte de la isla, malogrando cosechas y siguiendo años de hambrunas y debilidad que aprovecharon los pueblos invasores.

Debido a la ubicación de Santorini sobre el llamado arco helénico donde la plataforma africana se desliza por debajo de la euroasiática, la actividad sísmica es también constante. En el año 1956, la isla padeció un devastador terremoto que destruyó gran parte de la ciudad de Fira, renaciendo posteriormente como desafío a la poderosa madre tierra.




Después de esta pequeña introducción, debo decir que teníamos muchas ganas de conocer Santorini y quizás cada uno de nosotros por motivos distintos. Éramos también conscientes del cambio brusco que suponía pasar de la tranquila y verde isla de Skopelos al secarral y archiconocida isla de Santorini, lo que entusiasmaba a nuestra hija porqué con sus casi dieciocho años, lo de paz y tranquilidad, bien, pero hasta cierto punto. O sea que, todos contentos, porqué con sus más y sus menos a los tres nos cautivó y disfrutamos enormemente de sus paisajes, de los colores de sus construcciones, de sus puestas de sol y de los increíbles cielos azules.


Intentaré enumerar sin ningún orden los más y los menos bajo mi único criterio (porqué seguro que lo que para mí fuera un inconveniente para nuestra hija pudo ser un top ten).

Los más de Santorini:

1.- La espectacular morfología tanto de Fira, su capital, como del pueblo de Oia.
Ambas se encuentran construidas sobre un acantilado que cae en picado sobre el mar y se asoman a la caldera, el hueco dejado por el volcán y ocupado ahora por las aguas del Egeo.










2.- La gran capacidad de sus habitantes de hacer resurgir de los escombros del terremoto de 1956 unas construcciones tan bien adaptadas al terreno, muy sencillas pero a la vez extremadamente bellas.










3.- Pasear por Fira a las siete de la mañana y acercarse a la caldera cuando las calles están aun desiertas, los negocios cerrados y tus privilegiados ojos no dan crédito a tanta maravilla. 





4.- Los colores de la isla: el blanco y el azul. El blanco limpio de sus encaladas paredes y el azul de las cúpulas de las pequeñas iglesias que inundan todos los rincones de la isla compitiendo con el intenso azul del cielo. La imagen que nos viene a la cabeza cuando pensamos en una típica isla griega.

  












5.- Las espectaculares puestas de sol desde Fira y especialmente desde Oia y el color rosado que va envolviendo las casas con el dorado atardecer.












6.- Las increíbles, bien logradas y mágicas terrazas tanto en Fira como en Oia desde donde se puede disfrutar del paisaje, especialmente a última hora de la tarde mientras se espera la puesta de sol.












7.- El atardecer en Oia, cuando empieza a iluminarse tomando un aspecto de pueblo de las mil y una noches.



8.- Sus viñedos, bodegas y su vino. La ceniza volcánica y la lava volcánica aportan a la tierra las condiciones idóneas para el cultivo de la viña. El assyrtiko es una variedad local que se cultiva desde la antigüedad y una de las mejores cepas para elaborar el vino blanco. Se realiza un sistema de poda ancestral con los sarmientos más largos arrollados en el suelo para proteger los racimos de los rayos del sol y del viento que sopla a menudo en la isla.
Como resultado de todo ello encontramos vinos elaborados con más de 300 variedades, algunas ya cultivadas en la época clásica que se pueden resumir en tos grandes grupos: un vino blanco y seco parecido a un vino de aguja y el famoso Vinsanto (cuyo nombre significa “vino de Santorini” y no “vino santo”), un vino muy dulce y empalagoso ya conocido en tiempos de Homero. 
Leo que en Santorini se encuentra el viñedo más antiguo que aun está produciendo hoy en día después de casi 3500 años de Historia. Curiosamente, la misma afirmación la escuché el pasado mes de abril en la ciudad eslovena de Maribor.
Se pueden visitar varias bodegas repartidas por toda la isla. En nuestro caso, visitamos la pequeña bodega Gavala en el pueblo de Megalochori, una de las más antiguas y explotada actualmente por la cuarta generación de la misma familia y donde se sigue pisando la uva con los pies.











