martes, 29 de diciembre de 2015

Ruta de un día desde Kotor visitando Budva, Sveti Stefan, Cetinje y PN Lovcen


En la entrada de hoy os explico la ruta que hicimos saliendo de Kotor por la mañana para regresar al mismo punto de partida a última hora de la tarde. Es un itinerario circular que combina mar, montaña y ciudad, mostrándonos la variedad paisajística de Montenegro en poco más de cien kilómetros. 


Islote de San Nicolás (Sveti Nikola) desde la Ciudadela. Budva



DE KOTOR A BUDVA

Para ir de Kotor a Budva se puede seguir la vieja carretera que rodea la bahía, pasando por Tivat o bien coger la nueva autovía que circula por el largo túnel Vrmac, financiado por la Unión Europea. Lógicamente, esta segunda alternativa (de 20km) es más rápida aunque menos escénica que la primera. Nosotros ya habíamos dedicado el día anterior a recorrer la bahía por lo que tomamos la segunda opción para llegar antes a Budva.


Vista general de Budva 

BUDVA 

Budva es una de las ciudades más antiguas de Montenegro y el núcleo vacacional por excelencia del país, donde acude mucho turismo ruso y ucraniano.
Aquí dejaron huella los griegos, los romanos y los venecianos durante 300 años. Desde 1814 a 1819 estuvo bajo dominio del Imperio Austrohúngaro y a partir de 1918 quedó integrada a Yugoslavia. Sufrió mucho durante la 2ª Guerra Mundial y en 1979 un fuerte terremoto devastó casi por completo la parte antigua, ya reconstruida.
En su riviera, Budvanska rivijera, es donde se encuentran las playas. En el puerto deportivo se ofrecen todo tipo de excursiones y es también donde se concentran la mayoría de restaurantes. En Montenegro se conoce a Budva como la discoteca más grande al aire libre del mundo debido a su animada vida nocturna. La verdad es que no lo comprobamos, pero si os va la juerga, parece que éste es vuestro lugar.


Paseo marítimo de Budva

Paseo marítimo de Budva con Stari Grad o ciudad antigua al fondo

Nos limitamos a dar un paseo de punta a punta por el paseo marítimo y ya nos dirigimos a la ciudad vieja o Stari Grad.
Entramos por una de las puertas de la muralla y recorrimos su interior, donde predominan las casas de piedra siguiendo el estilo veneciano de esta parte de la costa adriática.


Stari Grad, Budva

Stari Grad, Budva

Llegamos a una plaza donde se encuentran las tres iglesias más importantes de la ciudad. Al realizar la visita en domingo encontramos mucha afluencia de fieles tanto en la Iglesia católica de San Juan donde se estaba celebrando la misa, como en la ortodoxa de la Santísima Trinidad en la que pudimos observar una gran devoción.


Iglesias de San Juan y de la Santísima Trinidad desde la Ciudadela. Budva

Iglesia de Santa María in Punta desde la Ciudadela. Budva

La Iglesia de San Juan (Sveti Ivan) es una iglesia católica levantada sobre los restos de una antigua construcción del siglo VII. Su aspecto actual es del siglo XV aunque su elevado campanario neogótico se añadió en 1867. En ella se guarda la imagen de Nuestra Señora de Budva, una imagen muy venerada que sacan en procesión cada 24 de junio, día de San Juan y a la que según tradición popular se le atribuyen varios milagros.


Iglesia de San Juan y torre de la campana de 1867. Budva

La Iglesia de la Santísima Trinidad (Sveti Trojica) es de una sola nave y data de 1804. En ella se conservan los restos del escritor Stjepan Mitrov Ljubisa, hijo de la ciudad y considerado uno de los primeros realistas en la literatura serbia.


Iglesia ortodoxa de la Santísima Trinidad. Budva

Detalle entrada. Iglesia ortodoxa de la Santísima Trinidad. Budva

La tercera es Santa María in Punta (año 840) en una situación privilegiada junto al mar. Primero fue benedictina y luego franciscana y en 1807 las tropas de Napoleón la utilizaron para guardar sus caballos.


