martes, 22 de diciembre de 2015

Suchitoto, capital cultural de El Salvador

Suchitoto es una tranquila y bella ciudad colonial salvadoreña que se encuentra a 47 kilómetros de la capital, entre el volcán de Guazapa y el río Lempa.
En idioma náhuat, Suchitoto o Suchi, como la conocen allí, significa “lugar del pájaro flor”.
La lengua náhuat o pipil, es la última lengua indígena que se habla en El Salvador, aunque debido a que la conocen solamente algunos ancianos, está destinada a desaparecer en pocos años si no se activan más programas de aprendizaje destinados a las nuevas generaciones.



Cuando le comentamos a la recepcionista del hotel que pensábamos ir desde San Salvador a Suchitoto en autobús público por nuestra cuenta, le cambió la cara y se le heló la sangre. Según nos dijo, no podía permitir que unos clientes del hotel corrieran tal riesgo. El hecho es que muchos salvadoreños, especialmente los que habitan en San Salvador viven en un estado de estrés psicológico constante que roza la paranoia por el temor a la criminalidad.



Con esto no quiero decir que el país sea una balsa de aceite, ni muchísimo menos. El Salvador está catalogado como uno de los países más violentos del mundo y se cerrará 2015 con un balance de muertes por asesinato realmente escalofriante. Estos crímenes se atribuyen a las pandillas o maras que suman más de 70.000 miembros y parece ser que en la mayoría de casos se trata de ajuste de cuentas entre pandillas rivales o luchas por el territorio. Sin embargo, esto no evita que haya que andar con cuidado y tomar las precauciones necesarias.





Los autobuses hacia Suchitoto salen de la Terminal de Oriente, bastante lejos de donde nos encontrábamos alojados, por lo que cogimos un taxi hasta allí que tardó unos 45 minutos debido al caótico tráfico. Los autobuses en El Salvador llevan un número diferente para cada línea y lo muestran bien visible en la parte frontal, el que va a Suchitoto es el 129 pero antes pasó un microbús que hacía el mismo recorrido y nos subimos en él. Para recorrer los 47 kilómetros tardamos aproximadamente 1 hora y 45 minutos ya que se hacen infinitas paradas a lo largo de la ruta.



Llegamos a Suchi y el bus nos dejó en el centro de la ciudad, a pocos pasos del Parque Central. Ya de entrada me pareció más bonito de lo que había imaginado y que así fuera también influyó el ambiente festivo que se respiraba puesto que se estaban celebrando las fiestas patronales en honor de Santa Lucía.
Pudimos presenciar un lucido desfile de caballos, una actividad habitual en muchos pueblos y ciudades de Centroamérica cuando celebran sus fiestas patronales.








Montando un buey entre caballos
Los españoles, con el Capitán Diego de Alvarado al frente, fundaron una ciudad en el año 1528, pero no en el lugar exacto donde se encuentra actualmente Suchitoto sino unos 7 kilómetros al sureste, en el Valle de la Bermuda, y la llamaron Villa de San Salvador, pero debido a la resistencia de los indígenas pipiles, la abandonaron 17 años después.
Hacia el año 1700 volvieron a instalarse en el lugar y hasta el siglo XIX creció de forma considerable debido al rentable negocio del añil del cual se extraía un tinte. En 1858 recibió el título de ciudad y según documentación escrita “tenía entonces 922 casas de las cuales 265 eran de teja siendo el resto de techo de paja pero todas ellas fabricadas de adobe”. También se contaban en aquella época “6 médicos, 4 abogados, 6 eclesiásticos, 3 escribanos, 4 pintores y 1 escultor”.


Qué ver en Suchitoto:

PARQUE CENTRAL – IGLESIA DE SANTA LUCÍA

El Parque Central es la plaza principal de la ciudad. Se trata de una plaza con pórticos bajo los cuales encontraremos restaurantes, cafeterías, tiendas de recuerdos y artesanía y la pequeña oficina de turismo.
Destaca la Iglesia de Santa Lucía, patrona de la ciudad, de un blanco que deslumbra. Es el edificio más importante de la ciudad y uno de los mejores ejemplos de El Salvador.







Según se ha transmitido de generación en generación, se sabe que inicialmente había habido una iglesia de paja y posteriormente otra de madera, destruidas por incendios.
La iglesia actual y sus decoraciones interiores son del siglo XIX, principios del XX. Abunda la madera y sobre los pilares, también de este material, hay unos medallones del vía crucis traídos de Italia. En el altar mayor, la imagen de la patrona de la ciudad. Debido a las fiestas patronales la encontramos literalmente patas arriba, con todos los bancos apartados y varias personas haciendo una limpieza a fondo para la celebración.







