martes, 31 de enero de 2012

En dirección a la costa: Kampot, Kep y Koh Tonsay

La siguiente etapa del viaje nos lleva a la costa de Camboya. El país se asoma al mar por el Golfo de Tailandia, con 443 km de línea de costa y algunas de sus islas, tales como Koh Tonsay, Koh Russei, Koh Rong o Koh Rong Samloem, son tan exóticas como las de su vecina Tailandia. Eso sí, que nadie espere encontrar resorts de lujo, ni palafitos clavados en sus transparentes aguas, ni grandes comodidades. Hasta el momento y, por desgracia parece que por poco tiempo, las islas camboyanas son aun bastante vírgenes en lo que se refiere al turismo, incluso las más cercanas al continente como puede ser Koh Tonsay, conocida también como Rabbit Island. Digamos que el centro vacacional del país se encuentra en Sihanoukville, donde parece ser que hay una buena oferta de hoteles, restaurantes y lugares de ocio nocturno. No puedo opinar acerca de esta ciudad porqué lo que hemos leído sobre ella y los comentarios de otros viajeros, no nos acaban de convencer y la dejamos de lado. Por tanto, los planes iniciales de llegar hasta allí para saltar a alguna de las islas, los cambiamos por Kampot, Kep y Koh Tonsay. 
Llegar a Kampot desde Kratie nos lleva casi todo el día. En transporte público no hay servicio directo, por lo que nos vemos obligados a parar en Phnom Penh.

Antiguo puente sobre el río Kamchay en Kampot 


viernes, 20 de enero de 2012

Mekong, un río de vida - Kratie e Isla de Koh Trong


Después de pasar unos agradables días en la provincia de Mondulkiri, tenemos ya el ojo puesto en el Mekong. Dudamos entre Kampong Cham y Kratie, ambas a orillas del gran río que nace en los Himalayas y discurre a lo largo de más de 4000 kilómetros por la provincia china de Yunnan, siguiendo por Birmania, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam donde se divide en nueve brazos que forman un gran delta, hasta que sus aguas se unen a las del Mar de China Meridional.


Río Mekong a su paso por Kratie


martes, 10 de enero de 2012

Las onduladas colinas de Mondulkiri


Sen Monorom es la capital de Mondulkiri, situada al nordeste de Camboya y una de las provincias más remotas e inaccesibles. Hasta hace pocos meses, llegar a Sen Monorom suponía un largo y pesado viaje, especialmente en época de lluvias cuando era prácticamente imposible llegar hasta allí. Actualmente casi toda la carretera se encuentra asfaltada lo que ha facilitado mucho los desplazamientos, especialmente en el tramo final desde Snoul. Reservamos dos plazas en el autobús de la compañía Sorya que sale diariamente de Phnom Penh a las 8:30 de la mañana y llega a Sen Monorom tras unas ocho horas de viaje. Una alternativa más rápida es el minibús exprés que tarda dos horas menos, pero ya estaba completo.


En las tierras altas de Mondulkiri