jueves, 10 de enero de 2013

Tempus fugit. Resumen viajero 2012 y reflexiones


El recién acabado 2012 ha sido generoso en cuanto a viajes, no me puedo quejar. Regresamos a algunos destinos que ya conocíamos pero también visitamos nuevos países y ciudades.

Haciendo un rápido repaso por meses:

Abril:

Pudimos conocer un poco más a fondo la región italiana de Emilia Romagna de la cual sólo habíamos estado en Bolonia. Aparte de recordar los lugares más emblemáticos de esta ciudad, visitamos también las bellísimas ciudades de Módena, Parma, Ferrara, Ravenna y Rímini llenas de arte en cada uno de sus rincones.
Se puede leer el viaje aquí y aquí.

Módena



Parma. Detalle Catedral
Rímini. Puente romano de Tiberio

Ferrara. Duomo

Ravenna. Mosaicos en el mausoleo de Gala Placidia
Bolonia. Torres Asinelli y Garisenda

En el mismo viaje a Italia, aprovechamos la proximidad a San Marino para conocer ese pequeño 
Estado  que no por ser pequeño merece menos la pena. Aquí os lo contaba.

San Marino

Mayo:

Después de 14 años y casualmente en las mismas fechas, visitamos de nuevo Budapest. La ola de calor que sufrió esa parte de Europa a principios de mayo, nada tuvo que ver con los días fríos y lluviosos de la primera vez.

Budapest. Parlamento a orillas del Danubio

Budapest. Puente de las Cadenas

Desde Budapest, cogimos un tren hacia Bratislava, capital de la República Eslovaca. Visitamos la ciudad y el Castillo de Devin que se encuentra a pocos kilómetros (aquí y aquí).

Bratislava. Souvenirs
Castillo de Devin

Junio:

Visita rápida a la ciudad de Frankfurt (aprovechando una larga escala) y ...



Römerberg. Frankfurt

... viaje a China. Del gigante asiático habíamos estado sólo en HongKong y Macao. Esta vez visitamos los lugares diría yo más turísticos, los que se incluyen en cualquier primer viaje a China: Beijing y la Gran Muralla, Hangzhou, (aquí, aquí y aquíSuzhou y Shanghai. Por supuesto, con ganas de volver.


Hangzhou. Lago
Hangzhou. Medicina tradicional
Campos de té cerca de Hangzhou
Beijing. Templo del Cielo

Gran Muralla. Mutianyu

Shanghai

Suzhou
Julio:

Pude cumplir uno de mis sueños: ver los campos de lavanda en flor en la Provenza. La Provenza es una de las regiones francesas que más nos gustan y era la tercera vez que visitábamos los mismos lugares pero nunca antes lo habíamos hecho en verano, cuando los campos se tiñen de añil lavanda o de amarillo girasol, cantan las cigarras y el aroma impregna la atmósfera. Fue una experiencia tan gratificante que pensamos repetir.

Valensole. Campos de lavanda

Octubre:

Tres semanas por Bulgaria y Macedonia dieron bastante de sí. Disfrutando de un tiempo espléndido, en Bulgaria recorrimos varios kilómetros en tren y autobús, mientras que en Macedonia utilizamos coche de alquiler para los desplazamientos.  Además del Patrimonio artístico y natural, nos atrapó la mezcla cultural y religiosa de estos dos países balcánicos. Los cantos a la oración desde los minaretes de las mezquitas se funden con los de la liturgia ortodoxa de la multitud de iglesias y monasterios. Es una experiencia muy enriquecedora, una parte de Europa donde el tiempo tiene aun que poner las cosas en su sitio, curar heridas y resolver conflictos que permitan a aquellas hospitalarias gentes poder vivir del todo en paz. Sobre este viaje, todavía me queda mucho que contar aquí en el blog y espero hacerlo durante las próximas semanas.

Skopje, capital de Macedonia
Macedonia. Lago Prespa

Monasterio de Rila. Bulgaria

Noviembre:

Aunque fue por motivos de trabajo, tuve la ocasión de volver a El Cairo tras 25 años, cuando visitamos Egipto en nuestra luna de miel.

Pirámides de Mikerinos y sus hijos

Café El Fishawi. Khan el Khalili, El Cairo

Diciembre:

De las escapadas de fin de semana destaco Món Sant Benet, un lugar ideal para celebrar una ocasión especial. Fue todo un acierto.

Monasterio de Sant Benet del Bages

Como he dicho al principio, algunos de los destinos ya los conocíamos de viajes anteriores (Bolonia, Budapest, o Provenza francesa) pero han sido dos lugares en especial los que me han recordado lo rápido que pasa el tiempo: Frankfurt y El Cairo.

