viernes, 18 de octubre de 2013

Monasterios de Bachkovo y Preobrazhenski


Hace justo un año nos encontrábamos viajando por tierras búlgaras. Desde entonces he dedicado bastantes entradas a diferentes partes del país pero todavía quedan cosas por contar. Bulgaria es un país muy rico en Historia, arquitectura, cultura, gastronomía y generalmente sorprende al viajero que quizás se espera menos que cuando visita otros destinos.
Si tuviera que definir a Bulgaria con una sola palabra, ésta sería monasterio. Además de tratarse de verdaderas joyas arquitectónicas, los monasterios búlgaros jugaron un papel decisivo en la conservación de la cultura cuando el país estaba bajo dominio otomano.

Monasterio Bachkovo


La religión cristiana ortodoxa es la religión oficial del país desde el año 865 a pesar de que actualmente se considera un Estado laico con total libertad religiosa. Un elevado porcentaje de la población sigue siendo fiel a la iglesia ortodoxa y aún hoy en día, muchos de los monasterios son lugares importantes de devoción y peregrinación.

Existen más de 120 monasterios de los cuales el más maravilloso, más visitado y más interesante es, sin duda, el Monasterio de Rila sobre el cual ya escribí hace tiempo. Ver aquí.
Sin embargo, no sólo Rila merece una visita ya que el país está sembrado de monasterios de un gran interés. Tanto es así, que muchas agencias de viajes organizan rutas a Bulgaria utilizando ese patrimonio como reclamo.

Monasterio de Preobrazhenski

Dos de los que más me gustaron fueron el Monasterio de Bachkovo y el de Preobrazhenski. El primero por su importancia histórica, el segundo porqué es un lugar encantador, tranquilo, en un paraje idílico.


MONASTERIO DE BACHKOVO

Se encuentra cerca de Plovdiv, a unos 30 km aproximadamente, a las afueras del pequeño pueblecito de Bachkovo, al oeste de las montañas Rhodopes y a orillas del río Tschepelane.
Está dedicado a la Asunción de la Virgen María y como tal, su fiesta se celebra el día 15 de agosto. Después del de Rila es el más grande del país y también el segundo en importancia.

Cómo llegar en transporte público desde Plovdiv:

Los minibuses salen de la estación de Rodopi (del andén nº 1) y son los que van a Smolyan (Смолян), ciudad que se encuentra junto a la frontera griega. 
La frecuencia es aproximadamente de 30 minutos y el precio de 4 lev.
Tras pasar por Asenovgrad se llega a Bachkovo (Бачково) pero no hay que bajar en el pueblo porqué el monasterio se encuentra a 1.2 km y el bus hace otra parada en la carretera, justo donde empiezan las tiendecitas de recuerdos (cerámica, madera, miel, iconos, imágenes de santos…)
Aquí se inicia un agradable camino arbolado y tras caminar 500 metros se llega al Monasterio.


Tiendas de recuerdos junto a la carretera donde se inicia el camino hasta el Monasterio 

Fuente a mitad de camino de Bachkovo

Precio visita: gratuito

Posibilidad de alojamiento: Si. Alojamiento en celdas con baño compartido y las más nuevas con baño propio.

Horario visita: de 6am a 10pm

Exterior del Monasterio de Bachkovo

Puerta de entrada

Se fundó en 1083 gracias a los hermanos Gregorio y Abasius Bakuriani, unos aristócratas militares de la corte del emperador bizantino Alexis I, los cuales financiaron su construcción.
Como la mayoría de monasterios del país, el momento de máximo esplendor lo vivió durante la época del Segundo Imperio Búlgaro (de 1185 a 1396).
Fue saqueado por los turcos durante los siglos XV y XVI pero posteriormente se reconstruyó.
Su estructura y distribución es la más común para ese tipo de edificaciones y muy parecida al Monasterio de Rila. Tras la puerta principal fortificada se accede a un patio central muy agradable, con algunos árboles. 



En el centro hay dos iglesias, la más antigua es la de San Arcángel, construida a finales del siglo XII, principios del XIII y conectada a las celdas monásticas. La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora (Sveta Bogoroditsa) es muy posterior ya que se construyó en 1604. Es en su interior donde se conserva el importante iconoclastio y un icono de la Virgen María considerado milagroso ante el que muchos fieles acuden a rezar y a pedir favores.

