domingo, 1 de julio de 2012

Sensaciones al regreso de China



Durante el reciente viaje a China hemos podido comprobar muchos de los tópicos sobre el país y sus gentes pero también conocer otros aspectos que nos han sorprendido.
Sólo conocíamos Hong Kong y Macao y durante este viaje hemos recorrido otra pequeña parte del país, una ruta clásica que iniciamos en Pekín y acabamos en Shanghai, pasando por ciudades como Hangzhou o Suzhou. No nos apetecía malgastar la mayoría de días en aeropuertos o estaciones de tren ni ir de un lado para otro sin poder saborear cada destino por lo que hemos dejado muchísimos lugares para próximas ocasiones que seguro las habrá. Es un país enorme donde los atractivos son muchos y variados y la elección se hace difícil.

Monasterio budistaYongfu - Hangzhou



Pescando en el foso de la Ciudad Prohibida - Pekín 


Templo tibetano de los Lamas - Pekín

Turistas en la Ciudad Prohibida - Pekín

Los que me seguís desde hace tiempo, ya conocéis que preferimos el contacto con la naturaleza y las zonas rurales, vaya, la antítesis de las grandes urbes Chinas. Sí, reconozco que tanta ciudad me ha resultado un poco asfixiante, porqué sus millones de habitantes se notan en todo momento y en cada lugar, pero perderse por los hutongs de Pekín, los largos paseos por el Lago de Hangzhou, visitar algún monasterio o alejarse de la ciudad para adentrarnos en los campos de té, han sido como bocanadas de aire fresco para desconectar de las masas humanas.
El gran gigante asiático se palpa en todos los aspectos, por lo menos en las partes que hemos visitado. Todo es grande, inmenso: las estaciones de tren, los aeropuertos, las plazas, las estaciones de metro, los concesionarios de coches de lujo, los centros comerciales, los atascos de tráfico, los museos, los rascacielos, los lagos, la Gran Muralla, los parques y jardines… Bueno, no todo, los chinos son pequeñitos y también se encuentran diminutas tiendas, callejuelas estrechas, los pollos son pequeños, las delicadas miniaturas de jade … y alguna cosa más encontraríamos.


Ciudad Prohibida desde la Colina del Carbón


Exquisitas bolas de masa hervidas

Lo que sí es grande es su emergente potencial económico y el aire de nuevo rico que no disimulan en absoluto, todo al contrario, porqué les fascina la ostentación. La idea de los pobres chinitos del Domund está muy pero que muy lejos de lo que es la China actual, que por otro lado cuesta creer que viva bajo un régimen comunista.
Me ha sorprendido la gran afluencia de turismo interno, les encanta conocer su propio país, especialmente las grandes obras arquitectónicas que construyeron sus antepasados, los emperadores de las dinastías Qing y Ming. A un chino cuando viaja le gusta visitar, conocer, lo fotografía absolutamente todo, compra mucho y gasta, sobretodo gasta. El tren es el medio de transporte rey para recorrer medias y largas distancias, por lo tanto para llegar a los destinos más populares debe reservarse el billete con antelación suficiente.

Puerta en la Ciudad Prohibida - Pekín

Templo del Cielo - Pekín


Jardín del Administrador Humilde . Suzhou

Los chinos saben divertirse y la idea de que están trabajando las veinticuatro horas del día en condiciones de casi esclavitud, no dudo que sea cierta en algunos lugares del país, pero no en la China más capitalista. Es sorprendente ver a gente de todas las edades como practica el taichi en los parques, como les encanta salir a pescar, jugar al ajedrez o a las cartas con los vecinos, la destreza en hacer volar las bellas cometas en el cielo de cualquier ciudad, pero lo que más nos ha sorprendido es ver los numerosísimos grupos bailando cada día en las plazas y parques, ya sea variadas coreografías de gimnasia más o menos trabajadas, o al ritmo de cualquier baile de salón, ya sea tango argentino o al compás de sus endulzadas melodías. Nos detuvimos muchos días observando sus destrezas y aprendiendo como de bien saben cuidar su cuerpo y su alma. 
Y cuando el cuerpo se desequilibra, recurren a los tratamientos que la milenaria medicina china aplica. Raíces, hierbas, gusanos secos, extractos extraños … ningún lugar mejor para darse cuenta de lo que significa la medicina china que en las antiguas farmacias de Hangzhou, una verdadera maravilla de la que hablaré con más detenimiento.
Me ha gustado el cariño que demuestran hacia los niños y a sus mayores, no me ha gustado su costumbre – vicio de escupir por todas partes y a todas horas ni el poco respeto que los conductores tienen a los peatones.


