sábado, 24 de enero de 2015

I ♥ LONDON. Un paseo por el Temple, Somerset House y Covent Garden

Nuestro último viaje a Inglaterra tenía unos planes concretos, conocer por fin Cambridge, Stonehenge, Bath y Windsor. Sin embargo, nunca desaprovechamos la ocasión para pasar un día en Londres, ciudad a la que nos gusta volver y volver.
Cada vez que vamos a la capital británica intentamos conocer algún rincón diferente, sin embargo solemos ser fieles a algunos lugares que nos atraen especialmente.

Covent Garden

Dentro de un radio relativamente pequeño se puede hacer este estupendo paseo que os propongo, sin necesidad de coger ningún medio de transporte ya que está todo relativamente cerca.



Iniciamos la ruta en el Puente de Westminster desde donde caminamos por Embankment junto al Río Támesis hasta el siguiente puente, el Puente de Waterloo, de donde obtenemos una bonita vista de la Catedral de San Pablo. Seguimos unos metros hasta Middle Temple Gardens y atravesamos el arco que nos conduce al Temple, una de las zonas que más me gustan de la City.

Entrada al Temple desde Embankment

DONDE TODO EMPEZÓ

The City of London, popularmente conocida como La City es donde todo empezó ya que ocupa el lugar del asentamiento romano originario.
Desde Temple Bar al Oeste hasta la Torre de Londres al Este, concentra y domina las finanzas, sede de la Bolsa de Valores y del Banco de Inglaterra. 

City de Londres

En la City se encuentran puntos turísticos muy visitados, como la Catedral de San Pablo, la Torre de Londres o el Puente de Londres, pero no voy a hablar de ellos sino de rincones mucho más tranquilos.
A diferencia de siglos pasados en que la mayoría de londinenses trabajaban y vivían en la City, actualmente es una zona muy activa durante el día, pero fuera de los horarios laborales, queda prácticamente desierta.

Dragón alado de San Jorge, un símbolo de la City

EL TEMPLE

El Inner Temple y Middle Temple constituyen el área de la City conocida como The Temple.
El barrio del Temple es un entramado de callejuelas, patios y pequeñas plazas entre el río Támesis y Fleet Street. Para mí, es una de las zonas más encantadoras de la ciudad, donde se respira paz y sosiego.
Además de las finanzas, el mundo de las leyes también se concentra en la City y los más prestigiosos abogados tienen allí sus despachos, en edificios de ladrillo que se estructuran alrededor de un patio.

El Temple

El Temple
Se llaman Inns of Courts a las agrupaciones profesionales a las cuales deben pertenecer los abogados ingleses para poder ejercer su profesión, lo que equivaldría más o menos a un colegio de abogados. En Inglaterra hay cuatro Inns of Courts: Middle Temple, Inner Temple, Gray’s Inn y Lincoln’s Inn. 

El Temple

El Temple

En una de esas plazas encontramos la Iglesia del Temple que comparten el Inner y Middle Temple, dos de las cuatro asociaciones de abogados o Inns of Courts. Fue construida a finales del siglo XII por los caballeros templarios siguiendo el modelo circular de la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Buscando la Iglesia del Temple

Iglesia del Temple

Son famosas sus esfinges que corresponden a diferentes caballeros templarios. La nave está rodeada de columnas y decorada con cabezas grotescas. Un siglo más tarde se construyó la nave rectangular que se conoce como Chancel.
Tras la abolición de los templarios en 1307, el rey Eduardo II tomó la Iglesia como posesión real que posteriormente entregó a los Caballeros de la Orden de Malta quienes la alquilaron a los dos colegios de abogados.

Caballero templario frente a la Iglesia del Temple

Esta iglesia saltó a la fama tras la película “El código Da Vinci” basada en el libro de Dan Brown. Fue la primera vez que la visitábamos y nos encantó.
Alfonso del blog “the World thru my eyes” dedicó una interesante entrada a esta Iglesia. Ver aquí.


Iglesia del Temple

Iglesia del Temple

Iglesia del Temple

Iglesia del Temple

Entre los complejos de estos antiguos edificios que forman el Middle Temple y el Inner Temple encontramos pequeños y encantadores patios y jardines como Elm Court o Pump Court, un buen lugar para desconectar del bullicio de la gran ciudad.

