viernes, 28 de septiembre de 2012

Shanghai y algunos barrios de interés

Soy consciente de que si escribo sobre los contrastes de Shanghai no voy a descubrir nada nuevo y es que cuando se habla de esta gran ciudad es casi imposible que no aparezca la palabra contraste en un momento u otro de la conversación.
Durante el viaje a Hong Kong en 2009 ya vivimos esta sensación y así lo expresé aquí en el blog, pero en Shanghai las diferencias se hacen aun más evidentes. 
Un lugar, donde al capitalismo más voraz se le llama comunismo, donde Oriente y Occidente se funden entre grandes avenidas abarrotadas de coches y estrechas callejuelas donde las costumbres apenas han cambiado.

Pudong desde el Bund




En una calle cualquiera

Pasear por el Bund es como si de repente te trasladaras a la Europa más floreciente, donde lucen bellamente restaurados los mejores edificios de la etapa colonial. Este aire europeo también se respira en el barrio de la Concesión Francesa con su arquitectura de los años 30.
Los rascacielos más altos cubiertos de impactantes carteles publicitarios los encontramos en el distrito de Pudong, el mayor centro financiero y comercial de China, símbolo del poder de un país dispuesto a convertirse en la mayor potencia mundial.
Unos dos kilómetros al sur del Bund está la ciudad vieja, conocida como Old Shanghai, un entramado de calles y pequeños comercios que a pesar de ser una de las zonas que concentran más afluencia de turistas ha sabido mantener el carácter del Shanghai de hace algunas décadas donde aun no había hecho acto de presencia ningún rascacielos.
Así pues y ordenando un poco las ideas, encontramos cuatro zonas bien diferenciadas a las que merece la pena dedicarles un buen rato: La ciudad vieja, el Bund, la Concesión Francesa y Pudong. Por supuesto que una ciudad tan enorme tiene infinitos lugares para ver y es cuestión de ir descubriéndolos olvidándose de mapas y de rutas prefijadas, pero considero que en un primer viaje esas cuatro piezas del puzzle sirven para darnos una idea de lo que Shanghai fue, es y será.

Ciudad Vieja (Old Shanghai)

Es el Shanghai más tradicional. Muchas de las viejas casas se han acondicionado y están llenas de comercios destinados a los turistas que buscan en estas abarrotadas calles la esencia de lo que fue en el pasado. Aunque hay rincones preciosos donde poder admirar la arquitectura típica, es difícil encontrar aquí la vida tradicional. De hecho, sólo hace falta alejarse un poco para encontrar ropa tendida, polluelos correteando, mercados, gente paseando en pijama o las mujeres cocinando en la calle.  

Escenas de Shanghai





Aquí se encuentran los Jardines Yùyuán, tan bonitos como atestados de gente. Se empezaron a construir en el siglo XVI por la familia Pan, unos ricos oficiales de la dinastía Ming pero se necesitaron 18 años para acabarlos. Los grandes árboles, especialmente las magnolias, pinos y ginkgo bilobas se intercalan con pabellones, glorietas y puentes en medio de patios con estanques llenos de enormes carpas. Grandes estructuras rocosas, dragones y otros animales esculpidos en piedra, adornan los patios. En esta parte de la ciudad también destaca la preciosa Casa de té de Hùxinting y se puede aprovechar para hacer una visita al Templo taoista del Dios de la Ciudad. Alfonso del blog The World thru my eyes, escribió un completo post sobre esta parte de Shanghai que podéis encontrar aquí.

Old Shanghai

Jardines Yùyuán

Jardines Yùyuán

La Concesión Francesa

Si no os importa caminar, de Old Shanghai a la Concesión Francesa se puede ir perfectamente andando. Se centra en dos áreas, Xintiandi y Tiánzifáng. La primera es más residencial con calles arboladas y casas bajas de bonitas fachadas pero también repleta de restaurantes, bares y locales de ocio.
Es también una zona histórica y su nombre nos indica que por allí anduvieron los franceses. Así fue, durante casi un  siglo (de 1849 a 1946) esta parte de la ciudad fue gobernada por los franceses como una provincia más de Francia después de ocuparla tras ganar la II Guerra del Opio.

Típica arquitectura en la Concesión Francesa






La Concesión Francesa es una combinación extraña entre el estilo de vida tradicional y la modernidad caracterizada por grupos de jóvenes que llenan los locales de ocio del barrio y compran los últimos diseños de ropa.
En cuanto a visitas interesantes os recomendaría la visita a dos shíkùmén. Es el nombre que reciben las casas bajas vecinales de estilo colonial construidas a principios del siglo XX.
La primera de ellas tiene un alto grado de simbolismo, especialmente para el pueblo chino ya que se trata de la Sede del Primer Congreso Nacional del Partido Comunista chino. Se fundó en el mes de julio de 1921 en la clandestinidad en una pequeña habitación de esta shíkùmén y hoy en día todo el edificio es un museo dedicado a esta temática. En la planta baja, tras pasar el control policial, se encuentra una enorme bandera comunista. En el primer piso, muchos documentos y objetos relacionados con los líderes comunistas y aquel primer congreso de 1921. También se puede ver la sala clandestina donde se gestó el partido.


