miércoles, 12 de octubre de 2011

Un domingo en el Priorat

Visitar la comarca del Priorat es recomendable en cualquier época del año pero nunca antes lo había sentido tan hermoso como el pasado fin de semana. Un domingo de octubre, relativamente fresco, pero con un cielo azul limpio y claro que embellecía especialmente el paisaje. Quedan ya pocos días para que finalice la vendimia, el campo está tranquilo pero no las bodegas, donde se concentra toda la actividad, incluso en domingo. Aquí es donde queda ahora el trabajo, un trabajo que consiste, no sólo en elaborar y vender buen vino, sino en el arte de saber vender una cultura, una tierra de características únicas y especialmente un amor a las raíces y a la tierra que transmite cualquier vecino del Priorat que después de muchos años de sentirse infravalorados respecto otras zonas vinícolas, han aprendido a recuperar su autoestima.
La visita de unos buenos amigos que no conocían la zona, nos sirvió de excusa para acompañarles y enseñarles algunos de los lugares más emblemáticos de la Comarca.

Vista desde Siurana



Paisaje del Priorat

El Priorat es de relieve muy accidentado y la mayoría de sus pueblos se encuentran a los pies de la Sierra del Montsant, formada por imponentes conglomerados que configuran un paisaje único y una relación con el hombre de alto valor simbólico que viene de siglos atrás cuando se fundó en Scala Dei, la primera cartuja de la Península Ibérica. Fue en el año 1194 bajo reinado del rey Alfonso II de Aragón, cuando éste cedió las tierras a los monjes de esta orden francesa con la finalidad de repoblar la zona conquistada unos años antes por los ejércitos cristianos. El nombre de Scala Dei significa en latín “escalera hacia Dios” y su origen se encuentra en la leyenda que cuenta como un pastor veía en sueños a unos ángeles que subían al cielo por una escalera en el lugar donde pastaba su rebaño. Los monjes cartujos que estaban buscando el mejor lugar para construir el monasterio, lo interpretaron como una señal divina y escogieron este paraje envuelto de montañas, en plena Sierra del Montsant. La Cartuja de Scala Dei llegó a disponer de muchas propiedades ya que contaba con el favor de los monarcas aragoneses y españoles y tuvo además espléndidos benefactores que fueron incrementando su patrimonio con importantes donaciones. Fue tal su importancia que dieron nombre a toda una comarca geográfica: Priorato o tierras del prior. Los cartujos aportaron nuevas técnicas de cultivo de la vid que se extendió en todas sus tierras.

Sierra del Montsant

Cartuja de Scala Dei
La Cartuja vivió épocas de gran esplendor que se vio truncado en 1835 cuando grupos exaltados de movimientos anticlericales quemaron el monasterio y lo saquearon dejándolo prácticamente en ruinas y provocando la huída de los monjes.
Poco después, tras el proceso de desamortización de Mendizábal, todos los bienes del clero incluidos los restos del monasterio de Scala Dei y todas las tierras, fueron subastados pasando a manos de una clase media burguesa rural, en concreto, a manos de las familias Peyra, García-Faria, Rius y Rialp.
A finales del mismo siglo XIX, la filoxera acabó con los viñedos del Priorat y no fue hasta mediados del siglo XX cuando se comenzó a replantar con la intención de recuperar lo que se había estado cultivando durante ocho largos siglos.
En cuanto a la Cartuja, fue declarada Monumento Histórico- artístico en 1981 y en el año 1990, la familia de viticultores Peyra, propietaria desde la desamortización, la cedió a la Generalitat de Cataluña que empezó una larga y complicada tarea de limpieza y restauración, de la cual todavía queda mucho por hacer.
A pesar de su estado ruinoso, la visita de la Cartuja es indispensable si se viaja al Priorat y una vez allí no es difícil entender por qué los monjes escogieron este lugar.
Recomiendo hacer la visita guiada ya que con las explicaciones de un buen guía y una importante dosis de imaginación, el recorrido se hace mucho más ameno. 
Desde el punto de vista arquitectónico, lo poco que queda en pie es el sobrio portal barroco de la Madre de Dios. De la cartuja medieval original y de las posteriores reformas de los siglos XIV y XV no queda prácticamente nada, ya que en los siglos XVII y XVIII se renovó casi por completo aunque manteniendo su antigua estructura.