9.- Excursión al volcán de Nea Kameni. Observar las variadas tonalidades de la piedra volcánica, los diferentes cráteres, el olor a azufre y las fumarolas que evidencian la existente actividad, así como el calor que se desprende en algunos puntos de los cráteres centrales, las higueras y flores que crecen en un terreno a simple vista tan agreste.
La excursión también merece la pena para poder contemplar la caldera y el pueblo de Fira desde el mar.












10.- Descubrir que aun quedan pueblos como Megalochori que escapan de las masas de turistas y donde se puede caminar sin verse acosado por las multitudes, saboreando el paseo por sus calles peatonales que conducen a la Plaza Mayor.







11.- Visita a las ruinas arqueológicas de Thira. Pasado el pueblo turístico de Kamari, se toma un desvío y se sigue una carretera de curvas infernal pero que ofrece unas vistas impresionantes a medida que va subiendo. Arriba de la montaña calcárea que forma el cabo de Mesa Vouno se encuentra la antigua ciudad de Thira o Tera, un interesante emplazamiento arqueológico. Se pueden ver los restos de distintas civilizaciones que se asentaron, empezando por los dorios en el siglo IX a.C., siguiendo por los griegos, los romanos y los bizantinos. Son interesantes los restos de la pequeña iglesia bizantina, el antiguo templo con relieves de diferentes animales tallados en la piedra, como un león o un delfín. También los restos del ágora o las de un teatro. El emplazamiento es de considerables dimensiones y la visita es muy agradable tanto por las vistas sobre Kamari y el inmenso azul del mar de fondo, como por la brisa que corre.













12.- Escapar de las multitudes y refugiarse en la iglesia del convento de clausura de las dominicas en Fira, contiguo a la catedral católica de la ciudad para escuchar los cánticos de las monjas. El convento se fundó en 1596 y fue la única orden monástica que permaneció en la isla después del terremoto de 1956. La avanzada edad de las monjas hizo temer su desaparición pero a principios de los años 80 llegaron a Santorini las primeras monjas españolas. Actualmente son unas quince, únicamente dos de las cuales son griegas.






13.- Playas bien dotadas con parasoles de paja así como casetas para poderse cambiar cómodamente.




14.- A pesar de que no se ven tantos perros sueltos como en Atenas, sí que vimos algunos, especialmente en Oia. Me gustó que todos lleven su chapa identificativa y que se encuentren algunos dispensadores de pienso para estos animales callejeros.




Los menos de Santorini:
 1.- El gentío que invade los lugares más turísticos de la isla, especialmente las estrechas y retorcidas calles empedradas de Fira que, literalmente ,se llenan cuando desembarcan los miles de cruceristas. Ver las puestas de sol rodeados de tanta gente que hace perder gran parte de su encanto y te hace sentir como en un parque de atracciones.






2.- Estar en la playa y sentir como los vuelos chárter no dejan de sobrevolar tu cabeza, especialmente en la playa de Kamari cercana al aeropuerto.


3.- Los cientos de quads que invaden las carreteras de toda la isla y que se han convertido en uno de los principales medios de transporte para los turistas que visitan la isla en un solo día.
Encontrarse una hilera de quads aparcados en el cabo de Akrotiri, cerca del faro, fue una decepción ya que ¡ilusa de mí! pensaba que encontraríamos un lugar solitario. Menos mal que las vistas merecieron la pena.










4.- Que mucha gente no respete las normas de tráfico y que la obligatoriedad del uso de cinturón de seguridad o de casco en el caso de los conductores de motocicletas se cumpla a medias.

5.- Las procesiones de burros y mulas que transportan turistas desde el puerto viejo de Fira o desde el puerto de Oia hasta el pueblo. Adornarlos con unos ridículos atuendos y tenerlos “aparcados” a pleno sol no me pareció nada agradable por muy típico que se considere. Para evitar los 586 escalones se puede subir en un rápido y cómodo telecabina por 4€ por persona. Por la edad media de los encargados de los animales, me gustaría creer que el negocio tiene los días contados. La mayoría tienen edad de estar retirados y sus descendientes se dedican a otras actividades que les aportan mayores ingresos.








