sábado, 27 de diciembre de 2014

Perpinyà, entre los Pirineos y el Mediterráneo


Perpinyà (Perpignan en francés) es la capital del departamento francés de los Pirineos Orientales, históricamente capital del Condado de Rosselló. Se la conoce como la “fidelísima” título que le fue otorgado en 1474 por el Rey de Aragón y Conde de Barcelona, Joan II, por la resistencia de sus ciudadanos a la anexión del Rosselló a Francia por parte de Luís XI. Últimamente se promociona con el slogan de Perpignan la Catalane siendo bilingüe una parte representativa de su población ya que el catalán es también lengua oficial junto con el francés.


Palacio de los Reyes de Mallorca

domingo, 21 de diciembre de 2014

La Cour de Noël, el mercado navideño de Cotlliure

Cuando nos hablan de mercados navideños los primeros que nos vienen a la cabeza son los encantadores mercados de algunas ciudades alemanas, belgas, los mercados de Alsacia o quizás alguno de los fríos países nórdicos. Más allá de los tan conocidos a los que acuden cada año miles de visitantes en busca de la imagen navideña soñada, es interesante improvisar, dejarse llevar sin crearse demasiadas expectativas y seguro que encontraremos lugares que nos sorprenderán.

Y así lo hicimos el pasado largo fin de semana de la primera semana de diciembre. No teníamos nada planificado pero amaneció un sábado precioso y soleado que nos empujó a la carretera. Y por proximidad y porqué nos encanta Francia hacia allí nos fuimos. Tampoco nos apetecía hacer demasiados kilómetros, por lo que paramos en Cotlliure (Collioure en francés) y nos quedamos en el pueblo con la intención de ir a Perpinyà al día siguiente. Habíamos estado en ambos lugares hacía años pero la verdad es que no me acordaba demasiado.
Hoy dedicaré la entrada a Cotlliure y en una posterior os contaré lo que hicimos en Perpinya. Ver aquí.


Vista general de Cotlliure

viernes, 5 de diciembre de 2014

Veliko Tarnovo, la ciudad de los zares búlgaros

Cuando regresamos de nuestro viaje a Bulgaria y Macedonia hace poco más de dos años, escribí algunas entradas sobre los lugares que más nos habían gustado. Quedaron temas pendientes y uno de ellos fue precisamente Veliko Tarnovo, una de las ciudades búlgaras más visitadas y por tanto, con una infraestructura bien preparada para recibir turismo.
No sé cual fue el motivo, quizás porqué mis expectativas sobre Veliko Tarnovo eran demasiado altas o porqué ya llevábamos bastantes días por el país visitando lugares preciosos, no sé, pero por lo que había leído y me había imaginado, me esperaba más de esa ciudad.


Veliko Tarnovo. Vista del barrio de Asenova