Portal barroco de la Cartuja







Es muy interesante la reconstrucción que se ha hecho de una de las celdas, que permite hacerse una idea de cómo vivía un padre cartujano, nada mal si lo comparamos con el modus vivendi de aquella época.
Explicaría muchas cosas interesantes que aprendí sobre esta orden monacal y su modo de vida, concretamente en estas tierras del Priorat, pero espero que los que no conocéis este lugar, lo podáis descubrir por vosotros mismos.





Reconstrucción de una celda











Las celdas de los padres cartujanos, tenían incluso un pequeño claustro privado

Tampoco puede faltar una visita a una de las muchas bodegas, tanto particulares como cooperativas y especialmente en época de vendimia. En todos los pueblos del Priorat, el turismo enológico es una fuente de ingresos importante por lo que todos los pequeños negocios relacionados con esta actividad abren también en domingo. En otras ocasiones, hemos visitado bodegas modernas, de diseño innovador, pero esta vez preferimos entrar en una de las bodegas más emblemáticas de Scala Dei, Cellers Scala Dei.

Cellers Scala Dei - Familia Peyra



Sus orígenes se remontan al siglo XIX cuando los bisabuelos de los actuales propietarios compraron en subasta tras la desamortización de Mendizábal, parte de las tierras antigua propiedad de los monjes cartujanos. Desde el año 2000, el grupo Codorníu forma parte del accionariado en un 25%. Es un placer dejarse llevar por expertos y sobretodo por gente que vive su trabajo y cree en lo que hace. Los diferentes microclimas del Priorat, los contrastes entre la montaña y los valles, el suelo de llicorella, una pizarra roja y negra que obliga a la vid a buscar los nutrientes en profundidad, raíces por otro lado, que le permitirán a protegerse del viento … todo esto hace que esta pequeña zona geográfica obtenga unos vinos únicos y de gran calidad reconocidos cada vez más en el mundo entero.













Parte de las instalaciones de Cellers Scala Dei se ubican en antiguas dependencias de los cartujanos, como las cavas de crianza con gruesos muros de piedra, donde se almacenaban las barricas que los agricultores pagaban como impuesto a los monjes, propietarios de las tierras que cultivaban.






Ninguno de nosotros es un experto en vinos, pero os aseguro que cuando pasamos a degustarlos, por lo menos yo, supe apreciar muchas de las cualidades que nos intentaron transmitir con tanta pasión y a la vez con tanta humildad.




Para comer nos desplazamos a Cornudella del Montsant. La Fonda El Recó es un antiguo hostal,  parada de carros y caballerías que abastecía a los mercaderes que bajaban de las tierras de Lérida hasta Tarragona y viceversa. Existe constancia que su actividad se remonta como mínimo a finales del siglo XVII.

Entrada de la Fonda de Cornudella
A 8 kilómetros de Cornudella se encuentra uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Tarragona. Se trata de Siurana, un pequeño enclave situado en lo alto de una formación rocosa caliza, rodeado por la Sierra del Montsant y bajo sus pies las azules aguas del embalse que lleva el mismo nombre. Por su situación estratégica, se convirtió en lugar de defensa importante en el siglo IX, siendo el último reducto árabe en Cataluña. Se pueden ver las ruinas del antiguo castillo árabe, cuya épica conquista dirigida por Beltrán de Castellet finalizó en 1153 (en 1154 según otras fuentes).


Vista de Siurana. (Foto descargada de la red)

Vista aérea de Siurana (Foto descargada de la red)

Iglesia de Siurana

Embalse de Siurana desde el pueblo
Siurana
Y como no puede haber castillo sin princesa ni princesa sin leyenda, en Siurana son poseedores de la leyenda del “Salto de la Reina Mora. Existen versiones más románticas y otras más épicas y algunas de ellas llenan bastantes hojas, pero resumiendo diré que cuando los cristianos entraron por fin en Siurana después de varios meses de asedio sin poder penetrar en su fortaleza (se dice que lo consiguieron con la ayuda de un judío que les traicionó), la bellísima reina mora Abd-el-azia, antes que entregarse al enemigo, prefirió coger su caballo blanco y precipitarse al vacío. Y si alguien no lo cree, aún hoy en día se puede ver la marca de la herradura que dejó el animal en el suelo, sobre la roca, debido al fuerte impulso que cogió antes de su salto al abismo.


