viernes, 13 de septiembre de 2013

Blagoevgrad, la ciudad de Blagoev

Blagoevgrad es una tranquila ciudad búlgara sobre la que no se encuentra demasiada información ni en guías ni en blogs de viajes ya que quienes la visitan acostumbran a hacerlo sólo de paso.
Está bien situada, en un cruce de caminos entre Sofia y Tesalónica, Plovdiv y Skopje. Sólo 24 km la separan de la frontera con Macedonia, 90km de la griega y 130km de la capital, Sofia.
También es una parada de la línea de tren internacional Sofia- Tesalónica-Atenas.

Rodeada de montañas



Vavedenie Presvetiya Bogoroditsi. Varosha


Tras nuestra estancia en el Monasterio de Rila y antes de seguir camino a Plovdiv  hicimos una parada en Blagoevgrad donde nos quedamos a dormir.
Desde la estación de autobús de Rila (la del pueblo, no la del monasterio) se tarda una media hora en recorrer los 35km hasta Blagoevgrad.

Es la capital administrativa de Pirin y se encuentra  a los pies de las Montañas de Rila a 367 metros de altitud. Goza de un clima agradable ya que las montañas la protegen de los fríos vientos que llegan del norte. El río Bistritsa la divide en dos zonas bien diferenciadas: la orilla este, donde encontramos Varosha, la parte histórica de la ciudad, y la orilla oeste donde se extiende la ciudad moderna.

Rincón en Varosha

Es una ciudad alegre, muy animada, con calles peatonales y plazas llenas de jóvenes los cuales representan un elevado porcentaje de sus habitantes.
Sus dos Universidades la llenan de estudiantes durante los meses académicos que dejan unos buenos ingresos a la ciudad. Su economía se basa en la industria agroalimentaria, en el vino, tabaco y carne.


UN POCO DE HISTORIA

Se tienen referencias de que en la Edad de Hierro ya fue habitada.
La abundancia de fuentes termales atrajo a los tracios que se asentaron en ese lugar. La llamaron Scaptopara, nombre que significa mercado superior lo que sugiere que fue un centro de intercambio comercial.
Parece ser que en el año 238 aC los habitantes de Scaptopara enviaron al emperador romano una petición para poder realizar ferias varias veces al año. La más importante tenía lugar la primera quincena de octubre y todos los productos estaban exentos de impuestos.
En los siglos VI y VII los eslavos ocuparon estos territorios que posteriormente fueron destruidos por los bárbaros.
Después de la invasión otomana en el siglo XV, la vieja Scaptopara cambió de nombre en varias ocasiones: Dyuma Bazari, Dyuma, Orta, Gorna Cumaya.
La población era mayoritariamente musulmana y la nombraron Cumaya que significa viernes, su día festivo.

Vestigios de la era otomana

Durante el período del Resurgimiento Nacional Búlgaro se fundó el barrio de Varosha a la orilla este del río. Según la leyenda, en ese lugar un campesino pudo curar a su caballo enfermo gracias a las propiedades de las aguas minerales. Posteriormente, los habitantes de Cumaya obtuvieron la autorización del sultán para construir una iglesia en Varosha. Fue consagrada en 1844 y a lo largo de los 50 años posteriores se fue decorando con los interesantes frescos que podemos admirar actualmente.
En el siglo XIX la ciudad ya era un importante centro de comercio y artesanía.
En 1878, el Congreso de Berlín pretendió reorganizar la zona de los Balcanes tras la Guerra entre Rusia y Turquía de tal manera que Gorna Cumaya continuó perteneciendo al imperio otomano y se convirtió en el centro del movimiento para la unificación nacional, consiguiendo su liberación el día 5 de octubre de 1912. Después de la I Guerra Mundial vivió un auge tanto a nivel industrial como cultural convirtiéndose en un centro importante.
El nombre con el que se conoce en la actualidad es relativamente reciente. Fue en 1950 cuando pasó a llamarse Blagoevgrad en honor de Dimitar Blagoev, un marxista búlgaro del siglo XIX, siguiendo el ejemplo de algunas ciudades soviéticas como Leningrado o Stalingrado que habían sido rebautizados años antes en honor a los líderes Lenin o Stalin.
Cerca de la Universidad Americana se puede ver la estatua de Dimitar Blagoev.

