sábado, 24 de septiembre de 2011

Por el Condado de Clare: El Burren y los Acantilados de Moher

El Condado de Clare, situado en la costa occidental de Irlanda, esconde dos de los tesoros naturales más interesantes del país. Se trata de los Acantilados de Moher y de El Burren, que literalmente significa “lugar pedregoso”.
Los Acantilados de Moher son visitados cada año por miles de personas y el número sigue creciendo. Concretamente, durante los seis primeros meses de 2011 han pasado por allí 345.398 visitantes, un 19% más que en el mismo período del año anterior. Es el segundo lugar más visitado del país después de la fábrica de cerveza Guinness Storehouse, en Dublín.
En el caso de El Burren, es más difícil sacar estadísticas ya que se trata de una amplia zona de unos 300 kilómetros cuadrados y tan sólo un 5% constituye el Parque Nacional (Burren Nacional Park) con una superficie de 15 kilómetros cuadrados.
Recientemente, ambos lugares han sido incluidos dentro de un grupo exclusivo de 78 parques geológicos en 26 países, los cuales forman la llamada Red Mundial de Geoparques Nacionales (Global Network of Nacional Geoparks), un patrimonio geológico a escala mundial, amparado por la UNESCO.
Tanto la Red Mundial como la Red Europea de Geoparques (European Geoparks Network) trabajan conjuntamente para mantener el patrimonio, darlo a conocer, educar sobre el medio ambiente y promover el desarrollo regional sostenible, bajo las directrices de la UNESCO.

Acantilados de Moher


Viajar desde Cork hasta los Acantilados de Moher en transporte público es posible aunque un tanto incómodo para hacerlo en una sola jornada, ya que se encuentran en una zona algo aislada y no hay ninguna línea de autobús que tenga el trayecto directo, obligando a hacer trasbordo en Galway o Limerick desde las cuales la compañía Eireann tiene varias rutas diarias. Otra alternativa es alquilar un coche e ir a tu aire. Cruzar el sur de la isla de costa a costa lleva unas dos horas y media si se hacen de un tirón los casi 180 kilómetros que las separa. Nosotros nos decantamos por una tercera opción, la de apuntarnos a un tour organizado. Lo reservamos con Paddywagon, muy popular por sus tours divertidos y enfocados a gente joven. De hecho, creo que éramos con bastante diferencia los menos jóvenes del grupo, pero nos sentimos muy a gusto. Hacía bastantes años que no hacíamos ninguna excursión en este plan, pero nos encajaba el recorrido, las críticas que leí eran buenas, el precio de 39€ por persona estaba más que bien y la empresa me pareció seria y formal.
Como inconveniente, el que ya sabemos: tiempo limitado para disfrutar de cada lugar. Aun así, nos arriesgamos.
Salimos de la Oficina de Turismo de Cork y nos dirigimos hacia el oeste de la isla. El chófer lleva un micrófono “manos libres” y hace también de guía, dando algunas explicaciones durante el trayecto. Es un irlandés típico, muy simpático y con un sentido del humor peculiar pero habla deprisa como el demonio y suelta algunas expresiones en gaélico que hace que me cueste un poco seguirle, especialmente sus continuos chistes y bromas.
Hacemos una breve parada en Limerick, tercera ciudad del país y lugar donde se rodó la película Angela’s Ashes que ganó el Óscar a la mejor banda sonora en el año 1999. El río Shannon, el más caudaloso del país, atraviesa la ciudad y en sus orillas se levanta el gran castillo King John’s Castle.

Río Shannon a su paso por Limerick

A partir de aquí ya entramos en el Condado de Clare y el paisaje se va haciendo más y más bonito, dominado por grandes prados donde pastan las vacas, ovejas y caballos en un entorno muy rural y bucólico. Llegamos a El Burren, el único paisaje rocoso del país y considerado uno de los paisajes cársticos más grandes de Europa, una gran extensión de piedra muy peculiar que parece sacado de otro Planeta. Gracias a sus características climatológicas y geológicas, se trata del único lugar de la Tierra donde crecen flores árticas, alpinas y mediterráneas juntas e incluso 26 tipos diferentes de orquídeas. Un lugar que no sólo entusiasma a los geólogos y botánicos sino también a los arqueólogos pues se han encontrado importantes restos de antiguas civilizaciones.