Gran Muralla China - Mutianyu

Templo de los Lamas - Pekín


Calle Nanjing - Shanghai

Hemos vuelto sin saber exactamente por qué los taxistas (salvo en los aeropuertos o estaciones de tren) no querían llevarnos. Dudo que sea por el tema de la barrera idiomática, ya que les mostraba las direcciones escritas en chino. Me ha sorprendido y a la vez divertido llamar tanto la atención. No creo habernos sentido en ningún otro país tan observados y fotografiados como en China, o que los peludos brazos y pantorrillas de mi marido les provocaran tantas risas y miradas disimuladas especialmente en el metro donde las distancias son más cortas.
En general nos ha gustado la comida, rica y variada. No me ha gustado que en algunos lugares engañen al turista, como tener que pagar 75CNY (unos 9€) por tres cafés en un cuchitril. Aconsejo comprar siempre en supermercados que utilicen código de barras, de lo contrario, un paquete de galletas y dos botellas de agua puede salir más caro que comer los tres en un restaurante.

Jugando al ajedrez 

En los hutongs de Pekín

A su favor diré que aunque te intenten vender de todo y en cualquier parte, no son tan insistentes ni pesados como en otros países, aceptan mejor un no rotundo.
En general, los chinos no transmiten hacia el extranjero la amabilidad de los camboyanos o las ganas de ayudar de los japoneses, por poner dos ejemplos del mismo continente, son en general bastante distantes pero también hemos encontrado personas encantadoras que nos han ayudado a salir de algún que otro apuro.

Imagen de Pudong desde el Bund - Shanghai

Canal de Suzhou

Me he quedado con muchas ganas de conocer la China rural y algunas de sus maravillas naturales o poder entrar al Tíbet sin tantas trabas. Confío poder hacerlo cuando el Tíbet sea un país libre. Confío que ese momento no tarde en llegar.

28 comentarios:

  1. China es un país para todos los sentidos aunque al ser tan grande es verdad que hay que dedicarle varios viajes. A mí me encantó aunque la comida no tanto, no tuve mucha variedad y al final me cansé un poco de sopa y arroz hervido.

    Magníficas fotos, un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  2. Pues a nosotros la comida nos gustó mucho, especialmente los dumpling y dim sum, ahora que los mejores los de Hong Kong. Mi marido es un arrozadicto, por tanto, él feliz. Lo que me fastidia de Asia en general es lo de comer con palillos. Llamadme inútil pero no consigo aprender y esta vez me llevé cubiertos de casa... ¡qué alivio!

    Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  3. Hombre, en principio yo soy más de ciudad jejeje y estoy seguro que en Pekin o Shangai ,me encontraría como pez en el agua.
    Muy buena la puntualización "los pollos son pequeños".
    Lo de comer comer con palillos.....prefiero hacerlo con las manos.
    Como siempre buen post y las fotos me dan envidia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Gildo
    Si te gusta la ciudad, sin duda Pekín, pero sobretodo Shanghai, son tu sitio.
    Lo de comer con las manos también es un buen recurso pero según en que lugares no me atrevo, jejeje.

    Gracias por tu comentario

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Buena introducción de la que esperamos relato. No sé por qué, pero China no está en mis prioridades, aunque como siempre todo es cambiable. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa como a Fernando, China no me llama mucho la atención... pero imagino que tus próximos relatos me harán verla con otros ojos.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola Fernando, Hola Elena

    Tampoco China estaba entre mis prioridades. Tanto la vez que viajamos a Hongkong y Macao como ahora no han sido viajes premeditados con mucha antelación pero la verdad es que ha salido todo muy bien, lo único que me he quedado con ganas de más y explorar "otra" China menos turística, tarea un poco complicada teniendo en cuenta que hay tropecientos mil chinos haciendo turismo en su país.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Impresionante
    tengo que pediros informacion porque este verano muy posiblemente me deje caer por esas tierras
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. No he estado nunca en China pero es un lugar al que siempre he querido ir.
    Como tú tengo miedo a asfixiarme en sus ciudades, a veces ya tengo esa sensación aquí y me imagino que allí aun debe ser mayor,pero aun así moriría por verlas.

    Me han encantado las fotos y mes has dado todavía más ganas de ir!
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola Bleid,

    Si te puedo ayudar en algo lo haré encantada, el problema es que el país es tan enorme que tengo la sensación que no hemos visto nada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Elena,

    Cierto que las megaciudades Chinas llegan a asfixiar pero es yo soy muy de pueblo jejejej, tú viviendo en Londres estarás más preparada para navegar entre las masas.
    De todas formas, las ciudades tienen unos parques también enormes, ideal para perderte cuando necesites aire puro. Te gustará.

