viernes, 4 de abril de 2014

La Costa de Sharqiyah: de Qurayat a Al-Ashkarah

A lo largo de estas últimas semanas ya he ido contando bastantes aspectos sobre nuestro viaje al Sultanato de Omán, sobre su capital Muscat, los wadis, el desierto o Nizwa y su mercado, pero todavía quedan temas de que hablar, entre ellos su costa, mejor dicho, una pequeña parte de su costa, el tramo que recorrimos entre Qurayat y Al-Ashkarah en la región de Sharqiyah.


Sur




Qurayat


Sharqiyah, bañada por las aguas del Mar de Arabia, es la región más Oriental del país, en realidad Sharqiyah significa literalmente “oriental”.
En diferentes etapas recorrimos unos 260 kilómetros, desde Qurayat a Al-Ashkarah desde donde ya nos adentramos hacia el interior.
Son kilómetros y kilómetros de costa prácticamente virgen sin nada que haga pensar en una mínima infraestructura turística.
Sus pueblos se dedican básicamente a la pesca y para la mayoría de omaníes el mar es simplemente esto, un recurso económico.


Sur

Sur

Cuando cae la tarde y el calor empieza a dar tregua, las playas se llenan de chavales para practicar su deporte favorito, el fútbol. Con porterías o sin porterías, con camiseta del Barça o del Real Madrid es una de sus mayores diversiones. Aprovechan cualquier excusa para hablar de fútbol y la rivalidad Barça-Madrid es bien conocida.
Las parejas pasean por la corniche, seguramente charlando de planes de futuro como cualquier pareja, mientras el cielo se tiñe de rojo y el sol desaparece tras el horizonte.
Bañarse o tomar el sol es también posible en alguna playa privada de los resorts turísticos, aunque no es demasiado habitual encontrar ese tipo de establecimientos en esta región.
Es en los alrededores de Muscat o en el sur del país, en Salalah, donde existe una mayor infraestructura hotelera puesto que son destinos vacacionales ya consolidados.


Al-Ashkarah

Al-Askarah

Al-Ashkarah


La ruta que hicimos fue:

Qurayat  – Sur – Ras Al Hadd – Ras Al Jinz y Al-Ashkarah






QURAYAT

Se encuentra a unos 100 km de la capital y es una habitual parada en el camino hacia Sur. Tiene unos 19.000 habitantes, aun así, con sus casas unifamiliares de poca altura tiene el aspecto de pueblo. Aquí no hay ni tan siquiera un hostal donde poder dormir y carece de cualquier infraestructura turística.
Siglos atrás, desde su puerto se exportaban caballos criados en los alrededores. También es conocida la elaboración de cestas artesanales, cuya materia prima se saca de los manglares locales.

Qurayat

Corniche de Quarayat


Es un pueblo de pescadores y en la playa, entre las barcas, se pasean tranquilas las cabras en busca de las escasas sombras. El agua del mar es limpia y clara pero la playa está completamente desierta así como la espléndida corniche desde donde se observa una torre de vigilancia.
Como tantas otras ciudades costeras, fue saqueada por los portugueses en el siglo XVI.
Y poco más… salvo un fuerte del siglo XIX que no visitamos ya que teníamos interés en otros fuertes que nos iríamos encontrando en posteriores días del viaje.


Qurayat

Torre de vigilancia. Qurayat


SUR

En Sur sí que se encuentran varios hoteles y apartamentos y es donde nos quedamos a pasar la noche. Desde Sur se suelen realizar las excursiones a los cercanos Wadi Tiwi y Wadi Shab a los cuales dediqué una entrada anterior. Ver aquí.  
Tiene alrededor de 56.000 habitantes y es una ciudad animada, aunque a diferencia de Mutrah el ambiente no se centra en la Corniche. Por la tarde, la playa es un gran campo de fútbol y dedicarse a pasear tranquilamente admirando las bonitas vistas de Ayjah es lo mejor que se puede hacer cuando empieza a bajar el sol.

Faro de Ayjah. Vista desde Sur

Puesta de sol en Sur

Jugando a fútbol en la playa. Sur

Ayjah es un pequeño pueblo situado frente a Sur y actualmente unido a ésta por un puente que ha facilitado mucho el trayecto, evitando tener que dar una vuelta de 10 kilómetros alrededor de la laguna para ir de un lugar a otro.