Iglesia de Santa María in Punta. Budva

En el extremo de la ciudad vieja y junto al mar se encuentra la Ciudadela (2.5€ por persona), una fortificación medieval del siglo XV. La construcción en sí misma no tiene demasiado interés pero merece la pena por sus excelentes vistas tanto de cara a la ciudad como de cara al mar. Alberga un pequeño museo con diferentes barcos construidos a escala -como la carabela de Santa María entre otros- y la biblioteca.


Ciudadela. Budva

Ciudadela. Budva

Islote de San Nicolás desde la Ciudadela. Budva


SVETI STEFAN

A tan sólo 8 kilómetros de Budva se encuentra Sveti Stefan (San Esteban). Se trata de una pequeña isla que se unió a tierra firme a través de un istmo artificial. Era un pueblo pescador y en la década de los años 50 del siglo pasado, “invitaron” a sus últimos habitantes a abandonar el lugar con el fin de convertirlo en un resort de lujo, los cuales se trasladaron a la nueva población que bautizaron con el mismo nombre de Sveti Stefan y que actualmente tiene alrededor de 2000 habitantes.


Sveti Stefan, ahora un resort de lujo

El aspecto exterior se ha conservado tal cual, con la fisonomía de un pequeño pueblo pero cada una de las casas es una suite de lujo ocupadas habitualmente por celebridades. En Sveti Stefan se celebró la lujosa boda del tenista serbio Novak Đoković.


Sveti Stefan

Se concedió una concesión de 30 años a la cadena Aman Resorts que lo explota. Se puede acceder andando a las playas que son una maravilla de aguas azules cristalinas rodeadas de pinares pero hay mucha seguridad y no está permitido desviarse de los caminos marcados ya que casi toda la zona es propiedad privada. Si uno quiere quedarse en la primera playa frente a la Villa Miločer que pertenece al mismo resort, es obligado usar las hamacas y sombrilla por el “módico” precio de 75€.


Villa Miločer 

Playa Miločer junto a Sveti Stefan

Playa y Villa Miločer 


CETINJE

Programamos el GPS para ir hasta Cetinje. Los primeros kilómetros de carretera van subiendo y se obtiene una magnífica panorámica sobre Budva, Sveti Stefan y alrededores.


Ruta de Budva a Cetinje. Vista de Budva

Ruta de Budva a Cetinje. Vista de Sveti Stefan

Llegamos a Cetinje, antigua capital de Montenegro y residencia oficial del presidente montenegrino. Tras la 1ª Guerra Mundial se trasladó la capital a Podgorica y Cetinje cayó en decadencia.
La primera impresión fue bastante decepcionante pero una vez ya ubicados nos encontramos a gusto en una ciudad muy tranquila y con suficientes lugares de interés.


Tranquilas calles de Cetinje

Uno de estos lugares es el Monasterio de San Pedro, sede de la autoridad religiosa de la Metrópolis de Montenegro y el Litoral, dependiente de la Iglesia Ortodoxa Serbia. Se trata de un centro de un gran interés histórico y cultural, fundado entre 1701 y 1704 por el príncipe obispo Danilo. Justo cruzar la puerta de entrada nos encontramos con una gran mesa con pañuelos para cubrirse ya que para realizar la visita se debe vestir de forma decorosa. No se pueden sacar fotografías del interior y los monjes controlan que nadie incumpla las normas. Se respira mucha devoción, especialmente en la pequeña capilla en la que se conserva la mano derecha disecada de San Juan Bautista donde se forman largas filas para besar la reliquia. La zona abierta al público es bastante limitada y la sala de los tesoros sólo se puede visitar si se hace con un grupo guiado. 


Monasterio. Cetinje 

Monasterio. Cetinje

También merecen una visita la Iglesia de Vlaska (S.XV) y Biljarda, la que fue residencia de Petar II Petrovic Njegos y que forma parte del Museo Nacional de Montenegro.


