domingo, 21 de febrero de 2016

Castillo de Púbol, el regalo de Dalí a Gala

El pasado mes de octubre hicimos un viaje familiar a la Costa Brava y aprovechamos para visitar el Castillo de Púbol cuyo nombre completo es Casa-Museo Castillo Gala Dalí. Púbol es el nombre de la población de poco más de 100 habitantes donde se encuentra el castillo, la cual pertenece al municipio de La Pera, en la comarca del Baix Empordà (Girona).
Junto con el Teatre-Museu de Figueres y la casa de Port Lligat, forman el llamado triángulo daliniano de l’Empordà, donde se puede admirar de forma amplia el gran ingenio creativo del artista.

Entrada al Castillo
PÚBOL Y EL CASTILLO


Púbol tiene el aspecto feudal como tantos otros pueblos de la zona, con el castillo y la iglesia en la parte más elevada y los edificios agrupados, anteriormente protegidos por un recinto fortificado del cual quedan algunos restos.
Aunque el castillo de Púbol es una construcción medieval (se tienen referencias a partir del siglo XI), el aspecto es de palacio gótico-renacentista y, a pesar de estar muy restaurado, conserva elementos de los siglos XIV- XVI.
La época de máximo esplendor de la baronía de Púbol va de mitad del siglo XIV a principios del siglo XV.

Púbol

TE PROMETO UN CASTILLO

Durante un viaje a la Toscana, en los años 30, Gala se encaprichó de los castillos de aquella tierra y Dalí le prometió que algún día le regalaría uno.
Años más tarde, y mientras se estaba construyendo el Teatro–Museo de Figueres, Dalí empezó a buscar un castillo cerca de su casa de Port Lligat. Cuando le mostraron el Castillo de Púbol, aunque estaba en un estado importante de abandono, le gustó y vio que podía hacer realidad su antigua promesa. En 1968, compra el castillo y se lo regala a Gala. Ella acepta con la condición de que Dalí sólo podría acceder con estricta invitación.


Patio en la planta baja

En un escrito así se refiere Dalí a Gala y al Castillo:

«Te regalo un castillo gótico, Gala. Acepto con una condición, que solo vengas a visitarme al Castillo con invitación. Acepto, ya que lo acepto en principio todo a condición de que haya condiciones. Es el principio mismo del amor cortés».
Fragmento de su libro Confesiones inconfesables (1973):

«Todo celebra el culto de Gala, hasta la habitación redonda, de eco perfecto, que corona el conjunto de la edificación y que es como una cúpula de esta catedral Galáctica; y cuando me paseo por esta casa, me miro y veo mi concentricidad. Me gusta su rigor moruno. Me faltaba ofrecer a Gala un estuche más solemnemente digno de nuestro amor. Por ello le regalé una mansión edificada sobre los restos de un castillo del siglo XII, en La Bisbal, el antiguo castillo de Púbol, donde ella reina como soberana absoluta, hasta el punto de que yo no la visito si no es con una invitación escrita de su mano. Me he contentado con decorar sus techos para que, al levantar los ojos, me encuentre siempre en su cielo».



Las obras de restauración duraron un año y se intentó mantener la imagen de castillo en ruinas. Dalí materializó en Púbol todo su ingenio creativo pensando únicamente en su esposa y musa Gala, para que fuera su refugio y lugar de descanso.

Gala vivió en el castillo pero murió en Port Lligat el 10 de junio de 1982 a los 88 años.

Tras morir Gala, Dalí no la quiso dejar sola y se instaló en el castillo, donde vivió desde junio de 1982 a agosto de 1984, prácticamente retirado y donde realizó sus últimas obras.

Con mis musas en la entrada del castillo

Debido a las quemaduras producidas por un incendio en su habitación, estuvo hospitalizado y al salir del hospital se quedó en la Torre Galatea de su propio museo, su residencia de Figueres hasta su muerte en 1989.

En 1996 el Castillo de Púbol abre sus puertas al público. Está gestionado por la Fundación Gala-Salvador Dalí y es propiedad de la Dirección General del patrimonio del Estado del Ministerio de Economía y Hacienda.


UNA EXTRAÑA HISTORIA DE AMOR

El verdadero nombre de Gala era Ielena Ivanovna Diàkonova, nacida en septiembre de 1894 en Kazan (Rusia).
Pasó su infancia en Moscú donde recibió una exquisita educación. En 1912 enferma de tuberculosis y es ingresada en un sanatorio cerca de Davos (Suiza) donde conoce al que sería su primer marido, Eugène Grindel, más conocido como Paul Éluard, poeta. Cuando se casaron tenían ambos 17 años y de este matrimonio nace su única hija, Cécile.

En 1929 conoce a Salvador Dalí, cuando ella y su marido fueron invitados a Cadaqués. Se enamoraron y desde entonces iniciaron una vida juntos en París, Nueva York, París de nuevo y Port Lligat.