Ayjah

Sur tuvo un brillante pasado ya que en sus atarazanas se construían los dhows, las típicas barcas de madera de la región. Actualmente se siguen construyendo de forma artesanal y aunque la actividad nada tiene que ver con su ajetreado pasado, es interesante darse una vuelta por allí.
La economía de Sur se basa principalmente en la actividad industrial, gracias a la planta de gas y a una planta de fertilizantes que dan muchos puestos de trabajo.

Atarazanas de Sur donde se construyen los tradicionales dhows

Torres de vigilancia. Sur

El zoco está bien surtido y las calles y plazas animadas aunque parece que a las mujeres se las haya tragado la tierra. Los comercios están agrupados por tipo de negocio y cada calle tiene una especialidad; las más espectaculares son las tiendas Lady tailoring, donde confeccionan vestidos de mujer con unas teles cargadas de color y pedrería. La calle de los Gent tailoring (confección para hombre) ya es más monótona. Son tiendas menos vistosas pero las piezas de telas grises y blancas están perfectamente colocadas. Por pequeña que sea la tienda tras el mostrador siempre hay un hombre con una máquina de coser. También es bonito entretenerse observando los bordados de las kimma, el gorro que visten los hombres omaníes aunque su origen hay que ir a buscarlo en la isla africana de Zanzíbar.
Sur también tiene torres de vigilancia y dos fuertes. Al otro lado del puente, en Ayjah se puede visitar el Fuerte Al-Hamooda que hace poco ha sido restaurado.

Sur

Ayjah


RAS AL-HADD

Ras Al-Hadd es otro pueblo de pescadores. Cerca del pueblo se encuentra el encantador Turtle Beach Resort donde nos quedamos a dormir.
Se trata de una serie de cabañas muy coquetas elaboradas con hojas de palma. La zona común, donde se encuentra el restaurante es muy agradable, frente al mar en una pequeña playa cerrada. En la playa se alinean las hamacas y allí pasamos una tarde de lujo.
Las cenas son de lo más romántico, luces en la playa, una brisa agradable, música en directo, olor a incienso, una buena comida y cerveza fresca.

Turtle Beach Resort. Ras Al-Hadd

Turtle Beach Resort. Ras Al-Hadd


RAS AL-JINZ

Es el punto más oriental de la Península Arábiga y un lugar muy popular porqué cada año unas 24.000 tortugas acuden para desovar. Hace unos años se podía acceder libremente pero ahora está más controlado y totalmente organizado.
Había leído opiniones de todo tipo acerca de este lugar y ya que habíamos visto el desove en el P.N. de Tortuguero (Costa Rica) estuvimos dudando si dejarlo correr.
Sin embargo, debo decir que en nuestro caso la experiencia fue muy positiva.
Es aconsejable hacer la reserva previa por mail o por teléfono, sobretodo en los meses de temporada alta.
Toda la información la podréis encontrar en el siguiente enlace:


A las 8.30pm es el encuentro en el Centro de Interpretación y el tour empieza a las 9.
El Centro de Interpretación es un edificio nuevo y de moderno diseño y actualmente ofrece habitaciones y casas tipo bungalows. Los que duermen en la reserva tienen la posibilidad de hacer un nuevo avistamiento a las 4 de la madrugada.

Hicimos la visita por la noche y no está permitido sacar fotos. 

Se formaron dos grupos de unas 10 personas y tras unas explicaciones por parte del guía nos dirigimos a la playa. Desde el Centro hasta la playa caminamos unos 10 – 15 minutos que recorrimos en silencio bajo un cielo tremendamente estrellado.
Justo al llegar a la playa ya vimos la primera tortuga verde. Había acabado de poner los huevos y se encontraba en la última fase que consiste en tapar el agujero y hacer otro agujero de camuflaje para despistar a los depredadores. Cada tortuga pone unos 100 huevos de los cuales pocos llegan a buen fin a pesar de ser enterrados a un metro de profundidad. Según la distancia al mar, la temperatura de la arena estará a 28 o 29ºC, tan sólo un grado de diferencia que determina el sexo.
Mientras escuchamos atentos las explicaciones notamos algo que corretea sobre nuestros pies desnudos. Al principio pensábamos que se trataba de algún cangrejo, pero la sorpresa fue mayúscula cuando vimos que eran tortuguitas recién salidas de los huevos que se habían acercado a nosotros atraídas por la luz de la linterna. Todos nos moríamos de ganas de coger alguna pero como es lógico está terminantemente prohibido. Con la misma luz de la linterna el guía les mostró el camino hacia el agua donde iniciaron su largo viaje para regresar una vez adultas a desovar al mismo lugar donde han nacido. Cada huella, cada pequeña irregularidad en la arena es un gran obstáculo que deben vencer pero es bonito ver cuando llegan al mar y se dejan llevar por las olas.
Las tortugas adultas, cuando acaban la puesta y la fase de camuflaje, totalmente agotadas, se dirigen también al mar, un espectáculo precioso.
De julio a septiembre son los meses en los que acuden más tortugas, en una noche pueden llegar 100, 200 o incluso 300 tortugas verdes. Nosotros vimos sólo 3 ejemplares pero disfrutamos de la eclosión de los huevos. Para ver ambas cosas, los mejores meses son de septiembre a noviembre.