Iglesia de Vlaska. Cetinje

Residencia de Petar II Petrovic Njegos. Cetinje

El Museo Nacional de Montenegro es un gran edificio de un color amarillento que está en fase de restauración. Cuando Montenegro se proclamó un reino, el 15 de agosto de 1910, se completó la construcción de este edificio, el Parlamento montenegrino, llamado Vladin Dom. Es de estilos barroco y renacentista, una obra maestra del arquitecto italiano Corradini. Dentro de sus 7000 metros cuadrados, además de la sede del Gobierno, se encontraban las oficinas de correos y telégrafos, una imprenta e incluso un teatro de forma ocasional.


Fachada lateral de Vladin Dom. Cetinje

Pedro II de Montenegro o Petar II Petrović-Njegoš (1813-1851) es el héroe nacional por excelencia. Además de príncipe – obispo fue filósofo y poeta. En su epopeya Gorski Vijenac (La corona de las montañas) describe la resistencia del pueblo montenegrino frente a los turcos.
Su mausoleo se encuentra en lo alto del pico Jezerski, en el Parque Nacional de Lovcen que visitaríamos por la tarde.
En Montenegro se conoce a Cetinje como la ciudad de los museos, por lo que hay oportunidad de visitar varios de ellos.


Museo del Rey Nikola. Cetinje

Antigua Embajada turca. Cetinje 

Paseando por sus calles principales llaman la atención algunos edificios y es que no hay que olvidar que fue capital del país y aquí se encontraban las embajadas y varios edificios oficiales.
Después de comer ya nos dirigimos al Parque Nacional Lovćen.

PARQUE NACIONAL LOVCEN

Este Parque Nacional tiene 64 kilómetros cuadrados y es desde Cetinje de donde se accede más fácilmente. (Recordar aquí otro Parque Nacional montenegrino, el PN Durmitor). Su nombre procede de la Montaña Lovćen con sus dos cumbres, Stirnovik de 1749 metros y Jererski de 1657 metros.


Parque Nacional Lovcen

Pico Stirnovik desde el vecino pico Jererski. PN Lovcen

Lovćen significa montaña negra y da nombre no sólo al Parque Nacional sino al país, Montenegro (Crna Gora). Para los montenegrinos es un lugar lleno de simbolismo y sentimiento ya que representa la resistencia de todo un país, un refugio durante las diferentes invasiones.


Parque Nacional Lovcen

Parque Nacional Lovcen

Después de pagar los 2.5€ por persona que cuesta la entrada al Parque Nacional, circulamos por una carretera entre hayas y abundantes flores, hasta llegar a Ivanova Korita, donde se encuentra el centro recreativo y deportivo, centro de información, alojamiento, camping, área de picnic y donde se inician diferentes rutas de senderismo. Había leído que por aquí se ven muchas ardillas negras buscando restos de comida pero no vemos ni un alma humana y ninguna ardilla.


Parque Nacional Lovcen

Area de servicios Ivanova Korita. Parque Nacional Lovcen

Seguimos conduciendo y enfrente se nos presentan los dos picos y a sus pies algunas casas de pastores llamadas katuns.


Pico Jererski con el mausoleo en la cumbre. PN Lovcen

Pico Stirnovik y su antena de comunicaciones. PN Lovcen

En la cima del pico más elevado, el Stirnovik, hay una antena de comunicaciones que le resta encanto. Nosotros nos dirigimos al pico Jezerski donde está el imponente mausoleo de Petar II Petrović-Njegoš. En la base, junto al aparcamiento hay un restaurante y una tienda de recuerdos. Caminamos unos metros y empezamos a subir escaleras hasta que entramos literalmente en el interior de la montaña donde se ha excavado un túnel de 125 metros con una interminable escalinata que conduce a la cima del monte Jezerski. Tras 461 peldaños  que salvan el desnivel de 60 metros, llegamos a los 1657 metros con unas vistas impresionantes.


Aparcamiento y subida al mausoleo. Pico Jererski, PN Lovcen

Túnel que conduce al mausoleo.  Pico Jererski, PN Lovcen

Cumbre del pico Jererski a 1657m. PN Lovcen

Para entrar al mausoleo hay que pagar 3€ por persona. Dos esculturas de monumentales mujeres talladas en granito vigilan la estancia. Ya en el interior y bajo un techo de pequeñas piezas doradas se encuentra la impresionante escultura hecha de una sola pieza de 28 toneladas de granito negro, que representa a Petar II Petrović-Njegoš sentado con un libro sobre sus rodillas descansando sobre el ala de una águila, el símbolo que se puede ver en la bandera del país.


