lunes, 5 de septiembre de 2011

Por el Condado de Cork: Kinsale, Blarney y Cobh

El pasado mes de agosto viajamos unos días al sur de Irlanda. De la isla sólo conocíamos Dublín y nos apetecía ver algo de paisaje, pastos verdes, acantilados y a la vez, alejarnos de los bochornosos días de verano.

Casas de Cobh



Un típico paisaje irlandés
Volamos hasta la ciudad de Cork y nos movimos desde allí utilizando el autobús y el tren. A pesar de ser la segunda ciudad en número de habitantes, Cork es pequeña, fácil de recorrer en pocas horas. No tiene el encanto de Dublín pero es una ciudad agradable donde, al igual que en la capital, se respira un buen ambiente. De los 32 condados en que se divide administrativamente el país, el Condado de Cork, no es sólo el más grande, sino que es uno de los más ricos en paisajes, historia y cultura. Sin verse obligado a recorrer muchos kilómetros se pueden hacer interesantes excursiones, entre ellas a los pueblos de Cobh y Kinsale o al Castillo de Blarney.






Madrugando un poco se pueden hacer las tres excursiones en un día y sin agobios, ya que la frecuencia tanto de autobuses (a Kinsale y Blarney) como de trenes (a Cobh) es lo suficientemente buena para ir enlazando unos con otros sin tiempos muertos.
Así pues, salimos del hotel a primera hora de la mañana, a las siete y media ya nos encontrábamos caminando por las aun dormidas calles de Cork, lo que no es de extrañar teniendo en cuenta que era sábado.
Tras cruzar el río Lee por el puente de Brian Boru se llega a la estación central de autobuses.
Compramos los billetes de ida y vuelta para el bus nº 249 con destino a Kinsale que se encuentra a unos 29 km al sur de Cork.






KINSALE


Kinsale es un pueblo pesquero situado en el estuario del río Bandon, apreciado por sus buenos restaurantes de pescado y marisco. Llegamos a Kinsale un poco antes de las nueve y no se veía un alma por la calle. Empezamos el recorrido por el pequeño puerto, donde algunos pescadores estaban trajinando cajas con las capturas de la noche anterior. El cielo gris que dejaba escapar alguna gota, la fresca brisa, el canto de las gaviotas, el olor a mar...ummmm, Irlanda en estado puro.






Tan pronto abrieron la oficina de turismo fuimos a buscar algo de información. Aunque el pueblo es pequeño parece muy turístico y en la oficina ofrecen una buena atención al visitante. La zona más pintoresca es la Plaza del Mercado y sus alrededores, donde se concentra el mayor número de tiendas, pubs, restaurantes y algunos hoteles y bed and breakfast. 


Edificio antiguo mercado







El antiguo mercado es un pequeño edificio porticado del 1600 y reconvertido ahora en museo. Todo el barrio es muy alegre y sus callejuelas adoquinadas lucen las casas pintadas de vivos colores que me imagino ayudarán a levantar el ánimo durante los muchos días grises que tienen por esas tierras.














Uno de los edificios de mayor interés histórico es el Castillo Desmond, construido como aduana alrededor del 1500 por el noveno conde de Kinsale, un miembro de la familia Fitzgerald. Entre 1600 y 1601 se utilizó como arsenal de Don Juan de Aguila durante la ocupación española de la ciudad que duró cien días, antes de la Batalla de Kinsale, el día 3 de enero de 1602, batalla que se enmarca dentro de la guerra anglo-española del 1585 al 1604. 



Cuando se construyó el nuevo edificio de aduanas en 1641, el Castillo Desmond se convirtió en una cárcel naval. Los prisioneros de guerra eran mayoritariamente franceses, de tal manera que se empezó a conocer como la “cárcel francesa”, siendo muchos de ellos canjeados por soldados británicos. En 1751, el castillo fue cedido al pueblo de Kinsale y se utilizó como cárcel hasta 1846 y también como almacén. En la década de los 90 fue restaurado y posteriormente abierto como Museo del vino.



Siguiendo la cuesta a mano derecha se llega al convento de las carmelitas cuya iglesia visitamos. De todos modos, la iglesia que tiene más interés es la dedicada a San Multose, personaje que vivió en el siglo VI. Fue construida hacia el año 1190 en estilo románico irlandés, siendo una de las más antiguas del país. A las afueras de Kinsale se pueden visitar las ruinas de dos Fuertes militares: el Fuerte James y el Fuerte Charles, cuyas piedras son testigos de las batallas que vivió esta parte de la isla.