Delante de la iglesia encontramos un Bibliobus, una biblioteca itinerante en un viejo autobús adaptado que se desplaza de ciudad en ciudad para potenciar la lectura entre los más jóvenes. Entramos un rato y mantuvimos una interesante charla con los jóvenes que llevan la iniciativa.



Las atracciones de feria también se habían montado en el Parque Central y es que es allí donde corre gran parte de la vida de la ciudad.


Feria desde la Iglesia de Santa Lucía



CASA DE LA ABUELA

Se trata de un lugar muy agradable, es un restaurante, coffee shop y tienda de recuerdos en una antigua casa colonial decorada con mucho gusto e ideal para comer o descansar un rato saboreando unos deliciosos frappés con nata o chocolate.









PARQUE SAN MARTÍN

Tranquilo parque arbolado con una glorieta central. Desde aquí se obtienen buenas vistas sobre el Lago Suchitlán. Justo enfrente está la sede de Politur (Policía Turística).





Lago Suchitlán desde el Parque San Martín

MERCADO

Es muy chiquito, acorde con el tamaño de la ciudad pero merece la pena darse una vuelta.





PASEO POR SUS CALLES

Hoy el visitante se encuentra una agradable ciudad de calles empedradas, algunas casas de la época colonial y otras posteriores,  pero todas ellas en un ambiente de elegante ciudad provinciana que iremos descubriendo caminando por sus calles y plazas llenas de color.







Veremos el edificio del Teatro, el sencillo ayuntamiento, algunas escuelas y muchas casas preciosas.





En muchas fachadas se encuentra pintado el símbolo de la ciudad, el “pájaro flor”, con una frase en contra de la violencia de género.





Iremos encontrando tiendas de artesanía típica salvadoreña y también varias galerías de arte. Suchitoto se considera la capital cultural de El Salvador por fomentar el arte en todas las vertientes. Está documentado que en el siglo XIX poseía más de treinta pianos de cola, lo que demuestra en cierto modo el nivel cultural de la ciudad desde hace décadas.






Por ello no hay que extrañarse de que de Suchi han salido varios presidentes del gobierno así como personajes importantes del mundo de la ciencia y de la cultura nacional.








CASA MUSEO ALEJANDO COTTO

Este cineasta hijo de la ciudad hacía de guía de su propia casa museo pero falleció el pasado 8 de junio. La casa se encuentra a las afueras y la encontramos cerrada por lo que no la pudimos visitar. Alejandro Cotto ha sido y sigue siendo un personaje muy querido en la ciudad, motor de la actividad cultural que se desarrolla (el teatro lleva su nombre) y del Festival de Arte y Cultura.


Casa-museo Alejandro Cotto

CASCADA LOS TERCIOS

A pesar de encontrarse a tan sólo 1 kilómetro del centro de la ciudad por lo que se podría ir paseando tranquilamente, se aconseja no hacerlo por libre debido a la inseguridad ya que ha habido varios atracos. Fuimos a informarnos en la Oficina de Turismo y nos comentaron que a las 3 de la tarde y de forma gratuita, la Politur (Policía turística) acompaña cada día a aquellos que puedan estar interesados en visitar el lugar. Ya nos avisaron que en estos momentos no había agua pero su interés está en la pared vertical formada por numerosas columnas de basalto hexagonales.
Tal como nos temíamos se nos hizo tarde y no llegamos a tiempo, por eso la foto no es mia. Supongo que más o menos así es como la hubiéramos visto sin agua.

Fuente: www.turismosalvadornorte.com





LAGO SUCHITLÁN

Es un lago artificial creado en los años 70 cuando se construyó la presa hidroeléctrica Cerrón Grande. Como consecuencia de la construcción del embalse, muchas familias tuvieron que abandonar sus hogares y la pobreza se apoderó de la zona. Esta fue una de las causas por las que la guerrilla fue aquí muy apoyada.
Tiene una superficie de 135 km2, lo que lo convierte en el lago más grande de El Salvador.



Se encuentra a casi 3km del centro por lo que cogemos una moto taxi en el Parque central que nos lleve hasta allí. También funcionan minibuses con una frecuencia bastante elevada y por sólo 30 céntimos de dólar.
Nos bajamos en el Centro Turístico Puerto de San Juan y nos cobran 1$ para entrar (con derecho a piscina, es algo más caro). Se trata de una zona recreativa municipal con restaurantes, piscina, etc, una bonita zona de recreo abierta todos los días de 9am a 17pm.



