viernes, 11 de julio de 2014

Bolzano, capital de Tirol del Sur

Una foto en una vieja revista fue la que motivó nuestro reciente viaje a Tirol del Sur (Südtirol). Cuando vi aquella idílica imagen del Valle de Funes, no sabía exactamente dónde situarla en el mapa, pero diez minutos más tarde ya estaba buscando vuelos, tenía claro que nuestra siguiente escapada sería a esa zona de los Alpes italianos, muy cerca de la frontera austriaca.
Empezaré la serie con algunas generalidades y con su capital, Bolzano y en posteriores entradas iré contando los lugares que visitamos y que más nos gustaron.


Valle de Funes  


Cuando llegamos a la gasthof donde nos alojaríamos las siguientes cuatro noches, el propietario nos preguntó si era la primera vez que viajábamos a Austria. La pregunta nos sorprendió, nosotros creíamos estar en Italia. Y por supuesto que así era, pero  conociendo el pasado histórico de esta región autónoma se entienden sus sentimientos y por qué la mayoría de habitantes de la zona, de italianos sólo tienen el pasaporte. 
Estoy hablando de la región de Trentino-Alto Adige (en italiano) o Trentino-Südtirol (en alemán), la cual tiene dos áreas bien diferenciadas: Al sur de la región, la provincia autónoma de Trento, de habla mayoritariamente italiana y con capital en Trento, preciosa ciudad de la que también escribiré algún día. Al norte, el Alto Adige o Tirol del Sur (Südtirol), de habla alemana y con capital en Bolzano.

Toda la región es muy montañosa con la presencia de las Dolomitas y los Alpes meridionales, y una belleza indiscutible gracias a sus paisajes alpinos de bosques, ríos, lagos y valles que enamoran.

Bolzano. Piazza delle Erbe / Obstmarkt

Bolzano. Via Portici / Laubengasse


Un poco de Historia
  
El Südtirol perteneció históricamente al Imperio de los Habsburgo. Durante la 1ª Guerra Mundial los austro-húngaros y los italianos se disputaron el control de la estratégica región y finalmente las tropas italianas la ocuparon en 1918. Posteriormente y bajo el Tratado de St Germain se confirmó su anexión a Italia, con el Paso de Brenner como nuevo paso fronterizo.
Bajo la dictadura de Mussolini el proceso de italianización fue muy severo, prohibiendo cualquier referencia al antiguo Tirol, cerrando todas las escuelas de habla alemana o incluso traduciendo los apellidos alemanes al italiano. Una estrategia del gobierno fascista para que se poblara de italianos, fue favorecer la industrialización.
En 1939 Hitler y Mussolini llegaron a un acuerdo para solucionar los problemas de Südtirol, a su manera, claro. Los tiroleses del sur tendrían la posibilidad de abandonar sus hogares para ser reubicados en Alemania o por el contrario deberían convertirse en ciudadanos italianos renunciando a su propia identidad. Una gran campaña apoyada por los nazis a favor de la reubicación se vio frustrada por el estallido de la Segunda Gran Guerra y finalmente “sólo” 75.000 sur tiroleses abandonaron su tierra.

Bolzano

Claustro del convento de los franciscanos. Bolzano

Claustro del convento de los franciscanos. Bolzano

Tras la 2ª Guerra Mundial, en la nueva Constitución italiana de 1947 se materializó el acuerdo al que habían llegado Austria e Italia un año anterior en el Tratado de París: Declarar Südtirol una región autónoma especial, con el alemán e italiano como lenguas oficiales.
Los ataques violentos a favor de la independencia por parte de un sector de habla alemana a principios de los 60, promovieron un Segundo Estatuto en 1972 con el que la provincia recibiría una mayor autonomía dentro de Italia y aseguraba igual protección para las tres lenguas del territorio, incluyendo el ladino, el idioma más antiguo de la región. (Tras la conquista de las regiones alpinas por los romanos, en el siglo XV aC, la población adoptó el latín vulgar que hablaban los soldados y oficiales pero sin perder su propio idioma que se ha conservado principalmente en los Valles de Gardena y Badia).