Sede del Primer Congreso Nacional del Partido Comunista Chino

Muy cerca tenemos la oportunidad de visitar otra shíkùmén y trasladarnos por unos momentos a la forma de vida de este Shanghai colonial. Es una casa - museo de diez habitaciones muy bien ambientada, con todo el mobiliario y elementos decorativos de la época.







El Bund

Los británicos dieron este nombre al malecón de la ciudad a orillas del río Huangpu. Tras la Guerra del Opio se establecieron en esta parte fuera de la zona amurallada donde vivía la población china.





Vista del Bund desde Pudong

Los ingleses desarrollaron desde aquí su actividad comercial e industrial y la prosperidad alcanzada llevó a construir magníficos edificios que perfilaron el paseo más emblemático y elegante de la ciudad. Paralelamente, se convirtió en el mayor centro financiero de Asia y los grandes bancos franceses, alemanes o ingleses competían en grandiosidad. El único banco chino de esta calle es el Banco de China que tuvo que aceptar la imposición británica de no sobrepasar en altura a ninguna de las entidades inglesas.  Por lo visto, era un reducto vedado a los chinos y el cartel de “prohibida la entrada a los chinos y a los perros” se encontraba en el Parque Huangpu.
El Bund se inicia en el puente Baidu y se alarga un kilómetro y medio paralelo al curso del río. A lo largo de este recorrido se pueden contar hasta 52 edificios de diferentes estilos pero siempre siguiendo la tendencia europea de la época.

Más vistas del Bund desde el paseo de Pudong:




Bajar por la concurrida calle Nanjing hasta el Bund y esperar que caiga la noche es una buena idea, la iluminación de los edificios coloniales es perfecta. De todos modos, para admirar todo el conjunto es mejor hacerlo desde la orilla opuesta, desde Pudong. Y, lógicamente, es desde el paseo del Bund donde se consigue la mejor imagen de Pudong. Frente a frente, separados por el río, dos caras de Shanghai.

Pudong

Pudong significa “ribera del este” ya que hasta 1990 Shanghai se extendía tan sólo en la parte oeste del río. Desde entonces, esta zona se ha desarrollado de una forma muy rápida y los rascacielos van apareciendo como champiñones, convirtiéndose en la zona financiera más importante de China, de Asia y quizás del Planeta. Estos rascacielos cubiertos de paneles publicitaros y luces de neón, se han convertido en una de las imágenes más fotografiadas de la ciudad y que ofrece la visión más cosmopolita. Destacan la Torre Perla de Oriente que es una torre de televisión y un mirador. En altura le supera el Shanghai World Financial Center que tiene el mirador más alto del mundo.

Pudong desde el Bund





El paseo que se extiende a orillas del río es una zona muy agradable para pasear, llena de pequeños restaurantes y bares y no tan llena de gente como el Bund, que desde aquí se puede admirar con más tranquilidad. 

Tras varias décadas de austeridad comunista, Shanghai parece querer recuperar el esplendor de aquellos años 1920 y 1930 donde el dinero todo lo hacía posible. Pero junto con este Shanghai futurista convive una ciudad tradicional que mantiene sus costumbres y su modo de vida.


Los modernos centros comerciales contrastan con los mercados y tiendas más tradicionales


27 comentarios:

  1. Siempre me han llamado la atención este tipo de ciudades que mezclan lo moderno y los edificios históricos antiguos, uno de los puntos que más me gustan de China, aunque hay que reconocer que su pasado histórico es lo que más me atrae.

    Saludos y anotado queda tu blog, que no lo conocía :D

    ResponderEliminar
  2. Hola José Carlos,

    Gracias por tu comentario y bienvenido al blog! Yo tampoco conocía el tuyo pero ya me enlazado "La próxima parada"

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus fotos, son preciosas!!! El barrio francés me ha recordado que estuve allí cenando en un americano dónde me puse hasta arriba de comer, jejejejeje. Algún día volveré por allí, espero que sea pronto!!! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Gracias guapa,
    En la Concesión Francesa hay muchos restaurantes y todos con muy buena pinta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. preciosas imagenes
    me lo anoto porque en febrero voy para alli
    abrazos

    ResponderEliminar
  6. Me encantó Shanghai ... Cuando llegué por primera vez ... recuerdo luces, ... colores ... movimiento ... me faltaron ver coches voladores ...
    Descubriendo la ciudad te das cuenta luego ... de que sí, es una moder ciudad, pero ... donde hay modernidad, también hay historia ... es una ciudad en la que conviven en armonía la historia y el progreso ...

    Además tienen una de las pocas iglesias españolas que se construyeron en Asia (por españoles claro).

    Un saludo. Buen Post.

    ResponderEliminar
  7. Por lo que cuentas, creo que shanghai es una ciudad que me gustará mucho. Estupendo enfoque el que haces dividiendo la visita de la ciudad en periodos históricos. Fantásticas fotos como siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. @ Bleid: ¡Pero si acabas de llegar de Myanmar! Eso sí que es aprovechar bien el tiempo, cuatro meses de nada y China te espera

    @ Alfonso: Como ya he ido comentando por aquí, las ciudades con fuertes contrastes me apasionan. Shanghai me gustó mucho pero hasta el momento mi number one sigue siendo Hong Kong.

