domingo, 31 de agosto de 2014

Tacuarembó, patria gaucha y ... de Carlos Gardel?

Tacuarembó es el Departamento más grande de Uruguay sin embargo es uno de los menos poblados. Su capital es también Tacuarembó y con cerca de 50.000 habitantes es la mayor ciudad del interior del país.
El paisaje de la ruta es de grandes prados, completamente plano, con una carretera recta y estrecha en bastante mal estado aunque poco transitada. Se ven gauchos cabalgando por el borde de la carretera, la mayoría acompañados de sus perros.
Tacuarembó es la capital gaucha por excelencia y cada año se celebra su fiesta donde además de uruguayos llegan gauchos de diferentes países, principalmente de Brasil y Argentina. Se llevan a acabo varias actividades en las que demuestran sus habilidades pero cuya principal finalidad es preservar esta cultura, un símbolo del Cono Sur.

Museo Carlos Gardel. Valle Edén



Museo Carlos Gardel. Valle Edén


Antigua estación Valle Edén

Una vez en Tacuarembó dejamos la Ruta 26 para tomar la Ruta 6 que nos lleva al Complejo San Fructuoso donde nos alojamos, una posada de campo situada en un entorno magnífico. A pocos kilómetros de aquí, por la Ruta 5, se llega a Paso de los Toros, ciudad natal del gran Mario Benedetti y también nombre de una popular marca de refrescos.

Complejo San Fructuoso

Complejo San Fructuoso

Complejo San Fructuoso

Complejo San Fructuoso

La visita de Tacuarembó se limita a tres o cuatro puntos de interés. Primero vamos al Parque de las Lavanderas, una tranquila zona de recreo con un gran lago, lugar donde antiguamente iban las mujeres a lavar la ropa. En este parque es donde se desarrollan la mayoría de los actos de la Fiesta de la Patria Gaucha, en el gran estadio de madera.

Parque de Las Lavanderas. Tacuarembó

Parque de Las Lavanderas. Tacuarembó

Estadio en el Parque de las Lavanderas

En la Plaza 19 de Abril, pleno centro de la ciudad, destacan la Catedral de San Fructuoso y a su lado el edificio de la Intendencia Municipal con una curiosa fachada.
El interior de la catedral es muy austero, con poca decoración. Nos llama la atención la capilla dedicada a San Fructuoso, patrón de la ciudad, obispo de Tarragona del siglo III y mártir.

Catedral de San Fructuoso. Tacuarembó

Catedral de San Fructuoso. Tacuarembó

Intendencia. Tacuarembó

Del Teatro Escayola (mandado construir por el supuesto padre de Carlos Gardel) sólo queda la sombra de lo que fue. Es un edificio pintado con colores pastel pero lamentablemente está tapiado y en un estado muy ruinoso.

Lo que queda del antiguo Teatro Escayola

La actividad se concentra en la Calle 18 de Julio, los animados comercios, los restaurantes y muchos niños uniformados que salen de las escuelas. Las casas son todas bajas, de una sola planta y a pesar de tener el aspecto de pueblo, hay mucha vidilla.
Cenamos en el Restaurante la Vieja Estación, mucha carne, demasiada, hecha a las brasas. Imposible acabar con todo.

Tacuarembó

Tacuarembó

Tacuarembó

Tacuarembó
El siguiente día por la mañana lo dedicamos a visitar Valle Edén situado a 25 kilómetros por la Ruta 26. Tacuarembó es también conocida por el Museo Carlos Gardel, lugar destinado a demostrar que el famoso cantante de tangos nació en Valle Edén. Hay una gran controversia sobre su origen pero aquí se defiende que era hijo ilegítimo del rico hacendado Carlos Escayola y su cuñada pequeña que lo tuvo con sólo 13 años de edad. Cuando se preguntaba a Gardel el lugar de nacimiento solía responder “Yo nací en Buenos Aires, Argentina, a los dos años y medio de edad”. Lo cierto es que no nació en Argentina a pesar de ser un icono del país. Según varios documentos parece ser que nació en Toulouse en 1887 (o en 1890 según otras fuentes), como hijo ilegítimo de Berthe Gardes quien lo trajo a Venezuela y luego a Argentina donde creció. Los uruguayos defienden que nació en Valle Edén (Tacuarembó) y su padre Carlos Escayola lo entregó a la francesa Berthe Gardes. 

