domingo, 6 de noviembre de 2011

Lourdes y el turismo religioso

Dicen que la fe mueve montañas, pero lo que seguro mueve son millones de euros (o de dólares y divisas varias) en todos los rincones del Planeta bajo lo que se conoce como turismo religioso. Los desplazamientos por motivos de devoción religiosa vienen de tiempos ancestrales y se siguen practicando en todas las culturas, independientemente de los credos o las clases sociales. En muchos casos, más allá del fenómeno religioso, se trata simplemente de seguir con una tradición o aprovechar los atractivos del lugar que se visita. Millones de peregrinos realizan anualmente este tipo de viajes a lugares considerados sagrados, ya sean ríos, montañas, cuevas, lagos, santuarios, monasterios, tumbas de santos, etc. Se me ocurren una infinidad de destinos religiosos repartidos por los cinco continentes, por poner algunos ejemplos: La ciudad del Vaticano, la Kaaba en la Meca, el Muro de los Lamentos en Jerusalén o la misma ciudad de Jerusalén que junto con Belén y Nazareth forman los principales escenarios de Tierra Santa, el río Ganges y Benarés en India y tantísimos más que podrían llenar páginas y páginas.
En la mayoría de destinos se ha desarrollado una potente industria turística que gira alrededor de este fenómeno religioso dejando suculentos beneficios.

Vista Basílicas desde el Castillo de Lourdes


Un claro ejemplo, lo encontramos en la ciudad de Lourdes, uno de los lugares de peregrinación principales de Europa y del mundo. El pasado puente de Todos los Santos viajamos de nuevo a Francia, esta vez para acompañar a mis padres a Lourdes y conocer las cercanas ciudades de Pau y Tarbes. Actualmente, Lourdes es una ciudad con poco más de 15.000 habitantes que recibe anualmente casi 6 millones de visitantes de unos 150 países. El pequeño pueblo de los Pirineos cambió el destino de su historia en 1858, cuando Bernardette Soubirous, que contaba con 14 años de edad, vio en 18 ocasiones a la Virgen que se le aparecía en una cueva. El Vaticano ratificó las apariciones como auténticas, y la joven que profesó posteriormente como monja, fue beatificada en 1933.

Procesión en Lourdes

Multitudes siguiendo la procesión
No hace falta decir que absolutamente todo gira alrededor de este hecho y las multitudes llenan los más de 250 hoteles, los restaurantes y dan negocio a infinidad de tiendas donde se venden estatuillas, rosarios, crucifijos y botellas de plástico con la forma de la Virgen para llenar con el agua bendita.

Botellas para llenar de agua

Típicos objetos religiosos que se encuentran en las tiendas de Lourdes
La edificación de los santuarios se inició diez años después de las apariciones. En la actualidad ocupan una superficie de más de 50 hectáreas, donde se sitúan 48 complejos de edificios como los centros de acogida de enfermos, las basílicas y las iglesias. Enfermos de todos los rincones acuden para sumergirse en las piscinas situadas cerca de la gruta de las apariciones, esperando una curación milagrosa.


Basílica de la Inmaculada Concepción




Cúpula de la Basílica Ntra Señora del Rosario

Interior basílica Ntra Señora del Rosario

El lugar más venerado es la conocida Grotte de Massabielle (cueva de Massabielle), conocida también como Grotte Miraculeuse (cueva milagrosa) o Grotte des Apparitions (cueva de las apariciones) que permanece abierta las 24 horas del día y sus paredes aparecen erosionadas por el roce de las manos de millones de personas que han pasado por allí. Al lado, se encuentran las 19 bañeras con zonas separadas para hombres y mujeres, donde los voluntarios ayudan a enfermos y no enfermos a sumergirse en el agua helada durante unos segundos.

Gruta de las Apariciones

El Camino del Calvario de 1,5 kilómetros, sube por la ladera del bosque y va siguiendo las 14 estaciones del Via Crucis. Los más devotos suben hasta la primera de rodillas por la llamada Scala Santa.