Marca  que dejó el caballo en la piedra según cuenta la leyenda


Lo que sí se conserva en buen estado, es la iglesia románica de única nave dedicada a Santa María, construida entre los siglos XII y XIII tras la entrada de las tropas cristianas. 


Iglesia Santa María. Siurana


Puerta románica Iglesia Santa María

Detalle puerta

Detalle columnas

Ventana ábside.
Además de su belleza natural, Siurana es un paraíso para los escaladores del mundo entero que acuden al pequeño pueblo para desafiar la ley de la gravedad.




La carretera que lleva a Siurana se encuentra en perfecto estado (con muchas curvas, eso sí) pero una buena manera de llegar al pueblo es dejar el coche en Cornudella y seguir el antiguo camino empedrado. El desnivel es importante, pero es realmente bonito.

Para acabar el día llegamos hasta Prades, otro de los pueblos más bonitos de Tarragona. Prades ya no pertenece al Priorat, sino a la Comarca del Baix Camp y gracias a su buena temperatura, es un lugar típico de veraneo para muchas familias de Reus y alrededores. Se la conoce como la vila vermella (villa rojiza) debido al color de la piedra arenisca que se utilizó para construir los edificios más emblemáticos. El centro histórico se encuentra en la interesante Plaza Mayor, una plaza porticada donde destaca la Iglesia de Santa María y la original fuente renacentista, la única en Catalunya de este estilo. Su forma esférica representa el globo terráqueo y los cuatro caños, los puntos cardinales. Una vez al año, por la festividad de Sant Jaume, se celebra la Festa del Cava y ese día, de la fuente emana cava en lugar de agua, una buena ocasión para quedarse a dormir en el pueblo.


Prades. Plaza Mayor y  fuente renacentista

Pórticos en la Plaza Mayor de Prades

Prades. Iglesia de Santa María

Fuente de Prades


20 comentarios:

  1. Hola Ma.Teresa!

    Sumamente interesante lo que nos muestras hoy, porque personalmente desconocía la existencia de éstos pueblos y de ésos paisajes tan bellos... siempre me llama la atención el estado de 'ruina' del patrimonio arquitectónico español, comparado con los de Francia, que han sabido preservarlos y explotarlos tan bien. En fin, supongo que tendrá que ver con la idioscincracias de cada pueblo...

    Realmente es muy bella Tarragona, he estado por allí en agosto del 2008 y lo he disfrutado muchísimo!

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Hola Gus

    Tienes razón, Tarragona es muy bella a pesar de la mala fama ganada gracias a tanta industria química y a las centrales nucleares. Además, se ha promocionado durante años un turismo de sol y playa pero hay lugares preciosos en el interior que merece la pena visitar.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Da gusto pasear por la historia y los paisajes contigo. Hay una cosa de los cartujos que me llama la atención. Allí donde están o han estado siempre hay cipreses. Lo de la desamortización de Mendizabal debió ser al final un despropósito tremendo o mal calculado porque se perdió mucho patrimonio.

    En cuanto a los vinos, (no soy experto) los del priorato siempre me han parecido fantásticos. Lo malo, que no son baratos y son difíciles de encontrar.

    Un buen post, buenas fotos y bella zona.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Fernando,
    La simbología que se esconde tras los cipreses es muy interesante y muy amplia. Para nuestra cultura vendría a simbolizar la unión entre el cielo y la tierra y supongo que por ese motivo se encuentra en monasterios y también en los cementerios.

    Respecto a los vinos del Priorat, no son los más baratos, en eso estamos de acuerdo, pero su bajo rendimiento y su escasa producción no puede jamás competir en precio con otros vinos. De todas formas, seguro que en Madrid los encuentras, al menos en tiendas un poco especializadas. Y si no, ya sabes, una buena excusa para acercarte por aquí. Estaría encantada de poder acompañarte.

