jueves, 17 de julio de 2014

Tres pueblos vascos: Ascain, Espelette, Cambo-les-Bains

No es la primera vez – y seguro que tampoco la última – que escribo sobre algún pequeño pueblo de la geografía francesa,  siempre tan cuidados y agradables.

En este caso se trata de tres pueblos que pertenecen al País Vasco francés, a la provincia histórica de Labort (Lapurdi en euskera), una de las siete provincias que formaban Euskal Herria, aunque administrativamente corresponden al Departamento de los Pirineos Atlánticos en la región de Aquitania.


Ascain

Son tres pueblos muy pequeños y cercanos entre sí, por lo que se pueden visitar cómodamente y sin prisas en una mañana a no ser que queramos dedicar más tiempo para hacer alguna de las actividades que se proponen, como senderismo, coger el tren cremallera en Ascain, o tomar unos baños medicinales en Cambo-les-Bains.


Espelette

Los tres tienen mucho en común, como la característica y vistosa arquitectura de sus casas, los productos gastronómicos y los paisajes que los rodean.
Su proximidad a centros turísticos de mayor afluencia como Hondarribia, Hendaya, las playas de Biarritz o Saint Jean de Luz, los convierte en lugares bien conocidos.

ASCAIN (Azkaine en euskera)

Está rodeado por los picos Bizkarzun, Esnaur y Larrun (La Rhune) a 905 metros al cual se puede subir en tren cremallera.

Junto a Saint-Jean-de Luz y otros lugares de la región, Ascain fue saqueada y quemada por los españoles en 1636, aunque afortunadamente algunas de las casas se salvaron del fuego.
El hecho de estar tan cerca de la frontera sufrió muy de cerca la Guerra franco-española, años más tarde, la Revolución francesa y las Guerras Napoleónicas, que también pasaron factura a la bonita localidad.

Ascain

Ascain

El centro se encuentra en la Plaza Pierre Loti, donde destaca su frontón (Ascain es cuna de grandes pelotaris), el histórico Hôtel de la Rhune y principalmente la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, con un campanario que forma un porche en la parte inferior y que da entrada a la iglesia cuyo interior tiene tres pisos de galerías de madera, muy comunes en las iglesias de la zona y que únicamente podían ser ocupadas por hombres. Aunque se construyó en el siglo XV, el aspecto actual corresponde a las reformas de 1626.


Ascain

Ascain


La plaza es también el lugar de encuentro y de celebraciones de los azkaindar (que así se conoce a los habitantes de Ascain).
Sus habitantes se enorgullecen de los personajes famosos que han pasado por la ciudad, como Napoleón III y su esposa Eugenia de Montijo a quienes se debe el primer puente de madera sobre el río Nivelle.
O el escritor Pierre Loti, que viajó por la provincia de Labort acompañado por el propietario del Hôtel de la Rhune y dio a conocer el País Vasco al mundo gracias a su novela Ramuntcho. Parece ser que el personaje principal de la novela está inspirado en Jean-Pierre Borda, Otharre, pelotari que destacó en todas las modalidades y amigo de Pierre Loti.
También Winston Churchill (quien pintó una acuarela del pueblo), el General De Gaulle, el príncipe Romanoff (que organizó el asesinato de Rasputín y murió en 1968 en Ascain) o Coco Chanel se alojaron alguna vez o vivieron en Ascain. 


Ascain

Ascain


Tal como he comentado se puede subir al Monte La Rhune (Larhun, Larrún o Larun) en un antiguo y pintoresco tren cremallera. Se empezó a construir en 1912 y se acabó en 1924 tras un paréntesis debido a la 1ª Guerra Mundial. La estación de Saint Ignace se encuentra entre Ascain y Sare (más información de Sare aquí). Nosotros descartamos la idea porqué queríamos ir a Espelette y Cambo, pero he leído que desde la cima las vistas son espléndidas. Queda pendiente!.  


ESPELETTE (Ezpeleta en euskera)

Pueblo conocido principalmente por el pimiento de Espelza y bien que lo saben explotar. Los ponen a secar en las fachadas de las casas, hoteles, tiendas… y antes de pasar a convertirse en el polvo rojo que se utiliza en muchos platos de la gastronomía vasca, son los protagonistas de la decoración de sus calles que toman un aspecto muy propio, especialmente a finales de verano cuando ha finalizado la cosecha. Es un pueblo que enamora, turístico pero sin aglomeraciones, por lo menos cuando nosotros estuvimos.
Cualquier recuerdo lleva los típicos pimientos, desde delantales, camisetas, pendientes… o los típicos pimientos hechos en cerámica.


Espelette

Espelette

Su cultivo está totalmente controlado por la Denominación de Origen, limitando el número de unidades por hectárea, prohibiendo el riego a excepción de mayo-junio, (mes siguiente a la plantación) y obligando a una recogida manual, entre otros aspectos regulados por la AOC (Appellation d’Origine Contrôlée). Los pimientos fueron introducidos en 1650 por un marinero vasco al regreso de América, aunque inicialmente se utilizaban como conservantes para la carne o con fines medicinales.


Espelette

Espelette


Hoy en día, no sólo se usa como condimento sino que se le dan aplicaciones tan variadas como ingrediente en patés, mostazas, en aceites o vinagres, o incluso en chocolates y helados.
Cada año, el último fin de semana de octubre se celebra la fiesta del pimiento, una buena ocasión para visitar el pueblo.


