lunes, 12 de marzo de 2012

Marina Bay Sand: Lujo y juego en Singapur

Marina Bay Sands se ha convertido en uno de los edificios más emblemáticos, fotografiados y visitados de Singapur desde su inauguración en junio de 2010. Su espectacular silueta no puede pasar desapercibida, especialmente por la noche cuando sus miles de luces se reflejan en las tranquilas aguas de la bahía.

Vista nocturna del hotel Marina Bay Sands



Vivimos en una época en que los records duran poco, pero a día de hoy, ostenta el título del hotel más caro del mundo, dejando en un segundo plano al Hotel Emirates Palace de Abu Dhabi inaugurado en 2004. La construcción del hotel Marina Bay Sands ha costado alrededor de 5.400 millones de dólares, incluido el coste del solar.
La crisis económica en la que nos encontramos inmersos sirve también para evidenciar hacia qué partes del mundo se mueven los flujos de capital y Singapur es uno de estos lugares donde la palabra crisis debe sonar a ciencia ficción.

Marina Bay Sand desde el Hotel Fullerton

Decoración navideña en Singapur

Y ¿quién está detrás de esta inversión multimillonaria? Si nos fijamos en la parte final del nombre Marina Bay Sands, posiblemente lo adivinemos: Las Vegas Sands Corp., o sea el americano Sheldon Adelson, el rey de los casinos, quien dice estar dispuesto a invertir en España - no se conoce aún si será en Madrid o en Barcelona - la friolera cantidad de 6.000 millones de euros a cambio de unas condiciones muy, pero que muy cuestionables. Así es, porqué Marina Bay Sands no es sólo un hotel, se trata de un casino disfrazado de hotel, un paraíso del juego para la creciente clase media asiática. Las Vegas Sands Corp. es especialmente conocida por sus grandes complejos en Las Vegas y también en Macao, hasta ahora principal destino de los jugadores asiáticos. 
Pero como una cosa no quita la otra, hay que reconocer los méritos arquitectónicos de este peculiar edificio, al estudio del canadiense Moshe Safdie, arquitecto de origen judío igual que el promotor Sheldon Adelson.


Foto tomada en el primer viaje que hicimos a Singapur,  poco después de la inauguración

Si se contempla el edificio desde diferentes perspectivas podemos ver que su diseño está inspirado en un castillo de naipes, muy acorde con el objetivo por el cual ha sido construido. El complejo está formado por tres torres independientes de 55 plantas destinadas a hotel, pero lo que más llama la atención es la plataforma apoyada sobre ellas cuya forma recuerda a un barco para unos, a una tabla de surfing desplazándose en el aire, para otros o a una especie de pepino para mí.


Diseño de las torres que recuerdan un castillo de naipes


Plataforma voladiza a 200 metros de altura
Esta singular plataforma está situada a 200 metros de altura y tiene una longitud de 340 metros, finalizando en uno de los extremos con un voladizo que sobrevuela la torre norte unos 67 metros. Esta zona, conocida como Sands Skypark, está concebida a modo de terraza, de mirador sobre la ciudad de Singapur y sobre la bahía, con una espectacular piscina de nombre Infinity pool que tiene 150 metros de longitud con borde infinito tal como dice su nombre y capaz de contener 1440 m3 de agua. Bajo la piscina se diseñaron cuatro juntas de dilatación que tienen en cuenta el movimiento natural de las torres permitiendo un desplazamiento total de 500mm. Las altas torres también están diseñadas para soportar el viento y los posibles movimientos del terreno, por lo que se han instalado unos gatos hidráulicos bajo la piscina que permitirían, si fuera necesario, el ajuste adecuado para garantizar que el borde invisible de la piscina permanezca horizontal.

