domingo, 3 de febrero de 2013

El Turó de la Rovira, el mejor mirador de Barcelona


En realidad, no sé si es el mejor porqué tampoco los conozco todos, pero lo que puedo asegurar es que las vistas de 360º sobre la ciudad no defraudan a nadie. Barcelona se asienta sobre una llanura limitada al este por el mar, la cordillera del litoral o Serra de Collserola al oeste, el río Besós al norte y el río Llobregat al sur.






Debido a su orografía dispone de varios miradores naturales desde donde se puede contemplar la ciudad: Tibidabo, Montjuic o Parc Güell son algunos de los más frecuentados. El Turó de la Rovira no es el más elevado, se levanta 262 metros sobre el nivel del mar frente a los 512 metros del Tibidabo y hasta el momento era uno de los menos conocidos. Y digo hasta el momento, porqué es un lugar que se está poniendo de moda, y donde acude de cada vez más gente, principalmente grupos de jóvenes, tanto barceloneses como turistas.
Descubrí el lugar por unas fotos de mi hija. Uno de sus grupos favoritos, Txarango, utilizó ese magnífico escenario para promocionar su primer disco “Benvinguts al llarg viatge”, un nombre muy acertado para un grupo que se define de espíritu nómada y con la filosofía de los antiguos circos ambulantes.


Estas dos fotos realizadas por David Moragas a mi hija, son las que despertaron mi curiosidad y las ganas de conocer el mirador del Turó de la Rovira.  





Aprovechando que el pasado fin de semana estuvimos en Barcelona, nos acercamos hasta allí.
El Turó de la Rovira, conocido popularmente como “Els búnquers del Carmel” se eleva entre los barrios del Guinardó y el Carmel, con unas calles de empinadísimas pendientes que van adaptándose a la orografía del terreno. Además de tener el atractivo indiscutible como mirador, se trata de un espacio de gran valor histórico donde se conservan los restos de una batería antiaérea construida por las autoridades militares republicanas durante la Guerra Civil española para proteger a Barcelona frente a los ataques reiterados de la aviación de los aliados fascistas.
En 1937, la Comandancia General de Ingenieros acabó el proyecto que constaba de cuatro cañones Vickers de 105mm los cuales entraron en funcionamiento el 3 de marzo de 1938. Al final de la Guerra, el ejército republicano decidió destruir dos de los cuatro cañones e inutilizar los otros dos, quedando la zona medio abandonada.




Durante la posguerra, las estructuras todavía intactas de las instalaciones republicanas, fueron aprovechadas por muchos inmigrantes, especialmente del sur de España, que llegaban a Barcelona en busca de un futuro mejor.
En diferentes lugares de la ciudad, se levantaron grandes poblados de barracas que llegaron a acoger unas 100.000 personas y una parte de esas precarias viviendas  se encontraban alrededor del Turó de la Rovira. El llamado Barri dels Canons (o Barrio de los Cañones), nombre que evoca su origen militar, constaba de unas 110 barracas que ocupaban el lugar de la antigua batería antiaérea.
Hasta el año 1990 y dentro del plan de lavado de cara de la ciudad para acoger los Juegos Olímpicos del 92, los habitantes de las barracas se fueron reubicando en otras zonas, aunque muchas familias del Barri dels Canons se resistían a abandonar aquel lugar privilegiado que tras cuarenta años, ya sentían como suyo.






En 2006 un campo de trabajo internacional inició las labores de limpieza y recuperación del conjunto defensivo permitiendo un acceso más fácil, aún así, queda bastante por hacer porqué la zona tiene un aire un tanto decadente. Se puede ver la estructura de hormigón que sostenía los cañones y las estancias donde se almacenaba la munición y que servía a la vez de resguardo para los soldados. En el punto más elevado, desde donde se domina toda la ciudad, se ubicó el lugar de mando desde donde se daban las instrucciones necesarias para orientar el tiro de los cañones.
Varios paneles informativos ilustran todos estos hechos y explican la historia del Turó de la Rovira desde el primer asentamiento íbero hasta la actualidad.

















En cuanto a las vistas, si nos situamos de cara al mar, lo que llama más la atención es el perfecto trazado de las calles de l’ Eixample y la Torre Agbar.
También la Torre Mapfre y su gemela Hotel Arts, el Puerto, la Sagrada Familia envuelta de grúas, la Catedral, la montaña de Montjuic y en días claros se puede divisar la isla de Mallorca.
De cara a montaña, el Tibidabo y la Torre de Collserola, el Parc Güell, el Hospital de Valle Hebrón y las calles del Carmelo, con la Iglesia dedicada a la Virgen del Carmen que da el nombre al barrio.
Entre grafitis, restos de azulejos de las antiguas barracas y unas vistas privilegiadas a nuestros pies, se esconde una parte del pasado de la ciudad que merece la pena conocer.








Como llegar:

En transporte público: Línea 5 del metro hasta la estación de El Coll-La Teixonera o la del Carmel. Tomar la línea 119 de autobús que deja al principio de la calle Labèrnia. Al final de la calle, un estrecho camino asfaltado conduce hasta los búnkeres.

Nosotros íbamos en coche y lo aparcamos al final de la calle Labèrnia, prácticamente a los pies de los búnkeres.

