lunes, 6 de octubre de 2014

Bayona, ciudad de Arte y de Historia

Bayona, ciudad de Arte y de Historia, así es como se publicita esta interesante ciudad francesa, situada a los pies de los Pirineos, a cuatro pasos de la Costa Atlántica y a tan sólo 50 kilómetros de Donostia.
No hay que confundir esta Bayona (Bayonne en francés y Baiona en euskera y gascón) con la Bayona (Baiona en galego) que se encuentra en la provincia de Pontevedra. Atentos al GPS no sea caso que os mande a Galicia.

La parte antigua de la ciudad conserva un rico patrimonio, herencia de su intenso pasado histórico.


Grand Bayonne .Rue d'Espagne

Grand Bayonne

Los dos ríos que la cruzan – La Nive y El Adour- la dividen en tres barrios bien diferenciados: Grand Bayona y Petit Bayona separadas por el río Nive y Saint-Esprit, en la otra orilla del río Adour.


Panel informativo de la ciudad con los ríos Nive y Adour

UN RÁPIDO RECUERDO HISTÓRICO

Parece que sus orígenes se remontan a 842 cuando los vikingos ocuparon las orillas del río Nive, pero la fundación de la ciudad como tal corresponde al año 950 cuando se estableció sobre las ruinas de un antiguo campamento romano llamado Lapurdum.
Es en el siglo X cuando empieza a conocerse con el nombre de Baïona que en euskera significa “buen río” (ibaiona).
El río Adour conecta la ciudad con el Golfo de Bizkaia lo que la ha beneficiado comercialmente a lo largo de su Historia y gracias a esta actividad comercial se convierte en uno de los principales puertos del Ducado de Aquitania. En 1152 pasa a dominación inglesa, tres siglos que la convierten en una importante base comercial entre Francia e Inglaterra. En 1451, a finales de la Guerra de los Cien Años y bajo reinado de Carlos VII, Francia recupera la ciudad de Bayona.


Grand Bayonne


Recordando…. Tal como su nombre indica, la Guerra de los Cien Años fue una larga guerra entre los Reinos de Francia e Inglaterra, desde 1337 a 1453, nada menos que 116 años.
Debido a su situación, tuvo también un papel importante en la guerra franco-española (1635 - 1659) que acabó con el Tratado de los Pirineos

Recordando... No muy lejos de Bayona, en San Juan de Luz, tuvo lugar un hecho relevante que se acordó en el Tratado de los Pirineos, una boda real. Os lo contaba en esta entrada

En 1680 y bajo reinado de Luís XIV, el ingeniero militar Vauban proyecta la edificación de una ciudadela que confiere a la ciudad una gran importancia estratégica.
También he escrito en otras ocasiones sobre las obras de Vauban, gran parte de ellas incluidas en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Sobre la fortificación de Villefranche de Conflent leer aquí.

De su antigua muralla quedan pocos fragmentos pero su carácter defensivo se puede apreciar también en los restos de la Porte d’Espagne, el Château-Neuf, el Château-Vieux y la Ciudadela.


Río Adour y al fondo, el Barrio de Saint Esprit

Grand Bayonne

Grand Bayonne

Iniciamos nuestro recorrido en Grand Bayonne para seguir por Petit Bayonne y acabar en el barrio de Saint Esprit bajo la lluvia primaveral. 


GRAND BAYONNE

Es donde se encuentran dos de los edificios más representativos de la ciudad, el Ayuntamiento – en la confluencia de los ríos Nive y Adour – y la Catedral de Santa María.

El Ayuntamiento fue construido en 1843 como edificio de aduana. En la parte superior de la fachada se pueden observar seis estatuas que representan algunas actividades económicas y artísticas.


Ayuntamiento a orillas del Río Adour. Grand Bayonne

Detalle Ayuntamiento


En cuanto a la Catedral de Santa María, se trata de un magnífico ejemplo de templo gótico con dos puntiagudas torres que se distinguen de varios puntos de la ciudad, lo que resulta ideal para orientarse. Se empezó su construcción en 1213 pero no se terminó hasta el siglo XVII. Si su interior es espectacular, su claustro es una joya, uno de los más grandes y espectaculares de Francia.
La Catedral de Santa María forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998 como parte del Camino de Santiago francés.