Camino del Calvario

También despiertan mucho interés los lugares relacionados con la vida de Bernardette Soubirous, como el Molino de Boly, donde nació, o el Molino Lacade, conocido también como la “maison paternelle” donde vivió de 1858 a 1860 y donde murieron sus padres. El Molino de Boly está gestionado por monjas y su visita es gratuita. El Molino Lacade está gestionado por una pariente lejana de la santa y se pagan 1.5€ para entrar, un precio simbólico ya que el negocio se sustenta de la tienda de recuerdos que se encuentra al final del recorrido.

Molino de Boly, casa natal de Bernardette Soubirous

Molino de Boly

Molino de Boly

Interior del Molino Lacade

Para alejarse de las multitudes de Lourdes, es aconsejable desplazarse hasta el pueblecito de Bartrès que se encuentra tan sólo a 5 km. A pesar de que este lugar está también relacionado con la vida de la santa, la cual vivió aquí durante unos años de penurias económicas que pasó la familia, es mucho más tranquilo y se agradece pasear por sus silenciosas calles. 


Casa en Bartrès donde vivió Bernardette Soubirous

Diferentes rincones de Bartrès





Tampoco puede perderse la visita al Castillo, denominado desde 2002 “Museo de Francia” por el Ministerio de Cultura. Los romanos, durante su conquista de la Galia, fueron los primeros en aprovechar la posición estratégica del peñón rocoso.

Castillo de Lourdes
Vistas desde el Castillo





Posteriormente, en el año 778, Carlomagno asedió la fortaleza ocupada por los sarracenos y en los siglos XI y XII se convirtió en residencial señorial del conde de Bigorre. Más tarde se utilizó como plaza fuerte para controlar las rutas de la llanura que se disputaban distintos príncipes, los máximos representantes políticos del sur de Francia. En 1590, bajo el reinado de Enrique IV, pasa a ser propiedad de la realeza. En los siglos XVII y XVIII, fue una prisión y en el siglo XIX, un cuartel militar.









En 1921 se levantó el museo pirenaico promovido por Louis y Margalide Le Bondidier, que apasionados por los Pirineos, se dedicaron a coleccionar tanto objetos cotidianos, como herramientas del campo desde finales del siglo XVIII hasta principios del siglo XX con el fin de mostrar la forma de vida rural de toda la cadena pirenaica franco-española.  

Colecciones de la vida rural pirenaica





Dejando a parte el tema religioso, hay que reconocer que la ciudad de Lourdes se encuentra situada en un emplazamiento precioso y sus alrededores ofrecen una gran variedad de posibilidades para pasar unos días. Abrazada por por los Pirineos y bañada por las aguas del río Gave de Pau, un río que nace en el Circo de Gavarnie (Patrimonio de la UNESCO desde 1997), y que tras unos 190 km desemboca en el río Adur. Entre los manantiales que lo alimentan se encuentra la milagrosa fuente del Santuario de Lourdes. 

Río Gave de Pau, a su paso por Lourdes

Variedad cromática otoñal
En esta época del año, cuando los bosques se tiñen de multicolor, el paisaje no puede ser más bello. El camino del Vía Crucis, independientemente de lo creyente o agnóstico que pueda ser cada uno, se convierte en un agradable paseo que merece la pena recorrer.