CASTILLO DE BLARNEY


Regresamos a Cork y desde la misma estación cogimos el bus nº 224 hacia Blarney, pueblo que se encuentra a las afueras, a unos 8 km. En Blarney se puede visitar uno de los castillos más antiguos del país y que custodia una vieja tradición: besar la piedra de Blarney, más conocida como la piedra de la elocuencia, porqué se dice que concede este don de saber expresarse en público a quienes la besan.


















La cuestión es que besar la piedra no es tan fácil como puede parecer ya que uno debe tumbarse boca arriba e inclinar la cabeza hacia atrás en una hendidura hasta alcanzarla. La verdad es que me sentí un poco ridícula pero cumplí con lo que mandan los cánones. El castillo se construyó a principios del siglo XIII y su interior está prácticamente en ruinas, quedando la torre del homenaje y algunas estancias que con la ayuda de los paneles informativos te conducen a la época medieval. Es como una gran caja vacía con una escalera que tras subir los cien escalones lleva a la parte más elevada de la torre, lugar donde se halla la famosa piedra.



No merecería la pena pagar los 10€ de la entrada si no fuera por su magnífico entorno y por los jardines. Uno de ellos es el llamado Poison Garden, en el cual todas las plantas que crecen son tóxicas.







Más interesante es The Rock Close and Water Garden, un lugar místico situado en un antiguo asentamiento druídico. Los druidas, para las sociedades celtas antiguas, eran sacerdotes con la misión de conservar y transmitir las tradiciones religiosas y administrar la justicia. Se puede realizar un corto recorrido y con la ayuda de un plano se van identificando los distintos puntos de interés: The witches stone o piedra de las brujas que viendo su forma es fácil adivinar por qué se la conoce con este nombre, un dolmen, o las estrechas escaleras que llevan a una pequeña cascada.


The witches stone o piedra de las brujas





Dolmen
Estas escaleras se conocen como “the wishing steps” y según la leyenda, a quien las baje con los ojos cerrados se le cumplirán todos los deseos.


The wishing steps o escalera de los deseos

Aproximadamente en el centro de la gran finca de 24 hectáreas se encuentra la Blarney House, una mansión reformada en 1874 en estilo señorial escocés y residencia de la familia Colthurst desde el siglo XV.
Hay dos senderos señalizados, el llamado Lake walk (45 minutos) que conduce a un lago y el Woodland Walk que se puede recorrer en una hora y media.








COBH


Visto el castillo de Blarney y sus jardines, nuestro siguiente objetivo era Cobh (Queenstown hasta 1921) por lo que nos vimos obligados a volver a Cork para coger el tren. Salen trenes cada treinta minutos durante las horas centrales del día (algunos menos los domingos) y el trayecto Cork – Cobh dura tan sólo 25 minutos.
En la misma estación está el Cobh Heritage Centre. Delante y de cara al mar, la bonita escultura de la joven Annie Moore y sus dos hermanos. Esta adolescente fue la primera persona registrada en el Centro de Inmigración de Ellis Island. Fue el dia 1 de enero de 1892, fecha en que se inauguró en Ellis Island la instalación por la que tendrían que pasar a partir de aquel momento, todos los inmigrantes que llegaban a New York. Una estatua parecida de la muchacha se encuentra en el Museo de Inmigración de Ellis Island como homenaje a todos los que llegaron a la ciudad de New York en busca de un futuro mejor.





Visitamos el Cobh Heritage Centre, una exposición que explica las vivencias de los dos millones y medio de irlandeses que abandonaron el país con destino a los Estados Unidos de América desde este puerto de Cobh, entre 1844 y mediados del siglo XX debido a la gran hambruna y miseria que asoló el país como consecuencia de la pérdida total de la cosecha de la patata (entre 1844 y 1848) por un hongo desconocido hasta el momento.