    Un abrazo

    M.Teresa

    ResponderEliminar
  12. China posee una cultura gastronómica única y los dim sum y dumpling son realmente buenos allí . Personalmente Pekin tiene más por ver pero Shanghai me pareció una ciudad más cosmopolita. Un destino para volver .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Shanghai está totalmente occidentalizada aunque se pueden encontrar aun barrios bien auténticos. A mí Pekín me encantó, quizás también influye que tuvimos unos días excelentes.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Hola Ma.Teresa! Ya sabes, he leido atentamente tús relatos y maravillado con tus fotos. Me gusta cuando colocas dos imágenes constrastadas, la China megalópolis y algo de la China rural, los sitios de alta tecnología y alguna imagen que nos retrotae al pasado... Claro que me encantaría ir a ver con mis propios ojos ésa China rural de la que tú hablas (lo mio también son los pueblos). Sigo otro blog, en el diario El País, que se llama 'Núria Nómada' y ésta señora ha estado en ésa China, en los parques nacionales que han servido de 'escenario' por ejemplo, para la película 'Avatar' y claro que son sitios sorprendentes y espectaculares.

    En el último número de la revista 'GEO FRANCE' (julio 2012) traen un sorprendente relato de cómo, las nuevas clases de 'ricos' crean barrios enteros que son una copia de algunas ciudades europeas como Paris, Londres, Amsterdam y Venecia! Es una locura, como si fuera Las Vegas, pero en lugar de casinos, son barrios donde realmente vive la gente. Y en ése relato cuentan que el 'copiado', en la cultura china, no está mal visto, porque dicen que hay artistas que dedican toda una vida a copiar a los maestros... en fin, otro rasgo de una cultura tan particular!

    Saludos, como siempre, tús notas me atrapan!

    Gustavo

    ResponderEliminar
  14. Hola Gustavo

    Ese feedback entre bloggers me parece genial! Me informas sobre un blog estupendo que no conocía y ese artículo de GEO FRANCE tan interesante. De los chinos podemos esperar de todo y más. Creo que auún nos queda mucho por ver porqué con dinero pueden conseguir lo que se propongan. Qué miedo me dan!

    Un abrazo

    M.Teresa

    ResponderEliminar
  15. Hola María Teresa,

    Comparto tus reflexiones sobre el gigante asiático.
    De China, sólo conozco Pekin, que me gustó mucho y Hong Kong con su status especial.
    Espero en otro próximo viaje, poder adentrarme en la China rural.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Gracias también por tus palabras Ma.Teresa! Mira, me gustaría escribirte para compartir una información sobre los pueblos de la Provence (me has comentado que tal vez visites algunos de los campos de lavanda), pero no sé ¿dónde escribirte? Mi e-mail es:

    gusplanet@hotmail.com

    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. China es uno de los lugares a los que quiero volver ya que como bien dices al ser tan grande hay que ir varias veces. A mí me encantó todo lo que visité aunque con la comida no puedo decir lo mismo, no me gustó nada!!! :-( Lo de los taxis yo llegué a una conclusión, al ser trayectos largos creo que no les apetecía llevarnos, a nosotros también nos pasó a pesar de llevar las direcciones escritas en chino. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  18. Creo que tenemos la misma impresión de China. A mi lo que más me gusta de las ciudades es ver como hacen espectáculos en cualquier parte y se ponen a bailar como dices. En alguna ocasión hemos participado nosotros y nos hemos podido reir un rato jejeje... Precisamente estoy preparando un post sobre dos días que estuvimos en Beijing en el que visitamos varios parques y resalto eso mismo...

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  19. A nosotros también nos sorprendió que viviendo bajo un régimen comunista haya tanta ostentación, grandes avenidas, modernos edificios, coches lujosos…Pero China nos fascinó. Saben convivir con la modernidad y su cultura ancestral.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Oh God. You've been there. I'm still trying to find my way to China. Based on the stories told by other bloggers and friends who've been there, I think I have to be fully prepared before I embark a journey to China. But it'll get to it for sure, sooner or later. :-D

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias a todos por los comentarios.
    Parece que coincidimos en muchos aspectos y también en las ganas de conocer un poco más del país...¡buena señal!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hi Jibie Jipp!

    Don't hesitate and fly to China, it's a very interesting country.
    Enjoy your holidays!

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que yo sí le tengo ganas a China, de hecho a cualquier punto de Asia!! Sólo por ver el contraste de culturas, de comida, de costumbres, de arquitectura, etc. creo que merece la pena. De momento tomaré nota de los relatos para cuando llegue mi momento...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Que recuerdos me traen todas tus fotos. Nosotros hace un año estabamos en pleno viaje de un mes China.
    Muchos Recuerdos...

    ResponderEliminar
  25. Lo primero de todo, unas fotos geniales y lo demás, ... hablando de sensaciones cuando sales de China, ... a mi sobretodo, ... entre las diferencias paisajísticas, idioma, gastronomía y culturales, me quedó la sensación de ... una sociedad ... no sé ... como decirlo pero ... "traicionera" ... "mafiosa" ... que van por detrás, no van de frente ...
    No sé qué sensación te quedó en cuanto a la sociedad.

    Un saludo, buen post.

    ResponderEliminar
  26. a ver en Agosto como nos va a nosotros...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.