Dimitar Blagoev que da nombre a la ciudad

QUÉ VER EN VAROSHA

Como ya he comentado, durante los siglos XVII y XVIII Varosha fue un vecindario turco y posteriormente cambió a vecindario cristiano con 150-200 familias. En la época del Resurgimiento Nacional Búlgaro este pequeño barrio se convirtió en la zona donde vivían los mejores maestros y artistas de la región. Varosha tiene aires de pueblo, con cuestas empedradas y casas de piedra y madera.
Hay muchas galerías de arte y varios restaurantes, todo muy pintoresco aunque un poco dejado.

Varosha

Varosha

El edificio más importante es la Iglesia de la Anunciación de la Virgen (Vavedenie Presvetiya Bogoroditsi) consagrada en 1844. Está decorada con frescos en la parte exterior, bajo los pórticos, con un extraordinario círculo de la vida. A la derecha e izquierda del fresco están representadas las imágenes de los Santos Cirilo y Metodio.
Su pintura exterior en blanco y negro nos recuerda al Monasterio de Rila.
La torre del campanario se encuentra separada y forma un atractivo conjunto.
Detrás del campanario asoma el pequeño hotel Kristo desde donde hay unas buenas vistas.

Iglesia de la Anunciación de la Virgen. Varosha

 
Detalle del fresco bajo el pórtico




Su pintura exterior recuerda al Monasterio de Rila

Fresco que representa el círculo de la vida

El campanario se encuentra separado de la Iglesia

Unas escaleras conducen al Parque (Loven Dom). Se trata de un gran espacio verde, con fuentes y estatuas que han vivido tiempos mejores, pero es un buen lugar para hacer deporte y disfrutar de la naturaleza. Al final hay un pequeño jardín Botánico.

Parque de Blagoevgrad

Vista de Blagoevgrad desde el Parque

El Museo de Historia es también una buena opción. Se construyó en 1952, pero las instalaciones están actualizadas. Está muy bien organizado, a pesar de ello somos los únicos visitantes en todo el museo. Hay mucho material expuesto, un total de 115000 piezas, desde cerámica, joyas y otras piezas arqueológicas encontradas en las excavaciones de la necrópolis, hasta vestidos y utensilios tradicionales y una gran sección de naturaleza con una buena colección de plantas y animales disecados correspondientes a la zona del Parque nacional de Pirin: lobos, osos o jabalís entre otros.
Es también interesante el rico patrimonio de Macedonia desde la prehistoria hasta nuestros días. Sí, sí, no me he confundido, ya que a la provincia de Blagoevgrad se la conoce también como Macedonia de Pirin. Porqué Macedonia entendida como zona geográfica se reparte entre Grecia (la Macedonia griega ocupa un 52.4% del territorio), la República de Macedonia o FYROM (35.8%), Bulgaria (10.1%), Albania (1.4%) y una ínfima parte en Serbia (0.3%).

En la plaza donde se encuentra la entrada al Museo hay un edificio municipal (no sé si pertenece al ayuntamiento o a los juzgados) donde se celebraba una boda y estuvimos un buen rato sentados presenciando la animada celebración.


QUÉ VER EN LA PARTE NUEVA

Así como Varosha es muy, muy tranquilo, el ambiente se concentra en la zona oeste del río, alrededor de las plazas Bulgaria, Makedonia y Georgi Izmirliev Makedoncheto. Aquí se encuentran la mayoría de tiendas, cafés, heladerías, y restaurantes.
La calle Todor Aleksandrov es un largo paseo cerrado al tráfico, con árboles a cada lado que dan una buena sombra. Es la calle más comercial y más animada de la ciudad.

Calle Todor Aleksandrov

Esta calle desemboca en la Plaza Bulgaria y a continuación la plaza Makedonia rodeada de pubs y cafeterías muy bien arregladas con sus terrazas llenas de gente. En esta plaza destaca el edificio de la Ópera.
La plaza es muy amplia y abierta dejándose ver las colinas que envuelven a la ciudad, lo que le da un agradable aspecto.

En la gran plaza Georgi Izmirliev Makedoncheto, encontramos los edificios de la Universidad Americana, el Teatro y las nuevas oficinas de correos.