Sands Skypark

Sands Skypark

Sands Skypark

Piscina Infinity pool. Foto tomada de la web disfrutasingapur.com

El observatorio con vistas de 360º está abierto al público y se puede acceder de forma gratuita, aunque para disfrutar de la piscina Sands Skypark debe uno estar alojado en el hotel.
Cuando el ascensor nos dejó en la última planta, estaba lloviendo con intensidad por lo que no pudimos disfrutar demasiado de las vistas. La terraza donde se encuentra la piscina estaba completamente desierta aunque nos pudimos hacer una buena idea del sofisticado recinto.  
Cenar en el restaurante Sky on 57, endulzarse en The Chocolate Bar, tomar una copa en el KU DÉ TA bajo las estrellas o bailar en la discoteca, son otras de las alternativas para disfrutar de este magnífico mirador.

Además de las 2560 habitaciones de hotel y de las más de 2300 máquinas del casino, el conjunto cuenta con un gran centro de convenciones y exposiciones de 120.000m2, con un enorme teatro (se estaba representando el musical del Rey León), un gran centro comercial y varios restaurantes, seis de los cuales regentados por cocineros de prestigio internacional, los llamados celebrity chef. Uno de ellos es el Restaurante Santi, en honor al gran chef Santi Santamaría que falleció inesperadamente en 2011, precisamente cuando se encontraba en la ciudad de Singapur. Estos seis restaurantes de celebrity chef se encuentran alrededor de un mismo atrio que mira como un gran balcón sobre el casino, impresionante visto desde arriba. Sacar fotos está totalmente prohibido como prohibitivos son también los precios de estos restaurantes. El menú degustación en el Santi cuesta 385 SGD, unos 235€ por persona.


Casino del Marina Bay Sands. Foto tomada de la web disfrutasingapur.com

Celebrity chefs

Restaurante Santi 
Casualmente, el día antes de publicar esta entrada, el 11 de marzo de 2012, este restaurante sirvió su última cena. Actualmente está cerrado.




Si el exterior del Marina Bay Sands sorprende, su interior es también espectacular. Un canal recorre una parte del centro comercial que permite incluso un paseo en barca, las estructuras acristaladas predominan en el amplio recinto y varias obras de arte sorprenden al visitante. Una escultura de 40 metros de largo realizada con 16.000 barras de acero con un peso de 15 toneladas, fue encargada a Anthony Gormley. Chongjin Zheng fue el creador de las tres grandes macetas de 83 metros de altura con varios árboles en su interior.
También llama la atención la enorme fuente que vacía su contenido en forma de remolino y deja caer por el agujero central el gran chorro de agua en el interior del centro comercial, justo dentro del canal navegable.


Canal y cúpula en el centro comercial



Parte exterior de la fuente que deja caer el agua sobre el canal

Zona que comunica el centro comercial con el hotel

Zona de ascensores para acceder a las plantas del hotel

Gran recepción del Marina Bay Sands


Recepción principal del hotel

Otra pequeña recepción del hotel

El centro comercial es la sede de las más prestigiosas marcas cuyos precios están al alcance de unos pocos. Aquí se encuentran Chanel, Dior, Escada, Burberry, Fendi, Veneta, Gucci, Hermès, Prada, Ralph Lauren, Salvatore Ferragamo, Yves Saint Laurent, Alfred Dunhill, Bottega veneta, Miu Miu y otras tantas que representan el lujo y el glamour, en unas tiendas espaciosas aunque vacías de clientela y dependientes con cara de aburrimiento. Mención aparte recibe la Louis Vuitton Island Mansion, la única en el mundo que ocupa un Pabellón de Cristal en el waterfront. Además de las tiendas de lujo, el centro comercial The Shoppes at Marine Bay Sands ofrece también varios restaurantes, unas 50 opciones en total, tanto informales como más posh. Un anillo de 600m2 para practicar skating es otra de las atracciones en el interior del centro.

Exterior del centro comercial









El edificio en forma de flor de loto que destaca en el exterior del complejo, se trata del Museo de Arte y Ciencia. También lo podemos imaginar como una mano donde cada dedo ofrece espacios de exhibición por temas. El arquitecto Moshe Safdie confiesa que es lo más complicado que ha diseñado en términos de estructura. Cuando llueve, el agua se canaliza a través del lobby del edificio creando una caída de agua de 35 metros sobre su propio espejo. Las galerías superiores flotan sobre el agua y las principales en el nivel inferior se encuentran sumergidas. Las puntas de los dedos son un complejo receptor de luz, con un sistema que dosifica su intensidad según la luminosidad del día.