El Temple

El Temple

Seguimos la ruta hasta The Strand, una calle del Distrito de Westminster que va de Temple Bar hasta Trafalgar Square. Dejamos atrás el imponente edificio del Palacio de Justicia o Royal Courts of Justice y después de la Iglesia de St-Mary-le-Strand nos encontramos el arco de acceso a Somerset House, un palacio que ocupa un gran recinto entre The Strand y el río Támesis.

Entrada a Somerset House

SOMERSET HOUSE

Se ha convertido en uno de los lugares del centro de Londres donde se realizan más actividades, desde conciertos, proyecciones de películas o la posibilidad de patinar en la gran pista de hielo que se instala cada año de noviembre a enero coincidiendo con las fiestas navideñas. Durante los meses de verano, en el patio funciona una fuente con 55 chorros de agua verticales de diferentes alturas.


Somerset House desde Embankment

Somerset House tiene una larga historia y se trata de uno de los más importantes edificios neoclásicos ingleses construido en el siglo XVIII sobre las ruinas de un anterior palacio renacentista que había pertenecido al Duque de Somerset, quien fue ejecutado por traición al rey. El edificio pasó entonces a la corona inglesa y lo habitaron diferentes miembros de la realeza. Tras su abandono y posterior reconstrucción pasó a albergar algunas oficinas del Gobierno.

Somerset House

Actualmente se ha convertido en un importante centro de ocio y cultura y alberga las sedes de diferentes organizaciones.
Se encuentran también algunos museos -como el Gilbert Collection of Decorative Arts- y también restaurantes, bares y tiendas.


Somerset House

La fachada que mira al río tiene una gran terraza, ideal para comer en los días soleados. 

Terraza de Somerset House con Catedral de San Pablo al fondo

Somerset House es bien conocido por los aficionados a la moda ya que es donde se celebra la London Fashion Week

A dos pasos tenemos el edificio de la Embajada de Australia cuyo interior se utilizó para rodar las escenas de Gringots, el banco de los magos en Harry Potter y la Piedra Filosofal (aquí).


COVENT GARDEN

A escasa distancia encontramos el Covent Garden, un lugar muy especial y animado a cualquier hora del día y que siempre entra en nuestros planes cuando viajamos a Londres.
El nombre de Covent Garden viene de Convent Garden ya que en la Edad Media en ese lugar había un huerto que pertenecía a la Abadía de Westminster donde los monjes cultivaban las verduras para su consumo.

Covent Garden
Cuando Enrique VIII disolvió los monasterios, los monjes fueron llevados a Berkshire y el rey utilizó los campos para entrenar a sus halcones.  
En el siglo XVII fue uno de los más importantes mercados de la ciudad, donde se vendían mercancías llegadas de cualquier parte del mundo, pero no fue hasta 1813 cuando se construyó el magnífico edificio neoclásico que vemos hoy en día.


Apple market en Covent Garden


Covent Garden

En la década de 1970 el mercado fue muy a menos hasta que cesó su actividad para reabrir posteriormente gracias al ambicioso proyecto de recuperación transformándolo en un recinto comercial que aprovecha la antigua estructura. 

Covent Garden

Covent Garden

Covent Garden

Está lleno de puestos de artesanía, flores, chocolates, bisutería, cosmética… un poco de todo.
En su plaza central siempre encontraremos algún músico, animadores callejeros o artistas de cualquier especialidad, que nos harán pasar un rato entretenido.

Covent Garden

Covent Garden

Covent Garden

Y para acabar el día, podemos quedarnos en el West End para ver una obra de teatro o un musical y si no, acercarnos al Soho para cenar en alguno de sus coquetos restaurantes. ¿Qué os parece el plan?

LA RUTA: 



6 comentarios:

  1. Me gustan mucho todas las zonas que tan bien describes, no en vano Londres es una de mis ciudades favoritas. Estuve hace un par de fines de semana, porque tenía "mono" y ahora, al ver tu entrada, me ha vuelto otra vez. Recomiendo a todos que se acerquen por la capital británica no una, sino muchas veces, y que además de ir a los sitios turísticos, se pierdan en paseos como éste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros también nos encanta Londres y aunque hemos estado bastantes veces, son menos de las que nos gustaría. Siempre aprovechamos para conocer algo nuevo y la verdad es que no te la acabas.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Como residente en Londres he de decir que habéis publicado una ruta buenísima !!!!!!, se la pasaré a mis padres para la próxima vez que vengan a vernos.
    Un abrazo!, unas fotos espectaculares como siempre !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de ti es un halago porqué eres tú quien me está descubriendo muchos rincones de Londres que sólo confirman que debo volver.

      Un abrazo

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.