Las dos Iglesias: San Arcángel y la Asunción de Nuestra Señora

Alrededor del patio se encuentran el resto de edificios monacales.
Los del ala Este se empezaron a construir en el siglo XVI al mismo tiempo que la puerta fortificada.

Celdas monacales

Celdas monacales



En el ala Sur hay un pequeño museo, la panadería y un amplio refectorio con una mesa de mármol y una pintura de la genealogía de Jesús pintada en el techo.
Las paredes exteriores están decoradas con frescos que cuentan la historia del monasterio.

Edificio del ala Sur. Puerta de acceso a la capilla de San Nikolai

Frescos que explican la historia del Monasterio

A través de una puerta junto al refectorio se accede a la capilla de San Nicolás (Sveti Nikolai) construida en 1836, con un interesante Juicio Final en el porche pintado por el reconocido artista búlgaro Zahari Zograf en 1840. A la derecha se pueden ver a los condenados turcos y en la esquina superior izquierda el autorretrato del autor. Un año más tarde pintó el vestíbulo de la Iglesia de San Arcángel.


Ya fuera del Monasterio, un camino conduce al osario que ha sido recientemente restaurado. Nos conformamos con ver su exterior porqué se encontraba cerrado. Alrededor del edificio se encuentra un pequeño cementerio.

Camino al osario

Osario y cementerio

Osario y cementerio


MONASTERIO DE PREOBRAZHENSKI


El Monasterio de Preobrazhenski o de la Transfiguración, se encuentra muy cerca de la conocida ciudad de Veliko Tarnovo (a 7km) pero a pesar de ello llegar en transporte público es un poco complicado.

Cómo llegar desde Veliko Tarnovo:

Bus nº 10. Es poco práctico, ya que te deja en la carretera y hay que caminar 3km cuesta arriba.
La mejor opción es pactar precio con un taxista. (Nosotros pagamos 10 levas).

Posibilidad de alojamiento:  No la hay. 

Horario: Desconozco si existe un horario de visitas estricto, pero da la sensación de que nadie controla.

Precio visita: nos cobraron 2 levas por persona para entrar en la iglesia, aunque parece ser que muchas veces no hay nadie y se puede entrar libremente.

La carretera desde Veliko Tarnovo discurre siguiendo el curso del río Yantra y va ascendiendo a través de uno paisaje boscoso muy bonito.
El Monasterio de Preobrazhenski es el más grande de la región pero es mucho más tranquilo que el de Bachkovo y, por supuesto que el de Rila.

Vista desde Preobrazhenski

Puerta de entrada al recinto de Preobrazhenski

Puerta de entrada

Posiblemente se fundó durante el Segundo Imperio Búlgaro, alrededor de 1360, gracias a la generosidad de la zarina Teodora-Sara y su hijo. En aquella época, Veliko Tarnovo era la capital búlgara y el Monasterio tuvo un relevante papel.
Según unos descubrimientos de mitad de siglo XX, se sabe que estaba situado medio kilómetro al sur de la situación actual y se supone que se abandonó tras la invasión de Veliko Tarnovo por los turcos. 
En 1825 el obispo Zotik, con autorización del sultán lo reconstruyó en el lugar actual.
El principal edificio es la Iglesia de la Transfiguración de Nuestro Señor que se inició en 1834. 

Iglesia de la Transfiguración




Tiene una estructura diferente a la mayoría de monasterios de aspecto fortificado ya que éste se adapta a la orografía del terreno y parece encajado entre la pared y el precipicio.

El interior y exterior de la iglesia están totalmente decorados con frescos del gran pintor Zahari Zograf, realizados entre 1849 y 1851, pocos años después de haber trabajado en Bachkovo.



Fresco pendiente de restauración

Aunque todavía no han finalizado, las pinturas ya han sido en su mayoría restauradas y los colores lucen preciosos. Destaca una sugerente “Rueda de la Vida” que marca las estaciones y los meses del año y donde aparecen ángeles y demonios que empujan a los pecadores a la boca de un ser monstruoso. También es interesante el “El Juicio Final”, que ocupa el muro oriental del atrio de la iglesia.