Ella era diez años mayor que el pintor y le hizo el papel no sólo de esposa, sino también de madre, amiga y, sobretodo, musa. Sus pinturas muestran la devoción que sentía por ella. Según sus palabras:

"Sin Gala, yo jamás hubiese llegado a nada. Ella es mi madre, mi oxígeno".

Gala, en el Salón de los Escudos

Como pareja, su relación fue poco habitual. Ella coleccionó amantes y gastaba grandes cantidades de dinero en gigolós. No aceptaba envejecer y las numerosas cirugías plásticas le causaron fuertes dolores en su cara.



Dalí se relacionó con Amanda Lear, un transexual a quien el artista pagó la operación de cambio de sexo. Su relación tenía la aprobación de Gala. Tal como cuenta la propia Amanda Lear en una entrevista:

“Eso se arregló cuando fui invitada a Cadaqués. Llegué sin maquillaje y Gala me vio al natural. Le gustó mucho. 15 días después, me llevó a su dormitorio porque se marchaba a Grecia con un gigoló y dejaba a Dalí a mi cuidado. "Nunca lo he hecho. Si le pasa algo, serás la responsable, me dijo."

“No compartíamos. Dalí no tenía relación sexual alguna porque era impotente. Decía que los genios no deben reproducirse: "¿Te imaginas al hijo de Miguel Ángel conduciendo un taxi?". Con Gala, vivía un amor cerebral. Sin ella, estaba perdido. Y ella lo aceptaba todo de él. Un día pincharon una rueda y ella la cambió sola porque Dalí le dijo: "Soy un genio, no puedo arriesgarme a estropearme un dedo". Yo era la segunda compañera, así que existía como un baile entre nosotras: cuando yo llegaba, Gala se marchaba. Y cuando ella regresaba, yo volvía a Londres. Pero siempre pasábamos la Navidad los tres juntos en Maxim’s”.

"También fui a Nueva York. Gala me enviaba el dinero para el billete porque Dalí decía que no quería pagar por tenerme a su lado".

VISITA DEL CASTILLO

Tal como comentaba anteriormente, toda la decoración está pensada para satisfacer el bienestar de su musa.
Salvador Dalí, lógicamente se implicó en la decoración y le propuso muchas ideas, pero Gala prefería hacerlo a su manera. Durante los meses de las reformas, ella visitó varios anticuarios de la zona para buscar los muebles adecuados.

Silla con cucharas

De todas formas, la huella de Dalí está en varios de los rincones y pueden verse  dibujos y pinturas que le regaló para exponerlos en el castillo. Puede considerarse en su conjunto una obra de arte, donde las excentricidades del artista no pasan desapercibidas.

Planta baja

Se encuentra la taquilla, la tienda de recuerdos y el garaje, donde se conservan algunos de los coches del artista, como el Cadillac que condujo el cuerpo de Gala desde Port Lligat hasta Púbol para darle sepultura o el Datsun naranja que usaba habitualmente Gala.


Se entra por un pequeño patio de forma trapezoidal, con ventanas góticas y renacentistas que en algunas se conserva el escudo de los señores de Púbol.
Del patio sale una escalera de piedra por la que se accede al primer piso. 

Patio y escalera de acceso al primer piso


Primer piso

Lo primero que se encuentra es el Salón de los Escudos, con el techo pintado por el propio artista con figuras de ángeles, un caballo blanco y la luna.

“Me he contentado en decorar los techos para que cuando Gala levante los ojos, me vea siempre en su cielo”.

Techo del Salón de los Escudos

Jugó también con los trampantojos, como el de una puerta falsa y dos falsos radiadores.

En una esquina del Salón de los Escudos se encuentra un majestuoso sillón, con un paisaje pintado en el respaldo. Está situado encima de un pequeño pedestal y fue concebida por Dalí como “un trono para Gala”. 

Trono para Gala y trampantojo imitando una puerta

Iremos pasando por el Salón del Piano y, a continuación la habitación de Gala

Salón del piano

Habitación de Gala

En la antigua cocina, se adaptó el baño de Gala, por eso hay una chimenea.

Tocador de Gala, en la antigua cocina

Baño de Gala

Seguimos por la habitación de invitados, un pequeño office y el comedor, con original chimenea daliniana.



Habitación de invitados

Office

Comedor

Unas escaleras suben al desván que en su día se utilizó como almacén para guardar varias obras de Dalí y donde actualmente se exponen varios vestidos de alta costura, piezas de Dior, Chanel y Pierre Cardin, que pertenecieron a Gala o incluso algunas que diseñó el mismo artista. La exposición permanente se llama "Las galas de Gala". En una vitrina se encuentra una camisa vaquera y una barretina, una indumentaria con la que Dalí se dejó ver en varias ocasiones.