6.- No poder visitar las excavaciones arqueológicas de Akrotiri, cerradas hasta no se sabe cuándo. En septiembre de 2005, la estructura metálica que se había levantado para cubrir parte del yacimiento, se desplomó matando a un visitante, razón por la que las excavaciones se cerraron al público.
El lugar se remonta a un asentamiento de la civilización minoica que quedó sepultado por la lava volcánica. Gracias al buen estado de conservación en el que se encuentran los edificios se han podido conocer los métodos de construcción, los materiales utilizados, ordenación de las viviendas y el tipo de decoración. Como alternativa, recomiendo visitar el Museo de Tera Prehistórica donde se exhibe el material encontrado en las excavaciones, con una interesante colección de frescos, bronce, cerámica y una pieza única: una pequeña cabra de oro, la "estrella" del museo, que se encontró bajo el suelo de una casa. Teniendo en cuenta que sólo se ha excavado un 5% puede hallarse aun mucha información escondida acerca de la desaparecida civilización minoica.
  
7.- Las playas de Kokkini (o playa roja) y Messa Pigadi (o playa negra). La playa de Kokkini es bonita para ver el efecto de la piedra roja debido a su alto contenido en sales de hierro, pero está a reventar y la basura se acumula en algunos rincones.
En realidad, casi todas las playas de Santorini son de arena negra (que quema como el demonio). Sin embargo, sólo a una de ellas se la conoce como Playa Negra. No está tan atestada como la roja pero no es nada del otro mundo y también bastante sucia.









8.- En Santorini a cada paso te encuentras una iglesia, ermita, monasterio o capilla. La mayoría de ellas las han hecho construir particulares en señal de agradecimiento o simplemente para su propio uso. Es lógico que se encuentren cerradas, pero me hubiera gustado curiosear un poco su interior.






9.- El efecto crisis también se nota en Santiorini. Es cierto que los lugares más céntricos siguen con su frenética actividad, pero por los alrededores de Fira se ven bastantes locales cerrados que dan una sensación de abandono.

10.- Algunos precios abusivos. Normal, siendo un lugar tan turístico.


En conclusión, más pros que contras. Santorini es una isla preciosa, con suficientes alicientes para dedicarle unos días. Descartamos el propósito inicial de visitar Folegandros porqué los cuatro días completos en Santorini nos quedaron cortos.
Y lo más gratificante: ver a nuestra hija tan feliz por verse cumplida una de sus ilusiones. 



22 comentarios:

  1. Que xulo! sobretot "sus más". Evidenment em sobren els 4000 cruceristas, però jo em pensava que tot Santorini estava invadida i he comprobat que estava molt equivocada.
    Aprenc moltes coses amb él teu blog: no hagués dit mai que Santorini són 5 illes.
    Les fotos precioses i vosaltres guapíssims.
    Fel.licitats pel blog!

    ResponderEliminar
  2. Moltes gràcies Gore. Me n'alegro de que t'ho passis bé llegint el blog.
    Petons

    ResponderEliminar
  3. Fantástico resumen de Santorini. De Grecia solo conozco Atenas y las islas son una asignatura pendiente. El contraste entre las hordas de turistas y la tranquilidad es total y cambio mucho la percepción que tengas de un destino. Un abrazo y feliz fin de

    ResponderEliminar
  4. Hola Fernando
    Teníamos muchas ganas de conocer alguna de las islas griegas pero esto no ha servido para "aprobar" la asignatura pendiente. Bueno... diría que con un 5 pelado pero quiero ir a por nota. Conclusión: nos hemos quedado con ganas de más y Grecia continúa en mi lista de destinos pendientes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias xoxo

    Santorini tiene una luz muy bonita para la fotografía.