Museo de Arte y Ciencia y a sus pies Louis Vuitton

Museo de Arte y Ciencia

Museo de Arte y Ciencia

Museo en construcción. Foto tomada en julio de 2010

El día de su inauguración, el 23 de junio de 2010, tampoco escatimaron en gastos. La presentación fue a cargo de Bruce Willis y actuaron artistas de la talla de Diana Ross con la presencia de varias estrellas de Bollywood.
Las perspectivas son de que acudan unos 70.000 visitantes al día, muy lejos de los que había el día que lo visitamos.
Lo que no se puede negar es que Marina Bay Sands ya se ha convertido en uno de los iconos del Skyline de Singapur, ciudad que a través de este complejo arquitectónico quiere demostrar al mundo su poder económico.  




11 comentarios:

  1. La última vez que estuve en Singapur fue en 2009, así que tengo que volver para ver este sitio. La verdad es que me gusta más el edificio de noche que de día,al menos en las fotos.Pero es en general una pasada digna de una ciudad como Singapur.

    La infinity pool es alucinante!!

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo que de noche es mucho más bonito. De hecho, Singapur de noche tiene más encanto, especialmente la zona de la bahía.

    Una abraçada

    ResponderEliminar
  3. Fantástico hotel, la terraza impresionante.
    Quería comentarte que he elegido tu blog como ganador del Premio Liebster, es un reconocimiento que se reparte entre bloggers. En nuestro blog hay más detalles. Espero que te haga ilusión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Singapur tiene que ser una pasada!! Cuando vaya me hará especial ilusión ver el restaurante de Santi Santamaría, ya que éramos prácticamente vecinos! Espero que continúe el éxito aunque él ya no esté...

    Hace pocos meses que yo también entré a formar parte del mundo blogger, acabo de descubrir tu blog y como quería felicitarte por él te he otorgado el Premio Liebster! No se si lo conoces, en caso que no puedes pasarte por mi blog y allí lo encontrarás.

    Saludos y felices viajes!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Menuda sorpresa! Tanto cincuentones como diario_viaje_kiana se han acordado de mi blog y me han otorgado el Premio Liebster. La verdad es que hasta ahora no tenía ni idea de qué se trataba pero ya me he puesto al corriente del asunto. Lo encuentro una idea genial para dar a conocer los diferentes blogs de la gran familia blogosférica. Muchas gracias por este reconocimiento.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. La verdad que es un país pequeño pero con una riqueza que ... no deja lugar a dudas viendo las fotos ... el Hotel que parece que tiene un barco lo vi en un programa de TV y me dejó completamente alucinado ...

    Un gustazo sin dudas que nos hayas llevado hasta allí.

    Un saludo, Alfonso - www.thewotme.com -

    ResponderEliminar
  7. Hola alfonso
    Singapur es un diminuto país pero muy interesante, especialmente por la mezcla de culturas que conviven en perfecta armonía.

    Gracias por acercarte por aquí. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Queria darte la enhorabuena por tu blog. Excelente el artículo y recorrido que nos has hecho por Marina Bay Sands...me lo he anotado todo, para echarle un vistazo esta semana santa!

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias Verónica. Me alegro de que te haya gustado y estaré encantada si vuelves a pasar por aquí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Sin dudas que al ver las imágenes, me parece un edificio imponente e impresionante. Es un edificio de lujo. Lo más lindo que conocí es un alojamiento de lujo en mexico mas precisamente en Playa del carmen

    ResponderEliminar
  11. Hola Jorge,

    Gracias por tu comentario. Gracias por la información sobre alojamientos en México. Si algún día vuelvo a ese maravilloso país me puede resultar útil.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.