viernes, 11 de abril de 2014

Aldea histórica de Shirakawa-go

En el año 1995, la UNESCO declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad las aldeas históricas de Shirakawa-go y Gokayama, situadas respectivamente en las Prefecturas de Gifu y Toyama, al Norte de la ciudad de Nagoya, en Japón.

No pudimos ir a las dos aldeas, pero aprovechamos para hacer una visita a Shirakawa-go en nuestra ruta de Kanazawa a Takayama, con lo que nos dimos por satisfechos.



Durante siglos fue una zona incomunicada y se abrió en el siglo VIII como centro espiritual. No fue hasta el siglo XVI, durante el período Edo, en que Shirakawago empezó a desarrollarse.



Debido a las características montañosas del terreno, la agricultura era muy pobre y de escasa rentabilidad, por lo que se especializaron en otro tipo de actividades, especialmente en la producción de pólvora (gracias al suelo rico en nitrato de calcio) y en el aprovechamiento de los árboles Morus Alba, las conocidas moreras, de las que se aprovechaban sus hojas tanto para hacer papel como para alimentar a los gusanos de seda, una de sus más importantes actividades económicas que perduró hasta los años 70 del siglo pasado.



CÓMO LLEGAR

Los desplazamientos los hicimos en autobús y aunque la frecuencia es bastante elevada, hay que tener en cuenta que es un destino muy concurrido, especialmente en fines de semana, por lo que recomiendo reservar con uno o dos días de antelación. Nosotros así lo hicimos, reservando un par de días antes el bus de Kanazawa a Shirakawa-go y de Shirakawa-go a Takayama.
La ruta está operada por la compañía Nohi bus y aquí podréis encontrar los horarios actualizados desde diferentes ciudades. 

Otra opción es apuntarse a algún tour organizado. El inconveniente es que suelen ser excursiones de medio día y si os gusta disfrutar sin prisas, lo veo un poco justo.

Tiempo de trayecto:

De Kanazawa a Shirakawa-go tardamos 1h 15min.
De Shirakawa-go a Takayama tardamos 55 minutos.

DÓNDE DORMIR

Si decidís quedaros en el pueblo, será una buena idea ya que tendréis a vuestra disposición varios alojamientos habilitados en casas tradicionales.

Si no os quedáis a dormir en Shirakawa-go como fue nuestro caso, se puede dejar el equipaje en las taquillas de la terminal de autobuses.





QUÉ VER EN SHIRAKAWA-GO

Viajar a Shirakawa-go es como hacer un viaje en el tiempo. Es un lugar encantador, situado en un valle rodeado de montañas cubiertas de bosque.






Es conocido por las típicas construcciones (junto con Gokayama) del estilo llamado gassho-zukuri. Ogimachi es el pueblo más grande de la zona de Shirakawa-go y donde se concentran mayor número de casas tradicionales.
Cerca de la parada de bus se encuentra la Oficina de Turismo, donde os facilitarán un mapa como éste o similar:




OGIMACHI

Tras cruzar el Puente Deai-bashi nos adentramos en Ogimachi, pueblo de unos 600 habitantes. Se extiende a lo largo del valle del río Sho y está rodeado por campos de arroz alrededor de algunas de las casas. Los bosques ocupan aproximadamente el 96% del territorio dejando poca tierra para el cultivo por lo que son pequeños campos que hacen de separación entre las distintas edificaciones unifamiliares.







Se puede visitar el interior de algunas casas gassho, algunas de ellas todavía habitadas y otras que se exhiben como museo.

En nuestro caso, visitamos dos de ellas: la Casa Wada-ke, la más grande de Shirakawa-go y la Casa Myozenji-ke.

EL ESTILO GASSHO-ZUKURI:

El nombre gassho-zukuri significa manos unidas en oración y es debido a la forma del tejado de su peculiar estilo arquitectónico.
El techo está muy inclinado formando prácticamente un triángulo equilátero que evita la acumulación de nieve la cual humedecería los materiales y provocaría su rápido deterioro.