Condiciones durante los viajes en barco
También se expone material acerca del desastre del Titanic, pues Cobh fue el último puerto donde hizo escala el trasatlántico antes de su viaje, y de la tragedia del Lusitania, como recuerdo a los cientos de personas que murieron a consecuencia del hundimiento del trasatlántico por un submarino alemán en 1915, hecho que provocó la entrada de EEUU en la Primera Guerra Mundial. En ese aspecto, tiene un cierto parecido con el Museo Marítimo de Liverpool, a pesar de que este último es mucho más completo e interesante.
Continuamos disfrutando de la soleada tarde de sábado que seguro animó a muchas familias a salir a la calle. Por la zona de la estación, donde se encuentra el paseo marítimo, se podía ver a mucha gente paseando o en bicicleta, otros pescando y algunos leyendo tranquilamente sentados en un banco a la orilla del mar. Ya en el centro del pueblo, el ambiente festivo se multiplica: muchas paradas de artesanía, atracciones de feria, competiciones de regatas, actuación de grupos musicales… y mucha gente llenando toda la zona del puerto, comiendo y bebiendo cerveza.













Nos alejamos un poco del barullo y subimos por las empinadas calles hasta la Catedral de San Colman, una enorme construcción, desproporcionada si tenemos en cuenta el número de habitantes de la localidad. Se construyó en estilo gótico francés entre 1868 y 1915, año en que se acabó la estilizada aguja que se ve de todos los rincones del pueblo. El carillón es el más grande de Irlanda y consta de 47 campanas con un peso total de 17380 kilos que, junto con el reloj, se instalaron un año después de construida la torre.  
Delante de la catedral hay una gran explanada, que a modo de terraza sobre el puerto y la parte baja del pueblo, es el mejor mirador de Cobh.  









Desde la catedral, se ve la parte trasera de las tan fotografiadas casas de Cobh con sus fachadas de colores siguiendo la pronunciada pendiente hasta llegar al mar. Bajamos de nuevo hasta el puerto por la Lower Middleton street, donde tienen la entrada principal las pintorescas casas que con sus colores azul, verde, rosa, amarillo se aferran a la colina bajo la sombra de la Catedral.











Ya de regreso a Cork, la última sorpresa del día. En una de las estaciones del recorrido Cobh – Cork vimos en el andén y en las ramas de los árboles unos animalillos parecidos a unos mapaches que con sus grandes ojos miraban descaradamente hacia el tren.
Nos pareció algo extraño y posteriormente busqué información al respecto. Efectivamente, el periódico The Irish Times del día 6 de mayo de 2011, publicaba una noticia que hacía referencia al avistamiento de un mapache por esa zona. Según comentaba la noticia, alguien había avisado de la presencia de uno de estos animales y el “Centro Nacional de Datos de Biodiversidad” manifestaba su preocupación acerca de esta especie nativa de Norteamérica e introducida en el país de forma ilegal, por la potencialidad de transmitir nuevos parásitos y enfermedades que pudieran afectar a la población y a las especies nativas.

Y después de un día tan intenso, qué mejor que una buena pinta de cerveza, que para quien no lo sepa (por ejemplo yo, hasta ahora que lo he buscado) equivale a 568.26125 ml en el Reino Unido y a 473.17647 ml en Estados Unidos. Tiene guasa lo de las cinco cifras decimales!

38 comentarios:

  1. ¡Una ruta muy completa!
    Me ha hecho gracia lo de pintar las casas de colores vivos para alegrar por no ver el Sol. Un compañero de trabajo, tiene a su hermana viviendo en Dublín y me comenta que a los bebés les tienen que dar vitaminas para suplir la carencia de sol. Lo que aquí se arregla paseando con el bebé por la calle allí lo tienen que administrar via pastillas!!
    ¡Menudos lugares me estás descubriendo este año! A Irlanda le tengo muchas ganas.
    Un saludito ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola!, geniales imágenes las que compartes en tu blog, ya tienes un seguidor más para seguir disfrutando de tus destinos y fotografías.
    Te invito a visitar mi nuevo blog en www.thewotme.com ... modesto pero .. bueno, empezando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Helena
    En realidad no sé si pintan las casas de colores por ese motivo, es una suposición mia pero bien podría ser cierta, no crees?
    Gracias por tu comentario

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Hola Alfonso
    Bienvenido al blog. Yo también me he hecho seguidora tuya. No he tenido demasiado tiempo aun para leerlo pero tiene muy buena pinta.
    Nos vemos por aquí

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. He ido a Irlanda, pero me he quedado solo en Dublin. Tiene una pinta este sitio fenomenal!