Plaza Bulgaria

Plaza Makedonia

QUÉ VER EN LOS ALREDEDORES

Puede ser una buena base para visitar el Monasterio de Rila, donde se puede llegar en autobús hasta el pueblo (unos 30-35 minutos) y desde allí coger otro bus hasta el monasterio (media hora más)

El Parque Nacional de Pirin (Patrimonio de la UNESCO) y Bansko, un importante centro turístico de deportes de invierno.

Parque Bachinovo a 3.5km del centro


CÓMO LLEGAR

Autobuses:

De Rila a Blagoevgradà bus 9:00, 16:00 y 18:00

Bus a Sofia (cada hora de 6.30 a 18) via Dupnitsa

Bus a Plovdiv (2 diarios)

Ojo porqué hay dos estaciones de autobús: la principal (Tsentralna Aftogara) y la Chastna Aftogara de donde salen los buses a Sofia

Trenes:

5 trenes diarios rápidos a Sofia

2 trenes internacionales al día, que siguen a Tesalónica y Atenas 

1 tren diario a Bucarest


A la mañana siguiente seguimos rumbo a Plovdiv en el autobús de las 6:50 de la mañana. El recorrido es precioso porqué pasa por el PN Pirin y por el resort de Bansko.
Hasta Plovdiv tardamos 4 horas para recorrer los 204km que separan ambas ciudades, pero el viaje no se hace para nada pesado.



17 comentarios:

  1. Siempre es bueno salirse de los caminos trillados y descubrir aquellos sitios que se omite o quedan olvidados. Gracias por compartirlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Fernando. Muchas veces hay verdaderas sorpresas donde menos te lo esperas.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Después de un tiempo ausente de la red es un gran placer reencontrarnos con tus interesantes reportajes. Esta bonita ciudad perdida entre los valles de Bulgaria nos parece un remanso de paz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blagoevgrad me pareció una ciudad muy tranquila pero a la vez con mucho ambiente.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Mantengo que los países de la Europa son un destino que ahora se encuentra virgen y que pronto se masificará como le pasó a Praga o Budapest después de la caída del muro.
    Como siempre preciosas las fotos.

    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que también depende de la época del año. El pasado octubre, salvo en Sofía, no encontramos prácticamente nada de turismo. Te doy la razón en que son destinos mucho menos populares que estos dos que comentas que siempre están abarrotados.
      Recuerdo que en Praga fuimos a dar una vuelta a las 6.30 de la mañana y lo disfrutamos un montón.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Interesante propuesta. Las imágenes son muy atrayentes, habría que verlo en época de estudiantes. Se ve que por allí no hay meseta...Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, la meseta les cae un poco lejos.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Que buena entrada Teresa,
    Nosotros solo visitamos la Iglesia de la Anunciación y aprovechamos para comer en una mexana donde disfrutamos de una de las mejores comida de todo el viaje.

    Un abrazo

    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente cuando vi en vuestro blog que habíais pasado por Blagoevgrad me acordé que quería dedicarle una entrada ;) Qué bien se come en Bulgaria!!!

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Qui hi passa i ni es para, no sap el que es perd; sobretot l'Església de l'Anunciació de la Verge: preciosa!

    Un petó molt fort

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Només per veure aquesta església val la pena aturar-s'hi. Ens va agradar molt!

      Petons

      Eliminar
  7. Hola, muchas gracias por toda la información, me está ayudando mucho a la hora de organizar mi próximo viaje a Bulgaria. Tengo una duda y encuentro poca información en internet, ¿qué compañía de autobús utilizasteis para ir de Blagoevgrad a Plovdiv? Muchas gracias

    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, gracias por tu comentario. En estos momentos estoy en Filipinas, pero cuando regrese a casa, busco la info en mi diario. Espero que no sea muy urgente.

      Saludos

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias por tu rápida respuesta. Mi viaje será el próximo día 16 de Enero. Deseo que disfrutes de esa experiencia y esperando ansiosa por leerla en tu blog. Muy Felices Fiestas y gracias de nuevo

      Eliminar
  8. Hola Carmen,
    He buscado en mis apuntes pero no tengo el nombre de la compañía de autobús. Recuerdo que cuando llegamos a Blagoevgrad, en la misma estación consultamos los horarios para ir a Plovdiv y que nos pegamos un buen madrugón. Lo siento, no puedo ayudarte con el nombre de la compañía, pero seguro que no tendrás ningún problema.
    Buen viaje.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.