AL-ASHKARAH

De Ras Al-Jinz nos dirigimos hasta Al Ashkarah, unos 100km sin dejar la línea de costa. Aunque hay una ruta alternativa más rápida nos apetecía no perder de vista el mar. Al Ashkarah es un pueblo pequeño de unos 8500 habitantes pero muy animado ya que es un centro de aprovisionamiento de los beduinos del cercano desierto de Sharqiya Sands.

Al-Ashkarah

Al-Ashkarah

La pesca y el comercio son sus principales actividades. El puerto es muy pintoresco, con las barcas pintadas de azul en la arena y los pescadores trajinando. En el agua hay un precioso dhow que me imagino sale también a faenar. Tal como vimos en Qurayat, las cabras se pasean tranquilamente por la playa como si fuera su hábitat natural.


Al-Ashkarah

Al-Ashkarah

Al-Ashkarah

Como en cualquier pueblo, niños jugando en la calle que nos miran con cara de extrañados y viejos a la sombra que nos saludan levantando el brazo cuando nos ven pasar.


8 comentarios:

  1. Extraordinaria todas la entradas sobre Oman, un país que tengo en el punta mira. Me guardo los posts porque son una muy buena guia de viaje. Además cuando fuimos a Costa Rica no era temporada de desove y lo tengo pendiente.
    Salutacions!!!!

    ResponderEliminar
  2. Las probabilidades de ver el desove de tortugas es muy elevado, dicen que como mínimo cada noche llega una a la playa. En temporada alta de desove debe ser un espectáculo magnífico, aunque a nosotros nos encantó poder ver las tortuguitas. Si vais con el niño le encantará...bueno, y a vosotros también, claro.
    Un consejo: si tenéis la ocasión, no vayáis en los meses de más calor, nosotros fuimos a finales de noviembre, principios de diciembre y tuvimos un tiempo espléndido.

    ResponderEliminar
  3. ¿Has blanqueado la casa? Me gusta más así tu blog más claro y diáfano.
    Tus fotos de Oman son espectaculares.

    Saludos viajeros El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, de cara la primavera he blanqueado la casa. Gracias Paco.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que ganas teníamos de volver a leerte,
    Llevamos un 2014 para enmarcar, y solo acaba de empezar.
    Hemos estado mas de 1 mes de reformas en casa y todavía nos quedara semanas para que todo este como antes. Luego temas de Hospitales con mi suegra y cuñada, gracias que hemos podido disfrutar 10 días de la espectacularidad de Guatemala.
    Pero bueno volvamos a tu blog, Genial !! la nueva imagen...
    Y la publicación sobre Oman, magnífica. Buenas fotos y buena ruta.

    Seguimos en contacto.

    Javier y Deborah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola pareja! Ya he ido siguiendo vuestra aventura por Guatemala en facebook y ahora esperando a ver qué nos contáis. Por lo que veo, lleváis una temporada bien ajetreada, espero que el viaje por Centroamérica os haya servido para recargar pilas.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Que encantadora y apetecible parece esa zona de Omán. La verdad que Omán es un país que me tienta mucho visitar. Pero tendré que buscar una época benigna, porque después de lo mal que lo pasé en Dubai en verano, no me vuelven a ver más en esa zona del mundo en esa época.

    Por cierto, me encanta el blanqueamiento del blog. Todo luz y frescura ;)

    Petons

    ResponderEliminar
  6. Creo que es una idea razonable si no quieres achicharrarte. Nosotros pillamos muy buen tiempo, por las mañanas a primera hora y al atardecer incluso se agradecía una manga. Gracias por tu comentario.

    Un beso

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.