    @ Fernando: Seguro que te gustaría. Tras su moderna apariencia esconde un interesante pasado.

    Gracias a todos por seguirme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Hola,
    Siempre que me planteo ir a China nunca introduzco Shangai en el planning, me equivoco? crees que se debe visitar? Me atraen más las zonas rurales... pero tus fotos son tan bonitas...

    saludos desde www.yoadoroviajar.blogspot.com

    Trini.

    ResponderEliminar
  10. Hola Trini,

    Yo también prefiero las zonas rurales pero Shaghai me gustó. Creo que tiene los suficientes alicientes para hacerla una ciudad interesante.
    Espero conocer la China más rural en próximos viajes que espero los habrá.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Asombrosa ciudad. Me llama mucho la atención cómo se mezclan tipologías de edificios en ella.
    Ahora, que mal lo de los británicos en el Bund. ¿Se apropian el barrio y no dejaban entrar a los chinos?
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  12. Por todo lo que voy leyendo de esta ciudad creo que es la que más se aleja de la China que todos tenemos en la mente pero justo por esto creo que bien merece una visita. Me ha gustado ver imágenes del barrio francés ya que casi siempre había visto del Pudong y Bund. Por cierto se me ha puesto la carne de gallina con el cartelito de prohibición de entrada... China y Shangai están dentre de mis prioridades viajeras!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Helena,

    Tras la Guerra del Opio, los ingleses fueron los vencedores y los chinos los vencidos y de ahí las consecuencias que vivió la población china durante unos años.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola Kiana,

    Realmente algunos barrios de Shanghai se alejan de la China que tenemos en mente, en cambio otros barrios se parecen a cualquier barrio de cualquier ciudad del país. Una mezcla tan curiosa como interesante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Maravillosas fotos de Shanghai. Es una de las ciudades más modernas y al mismo tiempo conserva el espíritu de su historia y de las épocas coloniales. Esta ciudad nos fascinó.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Me encantan tus fotos de Shanghai sobre todo por el tratamiento que le das al color . Pasado colonial europeo , casco antiguo chino y la nueva china de los rascacielos .Quizás sea Shanghai junto con Dubai,Paris , Londres y Tokio las únicas ciudades que le disputen el trono cultural a Nueva York .
    Saludos desde Mallorca !!

    ResponderEliminar
  17. M. Teresa. No he podido leer todo el texto, pero sí que tus excelentes fotos llenas de vida y color me han animado a escribir este comentario y felicitarte por ello.

    Sencillamente magistrales.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias a todos por seguirme y por vuestros comentarios.

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la mezcla entre lo antiguo y lo moderno en las ciudades y estoy segura de que Shanghai no me defraudaría. Ahora sólo me queda esperar poder ir a China algún día ;)
    Tus fotos son preciosas, me encantan sobre todo tus fotos de las vistas nocturnas.

    Por cierto, te he dejado un premio Liebster en mi blog ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias por todo Elena! Lo del premio Liebster es todo un detalle que anima a seguir.
    Un beso desde Plovdiv, una bellissima ciudad bulgara.

    ResponderEliminar
  21. Una ciudad fascinante Shanghai. Me quedo con la ciudad vieja, siempre me ha atraído más lo antiguo y original!! Anoto tu blog, que como Jose Carlos no lo conocía.. ( si es que no tengo tiempo para nada...)Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Hola Ma. Teresa! Por fin hoy me pude sentar a leer tranquilamente tú articulo: como tantos otros sitios del Planeta, no conozco Shangai, pero tú relato me ha fascinado y me has dejado con el deseo de conocer muchos más... Aunque sabes que estoy viviendo una etapa de re-acomodamiento a la vida campestre, rural, las grandes ciudades siguen siendo sitios muy interesantes a descubrir!

    Saludos, desde una Paris muy otoñal!

    ResponderEliminar
  23. Hola Fran, hola Gus!!!!
    gracias por pasar por aqui. Un abrazo desde Veliko Tarnovo, una interesante ciudad bulgara llena de historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hola Fran, hola Gus!!!!
    gracias por pasar por aqui. Un abrazo desde Veliko Tarnovo, una interesante ciudad bulgara llena de historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Que contradicción China, su tradición junto a los rascacielos, el pais mas capitalista con un partido comunista!!!
    Las fotos impactantes.
    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
  26. Hola Mª Teresa, ja vaig comentar aquesta entrada en el seu dia així que avui passo per aquí per dir-te que he "descobert" el teu altre blog sobre llibres i m'ha encantat. Per altra banda tens un regalet al meu blog en forma de nominació. Una abraçada!!

    ResponderEliminar
  27. Lo nuevo y lo viejo , lo europeo y colonial y lo chino y tradicional sin duda Shanghai es una ciudad de constrastes . Tus fotos y tus textos muy logrados como siempre . Saludos desde Mallorca !

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.