Bolzano

Bolzano

Así pues, tras décadas de negociaciones y gracias al alto grado de autonomía, parece ser que se ha llegado a un equilibrio entre las diferentes comunidades, o al menos así parece de puertas a fuera.
Son competencias del Estado: Defensa, Policía, Justicia, Inmigración y Finanzas, mientras que el resto de competencias están transferidas a la región autónoma. Áreas tan importantes como la Educación en todos los niveles, Sanidad y Asuntos Sociales, Infraestructuras, etc… son gestionados por el gobierno regional.
De los cinco billones de euros que se recaudan cada año en impuestos, el 90% se queda en el territorio y sólo un 10% se va para Roma.
Cada 10 años se realiza un censo demográfico de tal manera que los cargos públicos se distribuyen de forma proporcional a cada grupo lingüístico.

Otros datos interesantes

De los aproximadamente medio millón de sur tiroleses, un 69.4% habla alemán y así se sienten, un 26.1% italiano y un 4.5% ladino.

La tasa de desempleo es de un 3.3%, una de las más bajas de Europa.

La esperanza de vida es de 85.3 años para las mujeres y de 80.2 años para los hombres.

Uno de cada cuatro sur tiroleses realiza algún trabajo de voluntariado.

El 60% de la energía (a excepción del transporte) procede de fuentes renovables.

El 60% de la superficie está por encima de los 1600 metros sobre el nivel del mar.

Tirol del Sur tiene 350 picos con más de 3000 metros de altura.

El 40% de su superficie está protegida y el 50% es bosque.

Una de cada diez manzanas que se consumen en Europa y una de cada tres que se consumen en Italia, proceden de Südtirol, donde se producen 900.000 toneladas al año.

Cada año visitan la región 5.8 millones de turistas.

En sus folletos turísticos promocionan 300 días de sol al año y 1200km de pistas de esquí.

Bolzano . Via Goethe

Bolzano, la capital de Tirol del Sur

Como ya he comentado, Bolzano es la capital de Südtirol (alemán) / Alto Adigio (italiano).

En la ciudad viven alrededor de 103.000 habitantes y es donde se habla más italiano, lo que hace subir el porcentaje de italoparlantes, ya que en el resto de la región apenas se oye. Esto es lógico si tenemos en cuenta que es en la capital donde se encuentran todos los órganos de gobierno estatales y es donde se sufrió más intensamente el fuerte proceso de italianización bajo la dictadura de Mussolini.
De todas formas, tanto en la capital como fuera de ella, podremos leer todos los topónimos en ambos idiomas o incluso en tres cuando se incluye el ladino.
Así pues, leemos Bolzano en italiano, Bozen en alemán y Bulsan (o Balsan) en ladino.

Bolzano está rodeada de montañas y su centro histórico es compacto, ideal para conocerla paseando.

Es una ciudad muy turística, ya que los pueblos y valles de sus alrededores atraen a muchos visitantes tanto en invierno como en verano. Tiene un amplio carácter comercial que llena sus calles y plazas más céntricas, especialmente la larga y animada calle de los Pórticos.

Paseando por Bolzano

Comenzamos nuestro itinerario en la Plaza de la Estación (Piazza Stazione/Bahnhofsplatz). El edificio de la estación es de primera mitad del siglo XX y es la última de la línea Verona-Bolzano. En el exterior se encuentra la Fuente de las Ranas, una reconstrucción de la que había antes de los bombardeos de la 2ª Guerra Mundial.

De aquí caminamos hasta la Piazza Municipio/Rathausplatz, con el edificio del Ayuntamiento en estilo neo barroco, aunque lo que más nos llamó la atención fueron algunas de las casas de la plaza, como la Casa Amonn decorada con estucos y su vecina con interesantes frescos en su fachada.

Piazza Municipio / Rathausplatz

Piazza Municipio / Rathausplatz

Seguimos por la Via Bottai/Bindergasse, con el Museo de Ciencias Naturales al final de la calle. El edificio donde se aloja (1512) fue la Oficina Administrativa del Emperador Maximiliano I cuando Bolzano pertenecía al Imperio Austro-Húngaro.