Camino del Via Crucis


España ha visto también la posibilidad de negocio que el turismo religioso representa y publicita en su página oficial de turismo www.spain.info las rutas religiosas más relevantes del país intentando combinar la motivación religiosa con diferentes actividades culturales o lúdicas. Se ofrece el peregrinaje a Santiago de Compostela como el destino religioso más importante, pero también promociona la romería del Rocío en Huelva o la Semana Santa en diferentes ciudades españolas. Otras fiestas religiosas que publicita son el Misterio de Elche o la celebración del Corpus Christi en Toledo, por no hablar de la Ruta Mariana, que incluye la visita a los tres santuarios marianos más populares del país: la Basílica de Nuestra Señora del Pilar en Zaragoza, el Monasterio de Nuestra Señora de Torreciudad en Huesca o el Monasterio de Montserrat en Barcelona.
La mayoría de peregrinos que llegan a Santiago de Compostela no están motivados por su devoción al Santo, pero, nos guste o no, su particular “camino” se encasilla también bajo este concepto y contribuye a aumentar los porcentajes del turismo religioso año tras año.
El director regional en Andalucía de Halcón Viajes reconoció el extraordinario auge que está experimentando el turismo religioso, que sólo en su empresa crece anualmente entre un 10% y un 12%.
Y si hacemos un repaso por el globo veremos que no somos tan diferentes, que los motivos que mueven las masas son muy parecidos y que detrás siempre está el negocio. Tal como decía al principio, la fe no moverá montañas, pero sí muchos millones. 

Otras imágenes de Lourdes:

Cementerio de l'Egalité, y mausoleo de la familia Soubirous

Flores en el cementerio de l'Egalité por la Fiesta deTodos los Santos

Imagen de la Inmaculada Concepción

Lampadarios al lado de la Gruta de las Apariciones

Cientos de velas queman diariamente en los lampadarios


Les Halles, precioso mercado de Lourdes

Les Halles

17 comentarios:

  1. Como ya he comentado en alguna ocasión, trabajé varios años como agente de viajes. El turismo religioso mueve muchísimo dinero independientemente de la religión que se profese. Recuerdo que había un departamento de turismo religioso que movía muchísimos grupos. Una conocida mayorista española por otro lado, tenía una gran negocio con las peregrinaciones a Roma. Cada país tiene su propio lugar: Fatima, La Meca, México etc... NUnca he ido a Lourdes, pero no descarto ir allí como no descartaria ir a la Meca si pudiese entrar allí.
    Un abrazo y feliz semana

    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la religión mueve masas, siempre lo ha hecho y siempre lo hará...
    Yo no conozco Lourdes pero me han comentado que es muy bonita y más teniendo en cuenta, como dices, la zona en la que está enclavada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Yo soy más bien CERO seguidor de la religión en el sentido en que aparece expresado en lugares como Lourdes pero reconozco que la arquitectura de éstos lugares es una pasada.

    Un saludo.
    Alfonso - The World Thry My Eyes -
    www.thewotme.com

    ResponderEliminar
  4. Fernando,
    Un viaje a La Meca debe ser una experiencia tan interesante como asfixiante. La sensación de claustrofobia ahí dentro, en medio de la multitud debe ser difícil de llevar. De momento, prefiero verlo por la tele.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Helena,
    Lourdes está en un lugar privilegiado. Yo había estado antes en verano, pero en otoño es más bonito aún, por las tonalidades de los árboles.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Alfonso,
    El motivo religioso tampoco fue lo que me llevó hasta Lourdes pero fui con mucha curiosidad y con mucho respeto. De todas las situaciones se pueden sacar experiencias positivas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Ma.Teresa!
    Tampoco conozco Lourdes personalmente, pero como tú, hiría sin dudas por simple curiosidad y mucho respeto. Y vaya que ésta pequeña ciudad se encuentra en un sitio bellísimo y como tú dices (otra vez!) en ésta época del año debe ser una pasada...

    Ésto del turismo religioso es un fenómeno increíble y tan antiguo como el hombre moderno: la propaganda que realiza (por citar sólo uno) el Vaticano con todo ésta historia es sorprendente. Éste año han 'beatificado' al ex papa Juan Pablo II, así que estoy seguro que su pueblo natal y sus residencias deben ser muy populares en Polonia. Lo que también me sorprendió siempre en as religiones es ése tema tan 'kitsch' de las imágenes y los objetos religiosos.

    En fin: a cada santo...!

    Saludos y como siempre muy lindas imágenes. Me ha encantado la casa rural y el Museo de la Vida pirenaica: cuántos objetos preciosos que nos muestran muy bien la evolución de la vida en la región. Sin dudas que debo llegarme hasta allí!