Espelette

Espelette

Espelette


Espelette es el nombre del pueblo pero también del castillo y significa “lugar poblado de bojes o bojedal”. Los barones de Ezpeleta, una familia noble de Navarra, hicieron construir el castillo hacia el año 1000 y fueron los dueños del lugar hasta 1707 cuando se extinguió la rama familiar en Francia.
En 1998 se llevó a cabo una completa renovación del castillo que actualmente alberga el Ayuntamiento, biblioteca, oficina de turismo y otros servicios públicos de la localidad.


Espelette

Espelette

En la calle principal se encuentra la Iglesia de Saint Etienne (Siglo XVI), con un cierto aire de fortaleza. Como hecho curioso, en el cementerio que se encuentra junto la iglesia, está enterrada la que fue primera Miss Francia de la historia (1920).


Espelette


Las calles del centro están muy concurridas y llenas de tiendas donde además de los pimientos venden otros productos de la gastronomía local como embutidos de calidad, quesos y chocolates.  


Espelette

Espelette

CAMBO-LES-BAINS (Kanbo en euskera)

Tal como indica el nombre, su importancia deriva de las aguas que emanan de dos de sus fuentes (una sulfurosa y otra ferruginosa) en las que han tomado medicinales baños varios reyes, artistas, escritores y demás celebridades.
Su Estación Termal está especializada en el tratamiento de enfermedades reumáticas y respiratorias.


Cambo-les-Bains

Una de estas celebridades fue Edmond Rostand quien acudió a Cambo para tratarse una pleuritis y acabó construyéndose una casa, Villa Arnaga, hoy convertida en museo, donde se exhiben los recuerdos del escritor y rodeada por bellos jardines de estilo francés.
Sinceramente, yo no tenía ni idea de quien era Edmond Rostand, pero seguro que su principal obra Cyrano de Bergerac es conocida por todos. En 1992 Gérard Depardieu donó al museo la estatuilla con la que fue galardonado en los Premios César por la interpretación del personaje de prominente nariz.
Años más tarde, en 1909, en la misma Villa Arnaga fallecía a los 49 años el compositor Isaac Albéniz. 


Cambo-les-Bains

Cambo-les-Bains


Quizás no tenga el encanto de Espelette pero desde la parte alta del pueblo se disfruta de unas vistas magníficas del valle del Nive. Desde la Plaza Trinquet subimos hasta la Plaza de la Iglesia que se encuentra en el punto más elevado de la población (haut-cambo) y de donde se obtienen las mejores panorámicas. La iglesia está dedicada a Saint Laurent (S.XVII) y a su alrededor se desarrolla el centro comercial del pueblo.
La parte baja (bas-cambo) es la parte más antigua y es donde podremos ver las casas más interesantes, el lavadero o un puente romano.


Cambo-les-Bains

Cambo-les-Bains
Parece que el tradicional Pastel Vasco tiene su origen en Cambo (siglo XVIII), en una pastelería regentada por dos hermanas y que empezaron a vender ese gâteau tanto a los que iban de paso como a los que se quedaban en el pueblo para tomar sus aguas. El primer fin de semana de octubre se celebra la fiesta del Gâteau basque, donde se premia el mejor pastel.

Y aquí está la ruta:

A:Ascain  B:Espelette  C:Cambo-les-Bains 



10 comentarios:

  1. Preciós reportatge d'una zona que desconec per complet, tot i que repassant fotos, n'he trobat una de fa gairebé 30 anys, de Baiona, que no està pas tan lluny.
    La propera vegada, Teresa, baixa'm un formatge d'aquests de pastor. Quina bona pinta, Verge Santa!!! Els pimientos, de moment, no calen... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Jordi, jo també em quedo amb el formatge...

      Una abraçada

      Eliminar
  2. Uy, con lo que a mi me gusta Francia! He estado un par de veces visitando pueblos por esa zona y no los conocīa. Tomo nota sobre todo de Espelette, me ha encantado.
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Espelette es quizás el más atractivo pero tanto Ascain como Cambo-les-Bains merecen también la pena.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Son tres pueblecitos con mucho encanto, pero me ha gustado, sobre todo, el segundo; lo de ver las casas con los pimientos colgando me ha parecido muy curioso.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en esa época que fuimos ya era bonito, supongo que después de la recolección de los pimientos será una pasada. La verdad que es una "decoración" original.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Yo reconozco tener muy olvidado, ya no Francia sino el norte de España y la zona Pirenaica (excepto Andorra que estuve en 2013) ... y bien es cierto que son pueblos de lo más pintoresco ...
    Lo de los pimientos colgados es muy del sur de España, pero ... porque se secan bien, pero por allí ? con la humedad ... no sé no sé ...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los días de vacaciones son limitados y por desgracia a todas partes no se puede llegar.
      En cuanto a lo que comentas del secado de los pimientos...pues no sé, pero lo cierto es que tienen mucha fama y están amparados bajo una Denominación de Origen.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Unos pueblos con mucho encanto. Son curiosas estas fachadas tan llenas de pimientos incluido el hotel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoteles, tiendas....pimientos en todas partes.

      Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.