Se ha convertido en un área de conservación de aves tanto migratorias como residentes y se pueden hacer algunos recorridos en lancha, como ir a la “Isla de los Pájaros” o a la “Isla del Ermitaño”.
Nuestra idea inicial era coger el ferry que comunica el Puerto de San Juan con los pueblos de la ribera norte del lago, San Luís del Carmen,  San Francisco de Lempa y otros.
El problema es que el lago está muy retirado porqué los primeros metros están completamente invadidos por una planta acuática a la que los locales conocen con el nombre de lechuga o ninfa. Es época de floración y la flor es de un color violeta pálido muy bonita.






Al final contratamos una lancha para hacer el recorrido. Estuvimos prácticamente una hora para poder salir intentando esquivar las plantas, realmente complicado. Una vez empezamos a navegar el paseo fue ya muy relajado.


Atascados entre lechugas


Abundan los cormoranes, la garza blanca de pico amarillo, la garza gris (más grande que la anterior, hace 63cm) o el chepezuelo.
Así como las garzas son migratorias, el cormorán es un pájaro invasor. Hay unos 50.000 ejemplares que acaban con los peces del lago. Por el ruido que hace lo conocen con el nombre de pato cuche (cerdo) o sapo.



Cormoranes

Garza blanca y chepezuelo

La panorámica es espectacular, los volcanes son una constante en El Salvador. Hay que tener en cuenta que un país tan pequeño tiene 66 volcanes de los cuales 8 están activos.
En estas montañas del Cerro Guazapa se asentó la guerrilla del FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) durante el conflicto armado que vivió el país durante más de diez años, entonces uno de los territorios dominados completamente por la guerrilla. Actualmente se considera un lugar histórico mientras que el FMLN forma parte de la vida política gobernando el país desde el año 2009. El presidente actual, Salvador Sánchez Cerén, exguerrillero, gobierna desde 2014.


Cerro Guazapa al fondo

Garza blanca

Nido de cormorán con polluelo

Más cormoranes

Garza gris

Ya de vuelta a puerto nos encontramos con dos lanchas de medioambiente que se dedican a cazar cormoranes para controlar la población. Cuando pregunté cómo los capturaban la respuesta fue “con una del 22”.

10 comentarios:

  1. Realmente encantador! Estuve leyendo sobre Suchitoto cuando estaba preparando el viaje por Guatemala, Belice y Honduras, pero finalmente desechamos la idea de Salvador, sobretodo, por falta de tiempo. Tu siempre llegas un poco más allá y, además, siempre reluce el sol por donde pasas! Me recuerda un poco el León nicaragüense o Colonia en Uruguay (aunque esta solo la conozco de relatos). Supongo que compararla con Granada (la de Nicaragua) o Antigua Guatemala ya serían palabras mayores. Excelente relato, MT!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como hemos comentado en varias ocasiones, los que tenemos unos días contados de vacaciones al año, nos vemos siempre obligados a descartar infinitos lugares que nos atraen en favor de otros, pero poco a poco se van cumpliendo sueños. Es la tercera vez que viajamos a la zona de Centroamérica y hemos podido encajar algo de El Salvador, sin embargo de Honduras sólo hemos tenido la posibilidad de ver Copán ya que pasamos la mayoría de días en Nicaragua. Otra vez será!

      Eliminar
  2. Maravilloso post, Teresa. Me ha encantado descubrir este territorio que no conozco. Las fotografías me han parecido fantásticas. Enhorabuena, guapísima. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies Elisenda. Se'm fa estrany veure't per aquí però em fa moltíssima il.lusió.

      Un petó molt fort

      Eliminar
  3. Un poblet encantador. Passejar-os per aquest llac devia ser una passada. Un reportatge molt interessant, llegir-lo un plaer.

    Una forta abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moltes gràcies pel teu comentari Pepita. Aprofito per desitjar-vos un Bon Nadal i que el tió us cagui moltes coses.

      Una abraçada

      Eliminar
  4. Impresionante y precioso. como de costumbre, me llevas por lugares que no conozco y que me gustaria visitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. El Salvador es un país poco conocido, en gran parte por su inseguridad, una lástima. Espero que algún día mejore la situación porqué merece la pena conocerlo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Hi Jipp! Yes, this lake is really a wonderful place.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.