    ResponderEliminar
  6. Hola María Teresa,

    Me ha gustado mucho las casitas de colores de Kinsale y también las de Cobh, preciosas. Y muy bonito, el entorno de los jardines del castillo de Blarney.
    Qué sorpresa !! lo de los mapaches por Irlanda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Ma.Teresa, muy buena la elección de éste rincón para vivenciar algo del 'espíritu irlandés'. Siempre pienso que me encantaría recorrer el interior del país porque, como muchos, sólo conozco Dublin...

    Como siempre muy completo e interesante lo que nos cuentas, y las imágenes así lo ilustran.
    No sabía lo de la estatua a la niña y sus hermanos, considerados los primeros inmigrantes irlandeses registrados en Ellis Island: como viví en NYC y conozco muy bien ése museo, ahora por fin puedo 'saber' de dónde prosedía aquella familia!

    Un saludo grande y otra vez muchas gracias por compartir tan rica información!

    ResponderEliminar
  8. No conocemos nada de Irlanda y vemos que nos perdemos parajes maravillosos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Paco,
    Esa zona de Irlanda tiene muchas cosas interesantes en pocos kilómetros a la redonda. Seguro que te gustaría.

    Hola Víctor,
    Las casas de colores dan un toque muy especial a esas ciudades. A mí me encantaron!

    Hola Gus,
    La mayoría de gente que viaja a Irlanda se queda sólo con Dublín pero merece la pena ver algo más. A ver si te animas!

    Hola cincuentones,
    Lo mismo que le he dicho a Gus; a ver si os animáis y podéis añadir Irlanda a vuestra lista de futuros destinos.

    Un abrazo y gracias a todos por comentar.

    ResponderEliminar
  10. Hola Maria Teresa.

    Magnífico como siempre el reportaje. Si cuando yo digo que merecerían ser publicados en revista de viajes es por algo. Amena narración + excelentes fotos = gran reportaje.
    Muy bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Fernando.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  12. M. Teresa,

    Que entrada tan magnífica y las fotos son realmente increíbles!!! Felicidades!

    Hace ya muchos años que estuve por Cork(cuando vivia por tierras irlandesas) y con este artículo me has hecho entrar unas ganas tremendas de volver por allí!

    Menudo viajecito más chulo!Irlanda es un lugar increíble!

    Un petonàs!

    ResponderEliminar
  13. Hola Carol

    Carai chica! veo que eres internacional. Sabía que naciste y habías vivido en Andorra y que ahora paras por tierras riojanas, pero no sabía que también habías vivido en Irlanda. Lucky you!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. QUE MARAVILLA!
    quiero volver a IRLANDA! estube hace años, aprendiendo inglés a fondo (madre mia, ya hace 7 años!! jejejeje) y la verdad es que me quedé con ganas de conocer más.

    Yo he estado en Dublin, en Galway (me enamoró) y en Delphy y la verdad es que me muero de ganas de volver! Siempre he querido ir a Cork porque es famoso por su belleza y viendo tus fotos todabia tengo más ganas de ir!!!
    MUUUUAAAAA

    ResponderEliminar
  15. Hola juliet
    Venga va! anímate y escápate a Irlanda unos días.
    Un abrazo

    M.Teresa

    ResponderEliminar
  16. m'ha encantat el teu bloc, bona feina
    salutacions

    ResponderEliminar
  17. Estava esperant l'ampliació del vostre últim viatge i amb ganes de posar-me al blog, però per feina ho he hagut de retrassar fins avui, ja que quan m'hi poso necessito temps.
    Què xulo! la majoria de comentaris diuen de les cases de colors, realment criden l'atenció. La Maria em diu si són de cartró.
    Novament felicitats pel blog i no et cansis d'ampliar-lo.

    ResponderEliminar
  18. Moltes gràcies Jordi, aquests comentaris sempre animen.

    ResponderEliminar
  19. Hola germaneta... m'agrada que t'agradi. M'ha fet molta gràcia el comentari de la Maria...unes cases de cartró en un país que sempre hi plou no seria gaire bona idea.
    Petons

    ResponderEliminar
  20. Hola Teresa! M'ha fet molta gràcia llegir i veure les fotos de Cobh; és un lloc que estimo molt. Enhorabona pel bloc, feia temps que no hi entrava i veig que està creixent molt. M'agrada molt llegir-lo i de tant en tant m'apunto alguna referència.
    Una abraçada,

    David.