    Un abrazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Que cambio han dado los vinos del Priorato!
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  6. Hola Paco
    Tal como comento, no soy una experta en vinos pero parece ser que la profesionalización en la elaboración de estos vinos ha ayudado a potenciar sus características diferenciales. Ayudado, claro está, de un buen márketing.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola María Teresa!
    Ultimamente rondaba por mi cabeza la idea de hacer una escapada a Tarragona y no sabía yo lo bonita que es esta zona...
    Volveré a tu relato cuando me lance porque, como siempre, lo explicas todo de maravilla.
    Además, ¡tengo que probar esos vinos!
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola Helena,
    Hay muchísimos lugares bonitos en Tarragona, empezando por la misma ciudad. No te defraudará.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola María Teresa,

    Gracias a tu relato he descubierto la comarca de Priorat. Muy intesante la visita guiada a la cartuja y la cata en la bodega.
    Qué encanto tiene el pueblito de Siurana con la iglesia románica de Santa María, una preciosidad.
    Y no se queda atrás, el pueblito de Prades con su coqueta plaza mayor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Víctor
    Me alegro de que te haya parecido interesante la Comarca del Priorat. A ver si te animas a contarnos alguna cosa sobre tu tierra, que Asturias tiene lugares preciosos y muchos desconocidos para mí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Un lugar maravilloso aunque parece que no muy turístico, quizás por ellos esas iglesias y lugares conserven la esencia de lo que eran.

    Por cierto, te he enlazado como blog al que sigo (web amiga) en mi blog de viajes "the world thru my eyes".

    Un saludo.
    Alfonso
    www.thewotme.com

    ResponderEliminar
  12. Què bonica és la zona on vivim! Prades i Siurana fa relativament poc que hi vàrem anar, però al Priorat fa temps que no la visitem i mai ho hem fet havent llegit abans un blog com el teu, amb els teus comentaris quasi poètics.
    Ja m'extranyava a mi que no fessis menció de la llegenda del "salt de la reina mòra" recordo com m'impressiova quan ens l'explicava l'avi! i com li agradava anar a veure el Pantà!, desprès l'he recordat fins i tot he sabut com es deia la reina.
    Novament he disfrutat amb els teus relats i fotografies.
    Petons

    ResponderEliminar
  13. Me encanta conocer sitios así cerca de casa!:D
    este domingo estube en Girona (ciudad que me encanta, pero a la que he ido solo unas pocas veces) ya que mi novio nunca habia estado (tiene disculpa: es de Madrid jaja) y nos enamoró (a mi de nuevo) la ciudad. Es tan fantastico... habia rincones que parecían un autentico pueblo de la Toscana!:) es genial poder pasar el dia cerca de casa en lugares tan bonitos!
    UN BESAZO!

    ResponderEliminar
  14. Hola Goretti

    Tens raó, sempre que vaig per Siurana i veig el pantà no puc evitar recordar l'avi.
    Petonets

    ResponderEliminar
  15. Hola Juliet
    A mí también me encanta hacer excursiones cortas de fin de semana y descubrir o simplemente recordar lugares preciosos que tenemos cerca de casa, que son muchísimos.
    En Girona estuvimos el año pasado y después de muchos años de no haber estado por allí, encontré una ciudad muy cambiada y con mucho encanto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Mis abuelos y mi padre, son de Cornudella! Para mi ha sido una suerte poder disfrutar del pueblo y sus alrededores desde pequeña.
    Me ha encantado el post.
    Moltes felicitats! i Salut!

    ResponderEliminar
  17. Hola Òscar i Noe

    Bona gent a Cornudella! M'ha agradat trobar el vostre blog. Moltes gràcies pel vostre comentari.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  18. Precioso reportaje del Priorat, hemos estado por allí y ha sido muy grato recordarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Muy didactico, con tu permiso coloco un enlace aquí desde Facebook, pues me ha parecido muy interesante y que vale la pena dar publicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abel, ningún problema, al contrario, encantada de que lo encuentres interesante.

      Un saludo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.