Catedral de Santa María. Grand Bayonne

Detalle fachada Catedral de Santa María

Claustro. Catedral de Santa María

Claustro. Catedral de Santa María

Junto a la Catedral podemos ver el Château Vieux, fortaleza medieval (S. XIII) que formaba parte de la muralla. Cuando se construyó el castillo nuevo en Petit Bayonne, esté se quedó con el calificativo de viejo. Lamentablemente no está abierto al público ya que pertenece al ejército. Antiguamente fue la residencia de los gobernadores de la ciudad.


Château Vieux. Grand Bayonne

Paseando por las calles estrechas de Grand Bayonne nos llevamos una gran sorpresa porqué a pesar de ser domingo por la tarde están muy animadas. La Calle d'Espagne es la arteria comercial de la ciudad antigua y finaliza en la Porte d’Espagne, una antigua puerta de muralla de la que queda sólo un recuerdo de lo que fue.


Rue d'Espagne. Grand Bayonne

Restos de la Puerta d'Espagne

Entre la catedral y la muralla se encuentra el Jardín Botánico (Jardin Botanique des Remparts), de inspiración japonesa que ocupan 3000 m2.

Las calles de los alrededores tienen nombres que recuerdan sus orígenes comerciales, como calle de los zapateros o calle de los pescaderos entre otros oficios. La calle que enlaza la  Rue d'Espagne con el río Nive está tan abarrotada que desde lejos parece una manifestación, pero no, se trata de grupos bebiendo en la calle, delante de los bares y tascas. En medio de la aglomeración se está representando un baile folclórico y todavía hace más difícil caminar por allí.


Ambiente en Grand Bayonne

En la orilla del río se encuentran Les Halles, un mercado cubierto que aunque hoy domingo está cerrado, tiene en el exterior varios puestos donde se venden productos gastronómicos de la región, principalmente embutidos, quesos, chocolate y el típico gâteau basque.
Cada sábado se celebra el mercadillo semanal.


Les Halles. Grand Bayonne

Puestos gastronómicos junto a les Halles y al Río Nive


PETIT BAYONNE

Cruzamos el río Nive por el Pont Pannecau y entramos en Petit Bayonne. Esta parte del río es también muy bonita, las casas se reflejan en el agua y el ambiente es espectacular.


Pont Pannecau que cruza el río Nive y separa Grand Bayonne y Petit Bayonne

Petit Bayonne

Aquí descubrimos el motivo por el cual en domingo por la tarde hay tanta gente por todas partes. Del 17 al 20 de abril se celebra la Feria del Jamón (Foire du Jambon) donde se promociona el conocido jamón de Bayona. Bajo una inmensa carpa hay varios puestos donde se ofrecen degustaciones y se vende tanto el jamón D.O. como otro tipo de embutidos fabricados de forma totalmente artesanal.


Feria del jamón. Petit Bayonne

El jamón de Bayona es apreciado desde la Edad Media y cada año por Semana Santa, desde el jueves hasta el domingo de Pascua, se celebra esta feria. Teniendo en cuenta que tiene lugar desde 1426, resulta curioso que se celebre justo en Semana Santa cuando no se permitía comer carne.
El jueves por la mañana se da el premio al mejor jamón casero, el jurado designa a los tres primeros que se subastan al finalizar el concurso.
Además hay diferentes actuaciones folclóricas, competiciones deportivas y culinarias que hace que sean unos días intensos para los habitantes de la ciudad y visitantes.


Feria del jamón. Petit Bayonne

Feria del jamón. Petit Bayonne

Alejándonos de la zona de feria buscamos un poco de tranquilidad y en las callejuelas de Petit Bayonne la encontramos. Da la sensación que todo el mundo se concentra por los alrededores de Les Halles y en la Feria del Jamón.

Petit Bayonne


En la parte más alta de Petit Bayonne es donde Carlos IV mandó construir el castillo nuevo (Château Neuf) (siglo XV). Tampoco está abierto al público, en este caso no pertenece al ejército como el castillo viejo sino a la Universidad.

Château Neuf. Petit Bayonne

Paseando por sus calles descubrimos la Iglesia de Saint André y sus dos torres cuadradas nos recuerdan a Nôtre Dame de París. Se construyó a finales del siglo XIX con la aportación económica de M. Lormand en el lugar donde había una iglesia medieval y un antiguo colegio.


Vista parcial de la Iglesia de Saint André. Petit Bayonne

En esta parte de la ciudad se encuentran también sus dos museos más importantes, el Museo Vasco y de Historia de Bayona, ubicado en un precioso palacio del siglo XVI, la maison Dagourette y el Museo Bonnat que expone las obras del pintor Léon Bonnat, hijo de la ciudad, pero también obras de importantes pintores como Rembrandt, Rafael o Botticelli.