Dimos una vuelta por las calles de los alrededores para salir de nuevo a la Plaza del Ayuntamiento tras cruzar el arco que hay bajo una de las casas. Otra de las calles que nace en la Plaza es Via Portici/Laubengasse.

Via Portici / Laubengasse
Via Portici / Laubengasse
Se trata de una larga y estrecha calle con arcos a ambos lados. Nos encontramos en pleno corazón de la ciudad medieval y podríamos compararlo a un gran centro comercial. Bajo los pórticos se conservan antiguas tiendas con algunos excelentes detalles decorativos pero también vemos tiendas más actuales, las típicas franquicias o cadenas de ropa las cuales han sabido mantener el mismo estilo sin romper el encanto del conjunto.

Via Portici / Laubengasse

Via Portici / Laubengasse

Hay decenas de rincones y detalles que llaman la atención, por lo que aconsejaría recorrerla al menos tres veces, bajo los pórticos en ambos sentidos y la tercera por el centro, fuera de los pórticos, con la cabeza levantada para no perderse las interesantes fachadas de los edificios. Al ser relativamente estrecha, la falta de perspectiva obliga a levantar los ojos para ver los estucos, frescos, sus colores o incluso las macetas de las ventanas. Bajo las dos líneas de arcadas se van intercalando pasadizos que comunican con las calles paralelas, Via Dr.Josef Streiter a un lado y Via Argentieri en el otro.
Bajo uno de los arcos se encuentra el Antiguo Ayuntamiento, actualmente el Archivo Histórico. Si seguimos ese corredor nos conduce a la Via Dr. Josef Streiter, nombre de un poeta del siglo XIX y alcalde de la ciudad. La calle está muy animada, con varios restaurantes, cafeterías y pequeños establecimientos.

Via Portici / Laubengasse

Via Portici / Laubengasse

Via Portici desemboca en la Piazza delle Erbe/Obstmarkt. Por el nombre ya podemos intuir que se trata de una plaza de mercado. A excepción de los festivos, cada día se celebra un mercado de frutas, verduras, flores y productos de la gastronomía regional.
En una de las esquinas se encuentra la Fuente de Neptuno, inconfundible con su tridente que los locales comparan a un tenedor ya que coloquialmente se conoce al dios del mar como gabelwirt, o “el posadero con tenedor” (Google translator lo traduce como tenedor-económico).

Piazza delle Erbe / Obstmarkt

Piazza delle Erbe / Obstmarkt

Detalle de la Fuente de Neptuno

Justo enfrente de la fuente, en la esquina con Via Museo/Museumstrasse, destaca una preciosa casa en estilo neogótico. Una placa recuerda que en ese lugar había el Hotel “Al Sole”, donde se habían alojado personalidades como Goethe o el mismo Emperador Giuseppe II.

Piazza delle Erbe / Obstmarkt

Desde la pequeña Piazza delle Erbe seguimos por la Via Goethe que desemboca en la Via dei Francescani. Lo más destacable es el convento de los franciscanos, un edificio sencillo en su exterior pero que esconde un magnífico claustro gótico con frescos de diferentes épocas. Al final de la calle, la tranquila Piazza Madonna/Marienplatz con la iglesia de San Jorge.

Claustro del Convento de los Franciscanos

Claustro del Convento de los Franciscanos

Claustro del Convento de los Franciscanos

Claustro del Convento de los Franciscanos

Regresamos a la Piazza delle Erbe para seguir por la Via Museo primero y Goethe después. La primera, recibe este nombre porqué es donde se encuentran el Museo Arqueológico y el Museo Cívico, una calle también enfocada al comercio, como todo el centro histórico de Bolzano.

La Via Goethe acaba en un gran espacio abierto, la Piazza Domenicani/Dominikaneplatz, donde se levanta la iglesia y convento de los dominicos, tal como indica el nombre.
Sin embargo, la mirada se dirige hacia la izquierda donde vemos la torre de la Catedral que con sus 65 metros no pasa desapercibida.
En el siglo XIV se reconstruyó en estilo gótico sobre una anterior iglesia románica de la cual se conserva la puerta oeste con dos leones que soportan unas columnas y que me recuerdan los de la Catedral de Módena o de Ferrara.