25 comentarios:

  1. Que tal M Teresa??
    Que panoramica!! preciosas fotos y con esas vistas de Barcelona son una maravilla.
    A nosotros nos encanta Barcelona lo poco que la conocemos,siempre hemos dicho que tenemos que volver y dedicarle mas días para visitar sus rincones como este que tu detallas.
    Por cierto sobre las fotos de los saltos, te invito a que conozcas mis vídeos en Youtube, hay un total de tres te dejo el enlace del ultimo, a ver que te parecen ??
    http://www.youtube.com/watch?v=CLGpyu8aKek

    Saludos desde Las Palmas
    Javier y Deborah

    ResponderEliminar
  2. Gràcies a la teva entrada acabo de catalogar oficialment els búnkers com un dels meus llocs preferits. Ja en pots estar orgullosa!

    Records des del sofà del costat.

    ResponderEliminar
  3. Pues vaya vistas de la hermosa ciudad... Unas panorámicas increíbles. Me encantan las fotos, son geniales.
    Un abrazo desde http://yoadoroviajar.blogspot.com

    Trini.

    ResponderEliminar
  4. Jo, que guapa es Barcelona y que guapísimas fotos sabes hacer.
    Me tengo que acercar un día a este lugar, las vistas son auténticas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gràcies per enllaçar-me el blog M. Teresa! Per cert, precioses totes les fotos! Realment és un lloc molt maco per anar!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Javier/Deborah,

    Muy chulas las fotos. Si tuviera que escoger un par de ellas me quedaría con la de Monument Valley y la bahía de Halong.
    A ver si os animáis con la "versión Deborah".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Patrícia,

    Ja era hora que algun dia passessis pel blog i em deixessis un comentari !!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Trini,

    Muchas gracias, desde un lugar así seguro que salen fotos chulas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola Gildo,

    Anímate, que a ti te cae bien cerquita.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola David,

    Gràcies a tu per deixar-me posar les dues fotos de la Patrícia.

    Un petó!

    ResponderEliminar
  11. pues no conocía ese mirador, pero en uno de mis próximos viajes a Barcelona me pasaré por allí. Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gran lugar el que nos traes Teresa
    la verdad es que teniendolo como lo tengo tan cerca y nunca he estado pero como a ti , a mi tambien me han despertado curiosidad estas fotos asi que apuntado
    abrazos

    ResponderEliminar
  13. Hola Fernando

    Compartir lugares y experiencias es la finalidad del blog!! Gracias a ti por tu comentario.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola Bleid,

    Las vistas son una pasada, ya me dirás qué te ha parecido.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Barcelona es una ciudad que conocemos bien, pero el Turó de la Rovira lo desconocíamos completamente. En la siguiente escapada a la ciudad no faltará esta visita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Definitivamente, tengo que volver a Barcelona.
    No tenía ni idea de la existencia de este lugar y, aunque un poco viejuno (con toda la historia que tiene a sus espaldas, tampoco es de extrañar), se ve que tiene unas vistas fabulosas.
    Muy interesante el post.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  17. Menudas vistas la de Barcelona desde ese mirador. Sin duda, cuando al fin me anime a conocer Barcelona (sí, lo confieso, no la conozco) subiré a ese mirador. Esas vistas son muy buenas.

    Mujer, lo de siempre, de un rinconcillo de nada haces unas fotos increibles!!!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  18. Espectaculares fotos, mira que he estado en Barcelona muuuuchas veces y nunca he subido a El Turó de la Rovira, me lo apunto.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo


    p.d. Acertaste la adivinanza era... Hamburg!!! (bueno Altona, pero hoy es parte de Hamburgo)

    ResponderEliminar
  19. @ cincuentones: a mí me pasaba exactamente lo mismo. De hecho, aunque nos parezca que conocemos bien un lugar siempre hay rincones por descubrir.

    @ Sí Helena, el lugar está un poco viejuno como dices tú, más que viejo descuidado diría yo. Ahora bien, el día que lo arreglen demasiado y lo promocionen parecerá Las Ramblas.

    @ Antonio, anímate ya a conocer Barcelona. Tienes vuelos baratos, AVE, o en coche ... no hay excusa. Ah! y para los niños hay muchos lugares!

    @ Paco, por eso hice esta entrada en el blog, porqué estaba segura que igual que yo, mucha gente tampoco lo conocía.

    Un abrazo a todos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  20. Hola M. Teresa. Nos hemos quedado anonadad@s con tu blog! Enhorabuena :) Si quieres participar en uno colectivo, encontrarás el enlace en mi perfil de Google+. Un saludo :D

    ResponderEliminar
  21. Wow wow wow, desde luego que a pesar de haber incluso vivido en Barcelona nunca he subido ahí...
    Las fotazas son ... pufff ... eso, FOTAZAS !!!
    Por cierto, ¿cuándo de veremos por twitter?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfonso.
      Lo del twitter ... me da una pereza!!!

      Eliminar
  22. Vaya, otro lugar que me apunto para cuando vaya a Barcelona, desconocía su existencia pero las vistas son realmente buenas!!! Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lugar que merece la pena y hasta el momento no demasiado concurrido

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.