Paisaje de El Burren

Paisaje de El Burren


Un magnífico ejemplo es el dolmen de Poulnabrone, nombre que procede del gaélico Poll na Bron y que significa “agujero en la piedra”. Se trata de un lugar de enterramientos del Neolítico, probablemente entre el 4200 a.C. y el 2900 a.C. Consta de una piedra plana y lisa de tres metros de largo que descansa sobre otras dos colocadas formando una puerta y éstas sobre un túmulo que da estabilidad al monumento. En el año 1985 se descubrió una grieta en una de las piedras que hacen de soporte y durante la operación de substitución de esta losa se aprovechó para excavar, descubriéndose al menos 33 personas enterradas bajo el monumento y diferentes objetos personales como una azada de piedra, un colgante de hueso, cristales de cuarzo, armas y cerámica. Debido a su situación predominante sobre el paisaje de Burren que rodea el monumento, debió ser un centro de ceremonias y rituales durante la Edad del Bronce y hasta bien entrado el período celta.


Dolmen de Poulnabrone

Aunque no estamos en la mejor época para ver flores, disfrutamos enormemente de este gran mar de piedra atravesado por grietas que se conocen como grikes donde crecen las flores y dejan al descubierto rocas aisladas llamadas clints.


Grikes (grietas) y clints (rocas)





Circulamos por carreteras muy estrechas, lo que obliga al chófer a demostrar sus habilidades cada vez que nos cruzamos con otro autocar, acompañado de unos bien merecidos aplausos. Seguimos la costa por la Bahía de Galway desde donde se divisan las islas Aran que han inspirado a tantos poetas.

Bahía de Galway

Tiempo libre para comer en un pub del pequeño pueblo de Doolin. Saboreamos una deliciosa crema de zanahorias, un roast beef con un generoso acompañamiento y una pinta de Guinness.
Nos quedamos sin postre. El postre es la llegada al punto más esperado de la excursión: los Acantilados de Moher, una increíble maravilla de la naturaleza. Este lugar ha quedado finalista entre 28 más y compite con ellos a través de votaciones populares para ser nombrado como una de las “siete maravillas naturales del mundo” cuyo anuncio se hará el próximo 11 de noviembre. 
Los Acantilados se extienden a lo largo de 8 kilómetros y alcanzan los 214 metros en su punto más elevado, al norte de la Torre O’Brien. Esta torre fue construida en 1835 por Cornelius O’Brien, un descendiente de Brian Boru (rey de Irlanda de 1002 a 1014) y actualmente se utiliza como punto de observación.




Acantilados de Moher



Torre O'Brien




Esas murallas de piedra arenisca que superan los doscientos metros sobre el mar en caída libre, impresionan a cualquiera. En sus erosionadas paredes conviven numerosos grupos de aves en grandes colonias que se han adaptado perfectamente a este hábitat.
El nuevo Centro de Visitantes inaugurado en 2007 fue diseñado para minimizar el impacto medioambiental, totalmente integrado en el terreno y adaptado al paisaje.

Centro de Visitantes
El tiempo es muy cambiante y en pocos minutos pasamos del sol a un chubasco que nos deja bien empapados. A no ser que te encuentres cerca del Centro de Visitantes no hay lugar para resguardarse y los paraguas de poco sirven porqué el viento es un acompañante fijo del recorrido. En algunos momentos, la línea entrecortada de acantilados se cubre de una neblina que apenas los deja ver, creando una aureola de misterio.
A partir de cierto punto, un cartel indica que es propiedad privada y está prohibido el paso pero la gente hace caso omiso de la advertencia.

Prohibido el paso a partir de este punto. Nadie hace caso!
Música celta ambientando el recorrido
La verdad es que es bastante peligroso porque no hay ninguna protección y muchos inconscientes no tienen ningún reparo en acercarse hasta la misma línea del precipicio tentando a la suerte. No sé si se habrán producido muchos accidentes pero los Acantilados de Moher se encuentran dentro de la lista de los "mejores" lugares donde puede uno suicidarse (17 suicidios en 1998). En el número uno de esta macabra lista está el Golden Gate de San Francisco, con 1500 suicidios… poca broma! 



Roca Great Raven




La combinación de colores, el verde de la hierba, el gris de la piedra y el azul del mar y los constantes cambios atmosféricos recrean un buen escenario para los aficionados a la fotografía y también al cine ya que son varias las películas y los videos musicales que han utilizado este lugar en alguna de sus escenas, entre ellas Harry Potter y el Misterio del Príncipe (2009).
Ya de vuelta a Cork hacemos una breve parada en Bunratty, un lugar que gira entorno a su castillo medieval.