    ResponderEliminar
  8. Hola María Teresa,

    La verdad que no me atrae mucho Lourdes, no por el tema religioso sobre el que siento gran respeto, si no por la masificación que te puedes encontrar. Me quedo con el pueblito de Bartres y los alrdedores de Lourdes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Gus: La verdad es que tienes razón, todo lo que venden en las tiendas de Lourdes es muy kitsch y además cansa ver tanto de lo mismo y de tan mal gusto.

    Hola Víctor: No te creas, aunque haya gente, los espacios son muy grandes y no te sientes agobiado. Además, cuando te alejas un poco de la zona de las basílicas, es bastante tranquilo. De todas formas, también me quedo con Bartrès.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos.
    No se imaginan lo que se pierden, al margen de ser creyente o no...........pero de lo que sí puedo estar convencida es de que han pasado más de 100 años de la aparición de la Santisima Virgen y la multitud a diario es increíble,gente de todo el mundo. Yo estoy convencida de que ese es el Milagro, la peregrinación es constante, es todo el día y todo los días del año. Además hay otros lugares para compaginar nuestra excursión, en esta época hacer un poco de esquí en los pirineos.en fin, muchas otras. un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Això que diuen que la fé mou muntanyes no sé si es veritat, suposu que sí, però el que sí sé és que fa moure a la mama, i sense gens de peresa. Ja saps com s'ho va passar de bé en aquest viatge, un mes més tard i encara me'n parla.
    M'ha extrenyat que no posessis alguna foto que surtíssin els pares, amb el que li haria agradat a la mama! i també al papa!
    Com sempre, m'han agradat molt tant les fotos com els comentaris.
    No te'n cansis d'escriure el blog. Ja tinc ganes que "pengis" el d'ara. Penso que tindràs feina de tantes coses que hauràs d'explicar.
    Bon viatge de tornanda!

    ResponderEliminar
  12. justo estoy en un hotel en buenos aires tienen mas data para Argentina?
    de todos modos esta entrada me sirvio mucho

    ResponderEliminar
  13. Hola a todos,

    Acabo de volver de Lourdes y querría comentaros que es un pueblo realmente interesante.
    Mas allá de la zona de los santuarios, querría recomendados una dirección fantástica allí. Pase una semana en el hotel du Viscos (cerca de la estacion renfe o sncf) y conocí a los dueños (Gabriel y Maïté Urruty). Mas que un hotel, encontré una pensión de familia con un ambiente familial muy tranquilo, lejos del ruido de los santuarios.
    Por su amabilidad, cariño, os recomiendo a todos este hotel realmente fantástico. Además, de ser bastante barato.

    Si queréis mas info, me podéis localizar al 672918782,

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  14. Preciosa crónica la que nos muestras.
    Estuvimos el verano pasado por la zona y nos acercamos a visitar la ciudad. Para nosotros fue bastante decepcionante, por lo que corresponde al negocio que rodea a todo lo que allí hay, aunque no es menoscabo para lo bonito de las basílicas.
    Por mi parte, ya está visitada y no hay nada por lo que volver.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Hola JonyMao,

    Ver que tras la buena fe de las personas hay tanto negocio enmascarado, sí que es bastante decepcionante. De todas formas, creo que es inevitable y en todos los lugares parecidos debe suceder lo mismo, aunque quizás en menor grado.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. hola queeria saber si en marzo es un buen mes para poder conocer lourdes ya que solo tengo vacaciones unos dias gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Es difícil aconsejar sobre el tiempo. Piensa que Lourdes está junto a los Pirineos y en marzo puedes tener un tiempo soleado y espléndido o puedes pillar los últimos coletazos del invierno. De todas formas, si sólo tienes vacaciones en esa época y tienes ganas de ir, no te lo pienses y aprovecha.

      Espero que disfrutes del viaje. Un saludo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.