Museo Carlos Gardel. Valle Edén

Posada Valle Edén

Sea como sea, el Museo y Valle Edén en general es un lugar muy agradable para visitar. Desde la Ruta 26 está bien indicado, cruzamos el arroyo de la Jabonería donde hay un bonito puente colgante.


Arroyo Jabonería

Puente colgante. Arroyo Jabonería

Museo Carlos Gardel. Valle Edén

El museo está rodeado de árboles y plantas, todo muy bien cuidado. El edificio es una antigua pulpería que frecuentaba Carlos Gardel de niño. Afirman que nació en la cercana Hacienda de Santa Elena, entonces propiedad de Carlos Escayola, la cual es privada y no está abierta al público. El museo es pequeño y prácticamente se basa en exponer diferentes documentos que demostrarían que el famoso cantante de tangos es uruguayo de nacimiento… todo esto acompañado de su música de fondo.
Se puede ver también una gran colección de fotos (donde por algunos parecidos se pueden intuir lazos de parentesco), varios objetos personales, como el sombrero de Gardel o el piano que perteneció al coronel Escayola, instrumentos musicales, vestidos, etc.


Carlos Gardel y su supuesta madre María Lelia Oliva



Museo Carlos Gardel. Valle Edén

Museo Carlos Gardel. Valle Edén

Saliendo del museo a la izquierda se encuentra la antigua estación de ferrocarril de Valle Edén, un lugar donde parece haberse parado el reloj. Se conservan dos antiguos vagones oxidados, el edificio de la estación y un depósito de agua para abastecer a las antiguas locomotoras de vapor. Lo curioso es que aún circula algún tren que conecta Montevideo con Rivera, pero sólo trenes de carga para transporte de arroz y madera.

Estación Valle Edén

Estación Valle Edén

Estación Valle Edén

Haciendo amigos en la Estación Valle Edén

Estación Valle Edén


Frente al museo, otro lugar muy interesante, la Posada Valle Edén, un alojamiento rural con un encanto especial. Es también una antigua pulpería (antigua pulpería de López) y almacén de abastos del siglo XVII, decorado con infinidad de objetos antiguos. La entrada es libre pero tienen servicio de cafetería y aprovechamos para tomar una cerveza mientras el amable encargado nos va explicando con mucho gusto todos los detalles y la historia de la casa. No hace falta decir que la música de fondo que nos acompaña es también la de Carlos Gardel.

Posada Valle Edén

Posada Valle Edén, original maceta

Posada Valle Edén

Posada Valle Edén

Saliendo de la posada, tomamos el camino a la izquierda y llegamos a la Cueva del Chivo, desde donde hay una buena vista del valle y un salto de agua que cae delante de una pequeña cueva.

Llegando a Cueva del Chivo

Cueva del Chivo

Cueva del Chivo

Por los alrededores hay otras excursiones interesantes para hacer como Las Marmitas, unas caprichosas formaciones rocosas causadas por la erosión del agua o Pozo Hondo, un salto de agua de 15 metros.

A pesar de ser un lugar poco turístico, seguro que los gardelianos lo conocen bien.



4 comentarios:

  1. Que lugares tan diferentes a todos lo que he visitado hasta ahora.
    Me ha encantado la entrada, la maceta muy original ;)
    Un beso
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Uruguay es mucho más que Punta del este, Colonia o Montevideo. Todavía me queda mucho por contar.

      Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.