    ResponderEliminar
  6. Santorini es una isla de postal.
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante el compendio que has hecho. De mi pasado viaje a Grecia se me quedó pendiente visitar alguna isla y tengo claro que algún día volveré para descubrirlas, Santorini es una visita obligada.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Paco
    Totalmente de acuerdo contigo. De hecho, cuando publicaste en el blog tus fotos de Santorini fueron el último empujoncito que me faltaba.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola Helena
    Aunque en un viaje de vacaciones casi siempre predominan los aspectos positivos también me gusta ser crítica con aquello que no me acaba de gustar. Ahora bien, tal como digo, siempre bajo mi humilde punto de vista de una cincuentona medio carroza, jajajaj
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola María Teresa,

    Me ha encantado la luz de las fotos de Santorini. Los atadeceres son espectaculares !!
    Me quedé con las ganas de ir cuando visité Atenas, pero me faltaron días...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Preciosas fotos, Santorini como todas las islas griegas son bellísimas, nosotros las tenemos pendientes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola victor,
    Hola cincuentones

    Esto de tener viajes pendientes es fabuloso. La ilusión y las ganas siempre a tope.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. QUE PASADA!:)
    tienes un blog estupendo que no conocía y de la que pienso ser una de tus mas fieles seguidoras!
    y las fotografias son una pasada! lastima que esten tan pequeñas!!:)

    Uno de mis viajes soñados es ir a las islas griegas y espero hacerlo pronto! santorini es mi lugar preferido aunque no pensaba que hubiese tantiiiiiiiiisima gente... quizas mejor ir otra epoca, no?

    Bueno pues que te agrego a mis favoritos!:) porque es fantastico el detalle de lo que cuentas y tus preciosas fotos!

    un besoooo!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Juliet,
    Me alegro de que hayas tropezado con mi blog porqué de esa forma yo también he descubierto el tuyo.

    Referente a Santorini, el problema de ir en temporada baja es que muchos negocios cierran y los cielos azules escasean. De todas formas, en primavera y otoño debe ser una buena época.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Hola M Teresa,

    Me ha encantado este artículo de Santorini. Es muy detallado y, sobre todo, no se olvida de esos "contras" que siempre aparecen y de los que no todo el mundo habla.

    Aún así sólo por esas fotos y esas vistas vale la pena un viaje para allá.

    En cuanto pueda creo que va a ser uno de los destinos que no me quiero perder.

    Enhorabuena por el post. Este es un blog de viajes EXTRAORDINARIO.

    Da recuerdos a la familia y a ver si coincidimos pronto!

    Sele

    ResponderEliminar
  16. A mi me gustaron más las vistas de Oia que las de Fira si bien en ambas el atardecer es realmente mágico Saludos desde Mallorca !!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Sele
    Seguro que no tardarás mucho en dar una vueltecita por alguna isla griega.
    Yo también tengo ganas de veros y me dais mucha envidia con esos encuentros de tapa y cervecita que improvisais unos cuantos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Hola fan

    Si tengo que escoger, también me quedo con Oia.
    Gracias por tu comentario.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. blog.aragonesesviajes.com31 de agosto de 2011, 19:05

    Hola! antes que nada muy bueno el blog, te felicito!! Te queria consultar si te interesa que te envie una propuesta de un programa de afiliados que hemos elaborado en Aragoneses Viajes y que me encuentro encargada de dar a conocer, con el cual podes ganar dinero a través de tu blog, mediante los clicks que generen sobre un banner. Si te interesa enviame un mail asi te escribo y te envío la propuesta detallada. El registro al programa es gratis. Si querés podés entrar en el blog que nosotros tenemos para que veas el banner ubicado: http://www.blog.aragonesesviajes.com. También podés ingresar a la web de Aragoneses Viajes http://www.aragonesesviajes.com o si ya deseas formar parte y registrarte de manera gratuita hacé click en el siguiente enlace http://aragonesesviajes.com/programa_de_afiliados/altaafiliado.asp !!!
    Te envío un saludo!!
    Lucia

    ResponderEliminar
  20. Desde luego que es uno de los destinos más maravillosos a los que ir en vacaciones, una de las grandes islas griegas por excelencia. Felicitaciones por el blog y por las estupendas fotos presentadas. Os animo a conocer la web que he creado sobre la isla, la podeis encontrar en www.memarchoasantorini.com

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias Iñaki. Claro que pasaré por tu blog!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.