viernes, 28 de septiembre de 2012

Shanghai y algunos barrios de interés

Soy consciente de que si escribo sobre los contrastes de Shanghai no voy a descubrir nada nuevo y es que cuando se habla de esta gran ciudad es casi imposible que no aparezca la palabra contraste en un momento u otro de la conversación.
Durante el viaje a Hong Kong en 2009 ya vivimos esta sensación y así lo expresé aquí en el blog, pero en Shanghai las diferencias se hacen aun más evidentes. 
Un lugar, donde al capitalismo más voraz se le llama comunismo, donde Oriente y Occidente se funden entre grandes avenidas abarrotadas de coches y estrechas callejuelas donde las costumbres apenas han cambiado.

Pudong desde el Bund


martes, 18 de septiembre de 2012

Suzhou, la otra Venecia

El nombre de Venecia vende hasta tal punto que encontramos “venecias” debajo de las piedras, especialmente en el continente europeo. Cualquier ciudad que esté atravesada por canales o que se cruce más de un río ya se compara con la ciudad italiana, aunque para mí ésta última es única e incomparable. De “Venecias del Norte” me suenan como mínimo tres: Amsterdam, Brujas y Estocolmo, pero también hay una Venecia en Polonia (Wroclaw), una Venecia en Portugal (Aveiro), una Venecia en los Alpes (Annecy) e incluso una Venecia en China, la ciudad de Suzhou, conocida como la Venecia de Oriente y a la que va dedicado el post de hoy.



martes, 4 de septiembre de 2012

Mutianyu, visita a la Gran Muralla.


Visitar la Gran Muralla China es uno de los principales objetivos de cualquier persona que viaja a Beijing por primera vez, independientemente de que sea nacional o extranjero. Todo el mundo quiere ver la gran obra defensiva, una joya arquitectónica cuya construcción duró 2700 años, desde el Período de los Reinos Combatientes hasta la Dinastía Ming y que se extiende surfeando montañas, desiertos y valles. Y esto significa que con toda seguridad no estaremos solos ante tal maravilla, especialmente en la época alta del turismo interior. Lógicamente, visitar la Gran Muralla consiste en visitar un pequeño tramo de sus miles de kilómetros. Y, sinceramente, no sé cuántos miles son porqué las cifras varían según las fuentes consultadas y dependiendo de si se añaden o no los tramos secundarios. Según wikipedia, si se cuentan sus ramificaciones y construcciones secundarias suman 21.196 km. Según otras fuentes, si se enlazaran las murallas edificadas en distintos períodos medirían 50.000 km, suficientes para dar doce vueltas a la Tierra. Lo cierto es que muchos de esos tramos ya no existen y las ruinas que han sobrevivido se reparten entre varias provincias, desde Shanhaiguan en el este, hasta el lago Lop en el oeste, formando un arco que perfila el borde sur de Mongolia.