En Frankfurt estuve en 1984 durante el viaje de fin de estudios a Alemania. Aparte de la oportunidad que tuvimos de visitar grandes empresas relacionadas con nuestros estudios, como Basf, Merck, Boehringer… lo dedicamos a turistear la mayor parte del tiempo, hecho que me abrió el apetito viajero. Como para la mayoría de jóvenes de aquella época, el viaje de fin de carrera era la primera oportunidad de conocer lo que había más allá de los Pirineos. Desde entonces, he vuelto a Alemania en distintas ocasiones pero nunca había visitado de nuevo Frankfurt. En el centro de la encantadora Römerberg, fui consciente de cuantas cosas han cambiado desde aquel primer viaje, de todo lo que he vivido y me queda aún por vivir. Encontré la plaza mucho más pequeña de lo que la recordaba y me vinieron a la cabeza muchas imágenes de aquellos adolescentes con ganas de comernos el mundo.
Así como Alemania fue el primer país que conocí fuera de España, Egipto (1987) representó nuestro primer destino a otro continente.
En El Cairo continúa el caos circulatorio, Khan el Khalili me ha parecido que ha perdido algo de encanto. No sé si será porqué he visitado bastantes más bazares desde entonces o porqué muchos de los artesanos han ido desapareciendo. En cambio, las Pirámides y la Esfinge allí siguen, inmortales, igualitas que en 1987. Para ellas ¿qué significan 25 años?. Allí te das cuenta de lo insignificante que llega a ser nuestro paso por la vida. 

Para entrar entonces dentro de la Gran Pirámide de Keops tuvimos que hacer una larga cola. Egipto era un destino turístico de primer orden a pesar de ser mucho más caro que ahora viajar hasta allí. En esta ocasión entramos en la Pirámide de Kefren sin necesidad de hacer ni medio segundo de cola. Es más, dentro de la pirámide estábamos solos… una sensación algo extraña.

En las siguientes dos fotos os reto a que encontréis las 7 diferencias. Una pista: no las busquéis en las Pirámides.

Noviembre de 2012
Octubre de 1987


Pues eso… Tempus fugit y de nosotros depende como lo utilicemos, un buen tema para reflexionar al comienzo de un nuevo año. Feliz 2013!


13 comentarios:

  1. Pues si ha sido bueno el año viajero de lo cual me alegro enormemente porque luego esos viajes se transforman en lecturas y bellas imágenes que nos aportan ideas, nos hacen viajar y sobre todo nos mantienen viva la ilusión del viaje. En cuanto a la diferencia de las fotos tampoco se aprecia mucha porque en los dos casos muestras ilusión y el tiempo, en ocasiones, es una unidad de medida relativa.
    Un abrazo y feliz fin de

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión.
    Yo acabo de empezar a viajar, pero si alguna decisión he tomado sobre mi vida, en los últimos meses, es que mientras pueda, seguiré viajando.
    He descubierto una gran ilusión en ello, y ahí es donde pienso invertir mi tiempo :-)

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, el tiempo es una unidad relativa, pero a pesar de ello vuela ;)

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué chulo María Teresa!
    La verdad es que no habéis parado por casa este año y eso está muy bien para que luego nos culturices con los estupendos posts que preparas.
    Egipto es un lugar que me encanta. Fue mi primera salida a otro continente, hace también 18 años, que se dice pronto y ahí siguen las pirámides... impresionantes como siempre. Como dices, somos nosotros los que cambiamos.
    Un besote y que este 2013 venga incluso más cargado de viajes para todos ;)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Helena

    Tú tampoco te has quedado demasiado quieta este pasado año. Espero que 2013 se porte bien ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Menudo año más viajero. De todas las experiencias que has vivido viajando este año, me quedo con los campos de lavanda en la Provenza, también es uno de mis sueños. Que ganas tengo de ir en esa época! Bueno, y al viaje a China también me apuntaría! jajaja Le estoy cogiendo muchas ganas!

    Sobre las 7 diferencias, M. Teresa has mejorado con los años. Yo ahora te veo estupendísima!

    Una abraçada!

    ResponderEliminar
  7. Ay Carol!!! Sí claro... he mejorado con los años como "tus" vinos. ¡Qué daría yo por volver atrás! no por nada, sólo por tener muuuuucho tiempo por delante para ir a los lugares que quiero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Pués no te puedes quejar, digo yo.
    Feliz 2013
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
  9. No me quejo Paco, ya me conformaría con que al acabar 2013 pudiera sacar el mismo balance.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Mª Teressa.

    Menudo año viajero te has marcado. Excelente!

    Ya nos contarás cada una de tus batallas viajeras de 2013. Que esté lleno de sonrisas, viajes y salud!

    Ah! Muy chulas tu foto de perfil en el campo de lavanda, ampliada, y las dos últimas delante de las pirámides. Vaya pintillas la del viaje anterior a Egipto, jejeje... Las 7 diferencias... no lo sé, pero en ambas muy muy guapa!!!

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Antonio !!!

    Saludos y feliz año

    ResponderEliminar
  12. Vamos que no has parado :) ...
    Fíjate, estuve de Septiembre a Junio en Frankfurt por trabajo, que casualidad ... qué ciudad más ... raraaaaa eh!, aunque en verano y con sol gana muchíiiiiiisimo.

    Lo de egipto ... vaya, no habrá cambiado mucho no ... es lo mismo desde siempre, ... y por cierto permíteme decirte que ... estás mejor ahora :-p

    Y una cosa más, ... 2013, ... ¿has pensado en pasarte a twitter también?, ... mucho cruce de viajes, viajeros ... ahora amigos, etc...

    Un saludo y lo mejor para 2013.

    ResponderEliminar
  13. Hola Alfonso,

    Ya había leído en tu blog que estuviste viviendo un tiempo en Frankfurt. No es la ciudad más bonita de Alemania pero a mí me gusta; ahora que vivir allí en invierno debe ser durillo.

    Pasarme a twitter lo he pensado,claro, pero me da pereza ... ya veremos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.