Son casas en general muy grandes y aún más si las comparamos con el tamaño de cualquier otra vivienda japonesa. Sus grandes dimensiones permitían convivir a varias generaciones bajo el mismo techo, en ocasiones hasta 40 ó 50 miembros. 

Generalmente su construcción se basa en la utilización de materiales baratos y de fácil disponibilidad en la zona.

En la fachada frontal las ventanas están colocadas de forma simétrica y habitualmente cubiertas con pantallas de papel. Se accede al interior por una fachada lateral.







Suelen tener 3 ó 4 niveles y el techo está siempre separado del cuerpo de la vivienda.

En el ático, bajo el techo inclinado es donde se guardaban los gusanos de seda.
Es peculiar la forma de construcción de los techos, construidos con una gruesa capa de paja de arroz y con las columnas y vigas de madera entrelazadas con cuerdas soportando el peso de la estructura.





Aproximadamente cada 40 años, se hace el mantenimiento del tejado de las casas. Se hace por turnos de tal manera que cada año se reparan tres o cuatro tejados y es un trabajo en el que participa todo el pueblo.

El interior está generalmente dividido en dos secciones, un suelo de tierra compacta llamado doma y un suelo elevado unos 50cm sobre la doma cubierto de esterillas de tatami, llamado mushiro

La calefacción central se basa en una plataforma elevada sobre el fuego que difunde el calor y el humo por toda la casa, éste con la finalidad de alejar roedores e insectos.
De todas formas, la forma de tejado alto y de vértice acusado es también una manera de dirigir el humo ya que las casas carecen de chimenea. El humo que asciende hasta la parte más elevada de la casa ennegrece la paja que hay que renovar con frecuencia.

Hay que tener en cuenta que todos los materiales que intervienen en su construcción  son altamente inflamables, por lo que el fuego se concentra sobre una superficie de arena llamada irori, que se utiliza también para cocinar.





CASA WADA-KE

Se trata de la casa más grande de Shirakawa-go y perteneció a una rica familia de comerciantes. En la parte superior, bajo el tejado se encuentran todos los utensilios necesarios para la cría de los gusanos y elaboración de la seda.







CASA MYOZENJI-KE

Se encuentra junto al templo del mismo nombre que comunica con la casa a través de una puerta interior. Es un templo poco habitual por tener el tejado de paja.
En la parte superior podemos ver muchos utensilios antiguos del campo así como una buena colección de fotos antiguas que ilustran la utilidad de cada una de las herramientas.
En la planta baja y a pesar de encontrarnos en pleno verano, el fuego estaba encendido y el humo invadía todas las estancias.






Otras casas que se pueden visitar son la CASA KANDA-KE, una de las mejor conservadas y la CASA NAGASE-KE, perteneciente a una familia de médicos.


SANTUARIO HACHIMAN JINJA

Es donde se encuentra el dios protector de la aldea. Se trata de un santuario sintoista centro de la celebración anual del festival conocido como Doburoku-matsuri, siendo el doburoku una bebida alcohólica de arroz fermentado parecido al sake. Hay que decir que este festival no es exclusivo de Shirakawa-go, ya que se realiza en diferentes ciudades del país.  




MIRADOR SHIROYAMA

Es un excelente mirador sobre Ogimachi situado al norte del pueblo. Se puede llegar caminando unos 20 minutos a través de un sendero en el bosque cuyo acceso está cerrado en períodos de fuertes nevadas. De todas formas, creo que hay un servicio de minibús.

El paisaje desde el mirador es increíble y se puede ver como todas las casas están orientadas de forma paralela al sentido del valle para evitar la resistencia del viento.

Nosotros estuvimos en el mes de junio, cuando las primeras lluvias tiñen el valle de color verde. De todas formas, cualquier época debe tener su encanto. Puedo imaginar las tonalidades ocres en otoño o el manto blanco en invierno, cubierto todo de nieve.



MUSEO GASSHO ZUKURI MINKAEN

Se trata de un museo al aire libre que se extiende junto al río.
Para acceder hasta él, debemos volver a cruzar el río por el puente Deai-bashi y lo encontraremos muy cerca de la estación de autobuses.
Consta de unas 25 casas que estaban abandonadas y se trasladaron hasta aquí desde diferentes puntos del valle con la finalidad de preservarlas.
Nos gustó mucho la visita, ya que pudimos ver más ejemplos de casas gassho y en algunas de ellas incluso se realizaban demostraciones de distintas técnicas artesanales típicas de la región.