Catedral de Bolzano

La plaza donde se encuentra la catedral es la Piazza Walther/Walther Platz. Se trata de un gran espacio rodeado de restaurantes y cafeterías y lugar de reunión y de encuentro. La mandó construir el Emperador Maximiliano de Baviera en 1808 y al principio llevaba su nombre.
Sin embargo, ha cambiado varias veces de nombre ya que unos años más tarde se rebautizó como Johannesplatz haciendo honor al Archiduque Juan de Austria y no fue hasta 1901 que se le dio el nombre actual en recuerdo de Walther von der Vogelweide, un gran poeta alemán de la Edad Media y del cual podemos ver su estatua en la misma plaza.

Piazza Walther / Walther Platz

Piazza Walther / Walther Platz

De todas formas, tras la anexión del Südtirol a Italia se llamó Piazza Rey Vittorio Emanuele III recuperando posteriormente el nombre del poeta.

Piazza Walther / Walther Platz

Piazza Walther / Walther Platz

Junto a la Piazza Walther, la Piazza del Grano/Kornplatz donde se hacia el antiguo mercado de cereales y otros productos agrícolas. Es un espacio muy reducido y la casa que más llama la atención es la Casa Della Pesa, un edificio de 1634 conocida con ese nombre porqué hasta el año 1780 fue aquí donde estaba la báscula pública.  
Es uno de los lugares más antiguos de Bolzano y aquí se levantaba el castillo de los Príncipes-Obispos de Trento, los fundadores de la ciudad, que se destruyó en 1277 así como la Iglesia de Sant’ Andrea que desapareció en el Siglo XVIII y de la cual sólo se conserva una placa que recuerda su emplazamiento.

Casa della Pesa. Piazza del Grano / Kornplatz

Callejón que sale de Piazza del Grano

Aunque viajamos a Tirol del Sur para disfrutar de sus paisajes alpinos, nos encantó visitar la ciudad de Bolzano, muy recomendable!.



11 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Doncs sí Elisabet, és molt bonic. Si us agrada la muntanya, fer excursions, els llacs, ciutats encantadores.... segur que us agradaria.

      Una abraçada

      Eliminar
  2. Preciós! Tinc pendent tota la zona del Alpenins, però aquest zona és ben bé com si et trovessis al mig del Tirol. La foto de la Vall de Funes és extraodinària.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal com explico, aquesta foto és la que ens va animar a fer el viatge. L'escenari de l'ermita de Santa Maddalena amb les Dolomites al darrera és esplèndid.
      A la pròxima, m'agradaria conèixer la vall d'Aosta.

      Una abraçada

      Eliminar
  3. Que maravilla, me ha encantado todo todo y todo!
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
  4. Abrir tu blog y encontrarme de frente con esa estampa del Valle de Funes ha sido todo un regalo para la vista!! Maravillosas fotos Maria Teresa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los paisajes son preciosos y las ciudades de la medida que a mí me gustan. Un buen lugar para hacer un viajecito con Helia!

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Desde luego que nos descubres rincones apasionantes de la geografía, lugares que la mayoría ni conocemos, ni nos suena y ni nos interesa (por desconocimiento) ...
    Las fotos, apasionantes, la primera es preciosa, las montañas, el cielo, ... un color único.
    Por algo, y obviamente no me arrepiento, ya he comentado en una entrevista que me han hecho recientemente en un blog que tus fotos son las mejores de la bloggosfera: http://www.hectornavarroviajes.com/el_lado_mas_bloguero/2014/07/13/bloguero-alfonso-morales-rojas-the-wotme

    Un abrazo y feliz verano

    ResponderEliminar
  6. Menuda historia más agitada la de la zona...
    La verdad es que se ve una población muy bonita y en un enclave maravilloso. A ver si algún día cae...
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  7. Quins paisatges i quins poblets més preciosos! No m'extranya que tinguin una esperança de vida tan alta! També m'ha sorprès que un de cada quatre tirolesos realitzin treballs de voluntariat, ja podríem aprendre una mica per aquí... Una abraçada!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.