Castillo de Bunratty

Castillo de Bunratty

  

18 comentarios:

  1. Curioso lo de los suicidos. A veces es más práctico y rentable tomar un tour que quererlo hacer por libre. siobre todo si es como éste que comentas que además de instructivo es divertido. Irlanda es otra de mis asignaturas pendientes, pero todo se andará.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Impresionantes los acantilados Moher que por cierto son 1 de las 28 finalistas en el concurso de las 7 maravillas de la naturaleza. Te paso el enlace por si deseas votarlas :
    http://www.new7wonders.com/28-finalista?lang=es

    ResponderEliminar
  3. Hola Fernando,
    Aunque los tours organizados no me atraen demasiado, a veces hay que ser práctico y en este caso lo fui. La verdad es que no estuvo mal. Hubiera pasado más tiempo en los Acantilados y en la región del Burren pero hay que reconocer que hacerlo en un día no da para más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola fan
    Gracias por el enlace. Son impresionantes y un lugar mágico pero la competencia es dura. Ya veremos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Impresionantes los acantilados, Estas rocas llenas de flores tiene que ser un espectáculo muy bello, aunque con el verdor que contrasta con el gris de las rocas también se ven unas panorámicas preciosas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Que precioso esta!
    parece que no ha cambiado nada desde que fui yo... y ya hace años!! madre que rapido pasa el tiempo!:D
    yo no hize el tour, pero los acantilados me impresionaron y enamoraron! creo que lo mejor de Irlanda es lo verde que es, parece de cuento!:)

    mUAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  7. Hola María Teresa,

    Es una buena opción el tour para gente joven. En Irlanda a los guías entre el acento gaélico y lo rápido que hablan, casi no se les entiende nada...

    Los Acantilados de Moher son impresionantes !!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Ma.Teresa!

    Otra excelente entrada y por lo que leo te has documentado muy bien. Éste reportaje podríamos tildarlo de 'estadístico', pero no deja de ser interesante conocer tantos detalles.

    Me quedo con que éstos acantalidos han inspirado a tantos poetas, a tantos artistas, claro que tienen un magnetismo único!

    Hasta la próxima y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  9. Tu blog está excelente, me gustaría enlazarte en mis sitios de turismo. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambas.

    Espero tu respuesta a munekitacate@gmail.com
    Un abrazoo
    Emilia

    ResponderEliminar
  10. Si no fuera por la lluvia...
    Pero bueno las fotos son una maravilla!
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  11. HOla,

    la verdad es que me extraña nada que la gente haga caso omiso al cartel que indica que es una propiedad privada :) ya que es un lugar genial, ademas siento tantos los visitantes, no va a ir el dueño a echaros a todos :)

    Un saludo, te espero en mi blog de viajes www.thewotme.com

    ResponderEliminar
  12. Impressionant, meravellós i també vertiginós.
    Una abraçada

    ResponderEliminar
  13. Maravillosa excursión por Irlanda. Mira que yo he estado en la fábrica Guiness, pero lo de Moher me queda pendiente...

    ResponderEliminar
  14. Gracias por vuestros comentarios. Si en algo todos estamos de acuerdo es en la maravilla de paisaje irlandés...a pesar de la lluvia como bien dice Paco.

    Saludos a todos

    ResponderEliminar
  15. Hola M. Teresa!

    Llevo un rato trasteando tus escritos sobre Irlanda y son magníficos. Es un país del que sólo conozco Dublín y del que tengo ganas de perderme en esos "pequeños y grandiosos" lugares que estás contando.

    Los tengo en cuenta porque da para un viaje realmente bonito.

    Y así me gusta, que sigáis viajando y que después nos lo cuentes a los demás.

    Un beso fuerte!!

    Sele

    ResponderEliminar
  16. Hola Sele!
    Estoy segura, segurísima, que te encantaría todo aquello. De todas formas, me parece que todavía no existe el lugar donde tú no le sabrías ver el lado positivo.
    Buen fin de semana! Besos para ti y para Rebeca.

    ResponderEliminar
  17. Ola estimada bloggera, dejame felicitarte por tu blog está excelente, me gustaría enlazarte en mis sitios de turismo. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambas.

    Espero tu respuesta a munekitacate@gmail.com
    Un abrazoo
    Emilia

    ResponderEliminar
  18. Muy buen articulo... me es de mucha informacion ya que me encanta viajar... y descubrir nuevos lugares... Felicitaciones...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.