A pesar de ser una reconstrucción artificial da la sensación de estar paseando por un pueblo auténtico, con su templo, una granja o un almacén de carbón.








De este tipo de granjas se podían encontrar por todo el territorio japonés pero fueron destruidas a medida que avanzaba la mal llamada civilización y la construcción de nuevos edificios.
A finales del siglo XIX había unas 1800 casas distribuidas en 93 pueblos, de las cuales quedan ya pocos ejemplares que, bajo la protección de la UNESCO, parece que están destinadas a perdurar en el tiempo.

Si viajáis a Japón, no os olvidéis de Shirakawa-go.



14 comentarios:

  1. Muy original porque no es la imagen que tenemos del Japón moderno y con prisas… muy bonitas las fotos.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, a pesar de la imagen que tenemos en mente de grandes ciudades superpobladas, con carteles luminosos y vida estresante, Japón tiene también mucho color verde.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. cuantas maravillas por descubrir en el mundo,este espacio nos acerca un poco y nos muestra esos lugares que no sabiamos que existian,buen material,bonito lugar.saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias PedRo, me alegra de que te guste. Muchas gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Qué poblado tan precioso. Había visto imágenes nevadas en invierno y la verdad es que no sé con cuál me quedaría, en verano se ve todo verde y el paisaje con los ríos, precioso. Últimamente no tengo nada de tiempo y me tengo que poner al día con un montón de entradas tuyas que tengo pendientes pero al ver esta no me he podido resistir... :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Sí, supongo que en invierno debe ser también precioso pero yo prefiero el verde, me chiflan los paisajes verdes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Un blog estupendo y lleno de información práctica y realmente útil, ¡enhorabuena, M. Teresa!.
    Me está viniendo muy bien para preparar nuestro próximo viaje y no quiero perderlo de vista, así que lo añado a mi listado de blogs porque seguro que a otras personas también les va a gustar.
    Un cordial saludo. Charo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Charo, me alegro de que encuentres información útil.

      Un saludo

      Eliminar
  6. Que chulada de población. La verdad es que tiene que estar bien quedarse a dormir allí (aunque vosotros no lo hicierais).
    El museo del final ya parece la guinda para terminar de entender bien el modo de vida rural de antaño.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Helena, muy chula. Una vez allí no me hubiera importado quedarme pero había reservado un ryokan en Takayama para aquella noche y con el dineral que me clavaron no era cuestión de perder la reserva. Otra vez será.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Es bello Japón. Que bueno que visitas este tipo de lugares y no los lugares que visita todo turista.

    Hotel en Cali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Japón es un país muy bonito, con muchos lugares interesantes por ver.
      Un saludo!

      Eliminar
  8. Hola M. Teresa, muy buen post sobre Shirakawago, que pensamos visitar el año que viene! Tenía la duda de si podríamos dejar las maletas en alguna taquilla o consigna y veo que si. ¿Sabes si sirven para maletas grandes o son mas bien pequeñas? Y si se llenan muy rápido? Iremos en mayo y según nuestro plan un lunes. Gracias!
    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura,
      De entrada comentarte que nosotros estuvimos en 2008 por lo que puede haber cambiado.

      Creo recordar que era una caseta que también hacía la función de información turística. Entonces no tenían exactamente taquillas como las que estamos acostumbrados a ver, que se puedan cerrar con llave etc... sino que tenían un rinconcito donde nos guardaron los equipajes de forma totalmente desinteresada sin ponernos ningún tipo de inconveniente.

      Pero yo no me preocuparía demasiado por ese tema, sabiendo como funcionan las cosas en Japón si ha cambiado algo habrá sido a mejor y, sin duda alguna, para facilitar las cosas a toda la gente que visita la aldea. A ver si encuentras a alguien que haya estado recientemente y te puede comentar cómo está ahora el tema.

      Espero que lo paséis muy bien. Saludos

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.