Sin embargo, lo mejor de Petit Bayonne es caminar sin rumbo por sus tranquilas calles medievales.

Petit Bayonne

SAINT-ESPRIT

Cruzamos el río Adour por el Pont de Saint-Esprit que nos conduce al barrio del mismo nombre, concretamente a la Place de la République, con su típica fuente en el centro. Junto a la Plaza se encuentra la Iglesia de Saint Esprit y a cuatro pasos, la estación de tren.


Vista del barrio de Saint Esprit junto al Río Adour



Plaza de la República. Saint Esprit

Curiosamente, su fisonomía difiere bastante de Grand y Petit Bayonne ya que en sus orígenes no perteneció al Ducado de Aquitania sino a la Región de Gascuña.

Cuando los Reyes Católicos expulsaron a los judíos de España, una gran parte de la comunidad que vivía en Vitoria se estableció en Bayona hasta que el rey les obligó a abandonar la ciudad en el año 1602. Posteriormente -en 1789- regresaron sus descendientes los cuales se instalaron en el barrio de Saint Esprit.
Fue un auténtico ghetto cuya sinagoga tuvo una importante influencia en toda la zona. Los judíos fueron los que introdujeron en la ciudad la elaboración artesana del chocolate que posteriormente se extendió al resto de Francia. Debido a sus actividades comerciales, viajaban frecuentemente por Europa y se fijaban en los estilos arquitectónicos de los países que conocían,  por lo que no debe extrañarnos si vemos casas que nos recuerdan el estilo flamenco.

Puente Saint Esprit que cruza el Río Adour y separa Grand Bayonne de Saint Esprit

Sin embargo, lo más relevante de Saint Esprit es la ciudadela de Vauban. De forma rectangular y con  cuatro bastiones está en muy buen estado de conservación pero pertenece también al ejército por lo que, igual que los castillos, debemos resignarnos a contemplar únicamente su exterior.

Ciudadela de Vauban. Saint Esprit

Dato curioso: El nombre de la ciudad dio origen al vocablo bayoneta. ¿Sabéis qué es una bayoneta? Seguro que si habéis visitado la Sala de Armas de algún castillo las habréis visto.

Wikipedia explica que:

La bayoneta es un arma blanca muy afilada, que se acopla o cala al extremo del cañón del fusil para combatir cuerpo a cuerpo. La bayoneta más común desde el siglo XVII hasta el XIX era la llamada de cubo, consistente en un cilindro metálico hueco al que se adosaba una cuchilla triangular, que fue especialmente utilizada en los mosquetes. En el siglo XX pasó a ser un cuchillo que se puede acoplar al arma para permitir su uso como bayoneta.

La palabra bayoneta proviene de la ciudad de Bayona, donde fue inventada en 1670, aunque hay indicios de que ya en 1642 fuera utilizada.Antes de la supresión de la pica, algunos oficiales, teniendo a esta arma por inútil y embarazosa en muchas ocasiones, buscaron otra que fuese más cómoda. Cuando M. de Puysegur, mandando en 1642 a Flandes, enviaba partidas más allá de los canales, los soldados no llevaban espadas, sino bayonetas cuyo cabo era de un pie de largo y lo mismo la hoja: aquella bayoneta podía entrar en el cañón del fusil y servía de defensa contra los que querían atacar a una tropa después que había hecho su fuego.


Bayona también es famosa por sus corridas de toros ya que son las más largas de Francia. Se considera la versión francesa de los Sanfermines de Pamplona con una temporada taurina que va de julio a septiembre.
De todas formas, prefiero recordar a Bayona por sus encantadores barrios, por el jamón y el chocolate y olvidarme de los toros.


4 comentarios:

  1. Qué buena pinta tiene esta ciudad bastante desconocida para mí. Si hasta tiene una fortificación de Vauban y todo. Tendré que ir a visitarla algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Floren, una ciudad completita y por aquella zona puedes organizarte una escapada interesante.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tengo pendiente ir a esa ciudad, por las fotos (aunque con un estilo diferente) me ha recordado un poco a Ruan, donde estuve hace un tiempo. Te dejo aquí mi experiencia por si te quieres pasar www.tripetea.es/dos-dias-en-ruan Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! No he estado en Rouen pero tengo muchas ganas de visitar la región de Alta Normandía. He pasado por tu blog y me he quedado maravillada con la catedral, una maravilla!.

      Gracias por tu comentario. Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.