Mausoleo de Petar II Petrović-Njegoš

Petar II Petrović-Njegoš con el águila, símbolo de Montenegro

Bajo esta escultura se encuentra la cripta subterránea construida con piedra calcárea de la zona. La tumba está realizada con el mismo material  y de nuevo la representación del águila está presente.


Tumba de Petar II Petrović-Njegoš

El deseo del príncipe Petar era ser enterrado en una pequeña capilla que había en la cima del monte la cual fue destruida en 1916 por el ejército austrohúngaro. Sus restos se trasladaron entonces al monasterio de Cetinje pero el gobierno del Partido Comunista hizo construir este mausoleo según proyecto del escultor croata Ivan Meštrović que, según se dice, nunca llegó a pisar el lugar durante los más de veinte años que duró la obra. Se inauguró en 1974.
La puerta posterior del mausoleo conduce a una plataforma panorámica, un excelente mirador que no hay que perderse.


Mirador. Pico Jererski, PN Lovcen

Vistas desde el Pico Jererski. PN Lovcen

Cetinje a los pies del PN Lovcen


DE LOVCEN A KOTOR

Para regresar a Kotor seguimos la antigua carretera R13/R1 muy estrecha y con escasa o nula protección pero con unas vistas de infarto sobre la Bahía. Se han habilitado algunos lugares para poder parar pero ninguna foto puede plasmar tanta maravilla. La Bahía de Kotor se abre a nuestros pies con infinidad de pueblecitos acurrucados en la falda de las montañas. Eso sí, es una carretera no apta para gente que se marea fácilmente.


Bahía de Kotor

Bahía de Kotor

Desde el pueblo de Njeguši hasta Kotor la carretera serpentea y salva un desnivel de casi mil metros con  veinticinco curvas cerradas.



Antes de llegar a Kotor podemos parar en el diminuto pueblo de Njeguši donde se encuentra la casa natal de Petar II, casa familiar de los Petrović quienes gobernaron Montenegro desde 1696 hasta 1918. 
  


8 comentarios:

  1. Molt bona entrada. No sabia absolutament res d'aquest país i m'ha semblat una destinació molt interessant. Un pendent més a la llista. Petons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La part de Kotor i Budva és la turísticament més coneguda de Montenegro però a part d'aquests destins, té altres llocs força interessants. A nosaltres ens va agradar molt.

      Una abraçada

      Eliminar
  2. M'ha encantat i m'ha portat molts bons records. Quina pena que no poguéssiu gaudir de la platgeta per no portar "suelto" de 75 euros...jejeje. Nosaltres no vam fer la ruta del interior, una pena, pero no vam tenir temps. Desconeixia 'lexistència del mausoleu de Petar II Petrović-Njegoš i de fet, no havia sentit a parlar mai d'aquest senyor...No n'estic segur de que el nom em quedi gravat... Salutacions i feliç any!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquests noms són difícils de recordar... Pere II pels amics, així és com l'anomeno jo. Va ser un dia molt profitós perquè en poques hores vam poder veure paisatges i ambients molt variats.

      Feliç any nou per tots vosaltres i que els Reis d'Orient arribin ben carregats..... no cal que et digui de què, no? ;)

      Eliminar
  3. Joder con la carretera
    Qué sitio más peculiar este de las repúblicas ex-yugoslavas y se ve aún como muy virgen para el turismo, o al menos durante un tiempo.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Paco, la carretera se las trae pero sólo por las vistas merece la pena "sufrirla". Nos gustó tanto que la recorrimos dos días.

      Eliminar
  4. Carreteras con curvas, iglesias, el color del agua, calles con historia y monasterios. Se puede pedir mas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un día muy completo, tuvimos casi de todo y por tener, también pasamos mucho calor en Budva y frío en el PN Lovcen...completito, completito, ya ves.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.