    ResponderEliminar
  21. Hola David!
    M'imagino que Cobh per tu deu ser quasi com una segona casa. M'alegra que passar per aquí t'hagi portat bons records.
    Un petonàs

    ResponderEliminar
  22. Hola!
    Tenemos intención de viajar a Cork en mayo y nos ha encantado la ruta. Tus comentarios nos han ayudado mucho a preparar nuestro viaje. Las fotos son estupendas! Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  23. Hola Manuela

    Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que os haya sido útil para preparar vuestro viaje. Espero que lo paséis muy bien por aquellas verdes tierras!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  25. Hi there! I'm at work browsing your blog from my new iphone! Just wanted to say I love reading through your blog and look forward to all your posts! Keep up the outstanding work!

    Feel free to visit my blog post: dailycatchforums.com

    ResponderEliminar
  26. Article writing is also a fun, if you be familiar with then you can write if not it is
    complex to write.

    Here is my site - http://www.basearticles.com/Art/1185819/228/Terrible-Credit-Score-Loan-Solutions-How-To-Secure-The-Money-You-Want.html

    ResponderEliminar
  27. Estoy planteándome visitar Cork y tu crónica me ha resultado muy útil e interesante , muchísimas gracias. Precioso lugar.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te resulte útil. Sobre la ciudad misma de Cork no expliqué nada en su momento pero también nos gustó mucho. Espero que disfrutes el viaje.

      Un saludo

      Eliminar
  28. Querida M. Teresa,
    Gracias por publicar tan ilustrativo resumen de vuestra excursión. Estamos organizando nuestras vacaciones a Cobh, y me ha encantado todo lo que he visto en tu blog.

    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, comentarios como el tuyo animen a seguir con el blog.

      Un saludo

      Eliminar
  29. Hola M. Teresa,

    Solo unas lineas para agradecerte tu trabajo. Mañana comienzo un viaje por Irlanda con base en Cork y no sabía como aprovechar la tarde. Ojalá tuviera tu capacidad de síntesis, ¡y sobre todo de transmitir!

    Lo mío son más bien diarios de viaje con carácter retrospectivo, pero es un disfrute recordar vivencias 2 años después.

    http://deturismoexpress.blogspot.com.es

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco, espero que lo pases muy bien en Irlanda. En los alrededores de Cork y dentro de un diámetro relativamente corto, tienes mucho por ver.
      Buen viaje!

      Eliminar
  30. Hola, tengo intención de visitar Irlanda, unos días en Dublin y el resto en Cork, el año que viene, y no se si ir a final de Mayo o a primeros de Septiembre ¿qué fecha me recomiendas de las dos?
    Maravillosa descripción de tu viaje, está muy detallado todo y viene muy bien para tomar notas!
    Gracias y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto del tiempo es como la lotería. Creo que tanto la primavera como el otoño es una buena época aunque en Irlanda el tiempo de puede cambiar de un extremo a otro en pocas horas, suelen decir que en un día puedes tener las cuatro estaciones. Ya sabes que llueve mucho, todo es cuestión de suerte. Quizás en mayo disfrutarás de más horas de luz pero el paisaje está bonito en cualquier estación del año.

      Espero que lo pases muy bien. Un abrazo

      Eliminar
  31. Tengo pensado visitar Dublín, e ir un día de excursión a Cork, estar algunas horas en allí y visitar ambos pueblos pesqueros, y por la noche regresar a Cork para regresar a Dublín, no sé si me daría tiempo. En ambos pueblos igual estaría 1h en cada lugar.

    ResponderEliminar
  32. Creo que es un poco justo, pero si aprovechas bien el día se puede hacer. Los pueblos son pequeños y se ven rápido, pero Cork es una ciudad bastante grande, por lo que sólo te harías una ligera idea.
    Buen viaje!

    ResponderEliminar
  33. Creo que es un poco justo, pero si aprovechas bien el día se puede hacer. Los pueblos son pequeños y se ven rápido, pero Cork es una ciudad bastante grande, por lo que sólo te harías una ligera idea.
    Buen viaje!

    ResponderEliminar
  34. Wow! Tremendo! Me ha gustado mucho vuestra experiencia en Cork. Yo llevo 2 meses viviendo aquí. Aún no he tenido oportunidad de ver todo lo que visteis vosotros, pero voy poco a poco... La ciudad es muy agradable y la gente simpática y cercana. Quienes quieran conocerla en un día les recomiendo esta ruta: http://www.walkingo.com/route.php?city=488
    Saludos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.