Rueda de la vida de Zahari Zograf

Delante de la puerta de la Iglesia se ven unas enormes rocas que se desprendieron tras un terremoto pero que miraculosamente no dañaron el Monasterio.

Roca desprendida por un terremoto

La tranquilidad es total y apenas vemos a nadie, tan sólo un par de trabajadores dedicados a la restauración del templo y el encargado del lugar que nos cobró 2 levas para acceder al interior de la Iglesia. Las imágenes representadas corresponden a San Cirilio y Metodio, los difusores del alfabeto cirílico y también a San Dimitri y a San Nikolai, los santos patrones más venerados por aquellas tierras.
Algunas imágenes del interior de la Iglesia:










El ambiente es muy campestre, por decirlo de alguna manera: carros, gatos, colmenas con las abejas revoloteando a su alrededor, árboles frutales tales como higueras o ciruelos, de cuyos frutos los monjes elaboran una especie de aguardiente.



Las campanas son regalos de soldados rusos que estuvieron hospitalizados en el Monasterio




Las viejas celdas están muy deterioradas, no creo que actualmente nadie se aloje allí, estaría bien que entrara en los planes de restauración su acondicionamiento para poder alojar visitantes.

Celdas de los monjes

Parte más nueva habitada



Viejas celdas abandonadas


A pocos pasos se encuentran las instalaciones de los monjes, una pequeña capilla y el cementerio. Da la sensación de abandono y parece que la vida monacal, si la hay, es muy escasa. 
Igual que tantos otros monasterios de la región, durante los años de la Guerra Ruso-Turca actuó como hospital.

16 comentarios:

  1. No hagués dit mai que a Bulgaria hi haguès tants monestirs i a més preciosos, Les fotos una passada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doncs ja veus, la llàstima és que només en vam poder visitar 6 ó 7. De totes formes, no ens podem queixar que a casa nostra també en tenim uns quants i ben preciosos!

      Petons

      Eliminar
  2. Que preciosidad de monasterios y las fotos son una pasada! Acabo de conocer tu blog y a partir de ahora te seguimos. Te invito a que conozcas el nuestro. Mis viajes y sensaciones.

    Un saludo viajero, Belén y Ram´n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias pareja! De aquí un rato me paso a conocer el vuestro, a ver qué contáis.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Cuantos lugares y culturas hay para ver y conocer.
    Pensaba que Bulgaria era un lugar oscuro, pero veo que tiene mucho colorido.
    Gracias por enseñárnoslo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, a mí me ocurría lo mismo antes de ir, pero ya ves que nada más lejos de la realidad. Es un país con mucho color y eso que fuimos en otoño. En primavera debe ser precioso.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Bonito y colorido reportaje María Teresa. Como bien dices, sería interesante que restaurasen o habilitasen las celdas. debe ser un buen sitio para descansar. Como dice Gildo, nos estás descubriendo un pais que creiamos algo oscuro. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá lo hagan, seguro que sería un lugar ideal para pasar una noche porqué el entorno es ideal.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Espectaculares fotos y interesante post, Bulgaria no era hasta ahora un destino considerado por nosotros pero realmente tras ver todas tus entradas sobre éste país he de decir que me has creado otra necesidad viajera jajaja. He creado un blog, y me gustaría que pasaras a verlo, llevo mucho tiempo siguiendo blog y al fin me he atrevido, aunque espero mejorar, no soy muy buena con la tecnología.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gabriela. Yo también "descubrí" Bulgaria gracias a blogs de otros viajeros y me sorprendió mucho todo lo que ofrece el país. Además tiene la ventaja de que es un destino muy económico para nosotros.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. perdona mi blog es: delsuralinfinito.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Los monasterios ortodoxos y las iglesias bizantinas siempre me han parecido maravillosos. Un gran descubrimiento Bulgaria, no conocía estos lugares tan interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bulgaria es un país que me sorprendió muy gratamente, quizás porqué esperaba poco. Tiene un gran patrimonio cultural, una buena gastronomía y es un país muy asequible para nosotros.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Dos pequeñas joyas que no son tan conocidas como el de Rila pero que merecen mucho la pena. Me las anoto!
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Monasterio de Rila es imprescindible en cualquier viaje a Bulgaria pero yo aconsejo visitar también algunos otros...hay donde escoger!!!

      Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.