Colección alta costura. Las galas de Gala



En el sótano se pueden ver dos tumbas gemelas, en una de ellas es donde se encuentra enterrada Gala y la otra estaba pensada para Dalí. Hay una cierta controversia respecto al lugar donde debía enterrarse al artista, cuyos restos reposan en el Museo de Figueras.
Se dice que una noche de 1983, Dalí bajó a la cripta y cuando vio la tumba vacía esperándole, le entró pánico y cambió de opinión respecto al lugar donde quería ser enterrado.

Mausoleo de Gala


Fragmento de El País del 22 de enero de 1989

“Salvador Dalí será enterrado en su museo de Figueres y no en el castillo de Púbol, donde se encuentran los restos de su esposa, Gala, como se había previsto inicialmente. El pintor expresó su deseo de ser enterrado en su ciudad natal en una conversación privada con el alcalde de Figueres, Mariá Lorca, durante su estancia en la clínica Quirón de Barcelona el pasado mes de noviembre, según declaró ayer el propio Lorca. Dalí entró en la tarde de ayer en un proceso preagónico, según los médicos.
Del deseo de Dalí de ser enterrado en su museo no existe ninguna referencia documental, pero cuenta con la aprobación de los miembros de la Fundacíón Gala-Salvador Dalí y de los amigos personales del pintor, según declaró ayer a mediodía el propio Lorca. “

Terraza



Jardín

Es quizás la parte más daliniana del castillo: falsas ruinas, elefantes de patas largas y una pequeña piscina decorada con cariátides y bustos de Richard Wagner, su compositor favorito.

Elefante daliniano

Cariátides y bustos de Richard Wagner

Según explicaba el pintor Antonio Pitxot, su íntimo amigo (fallecido en junio de 2015):
Una vez metido en la cama, pedía Dalí algún tango y lo último tenía que ser el comienzo de Tristán e Isolda de Wagner. “Dalí me pedía: no te vayas hasta que llegue Tristán. Hay un momento teatral más apoteósico en el que Tristán baja del cielo y suenan las trompetas”, relata Antonio. “Pues hasta ese momento no me podía ir”.

EXPOSICIÓN TEMPORAL

En el Castillo se realizan también exposiciones temporales. Nosotros pudimos ver la que llevaba por título Busto de mujer retrospectivo, que giraba entorno a una de las primeras esculturas-objeto de Dalí (1933) y uno de los objetos surrealistas más significativos del autor.

Busto de mujer retrospectivo

  
DATOS PRÁCTICOS

Horario:

Del 01/01 al 06/01: De 10 a 17h
Del 07/01 al 14/03: Cerrado
Del 15/03 al 14/06: De 10 a 18h
Del 15/06 al 15/09: De 10 a 20h
Del 16/09 al 01/11: De 10 a 18h
Del 02/11 al 31/12: De 10 a 17h
 
Cerrado los días 1 de enero y 25 de diciembre y todos los lunes excepto festivos y vigilias.

En temporada alta (del 01 de junio al 30 de septiembre), abierto cada día sin excepción.

Guía:

La visita no es guiada pero se puede solicitar el servicio de un guía previa reserva. De todas formas, antes de entrar ofrecen una información bastante completa.

Precio:

Adultos: 8€
Reducida: 6€ (mayores de 65 años, estudiantes y titulares del Carnet Jove)

Dónde comer:


Can Bosch. Restaurante de comida catalana casera. Lugar muy agradable, servicio atento y precios razonables. A 75 metros del castillo.

12 comentarios:

  1. Hace tiempo que queremos visitar el "Triangulo" entero. El museo ya lo visité, pero hace más de 20 años...me has dejado patidifuso entre el gasto en gigolós de ella y el tema del transexual de él. La verdad es que no conocía esta historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debimos visitar el museo de Figueres en la misma época, porqué también hace 20 ó 21 años. Port Lligat lo tenemos pendiente, cuando estuvimos en Cadaqués no pudimos entrar.
      Y referente a la pareja Dalí-Gala, realmente salían de lo común. Por lo visto, la adoración mútua que se tenían estaba por encima de conceptos más terrenales.

      Eliminar
  2. Nosaltres també fa anys que vam visitar el museu de Figueres. Ens falta visitar els altres dos museus per completar el triangle dalinià. Tot a la vida de Dalí era surrealista, incloïen la seva vida privada. De Dalí no ens estranya res. Un magnífic reportatge.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un personatge molt peculiar, sens dubte. Tan surrealista com la seva obra. Tinc moltes ganes de conèixer Port Lligat.

      Una abraçada

      Eliminar
  3. Quin record més bonic! D'aquesta manera sí que no se'ns oblida els 80 anys del papa!
    Visita interessantíssima, ampliada pels coneixements i anècdotes que ens expliques.
    (Quina casualitat: tenim les mateixes musses, jajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me n'alegro de que t'hagi agradat. Aquest és un dels motius pel que disfruto escrivint el blog, per tornar a reviure els bons moments.
      Petons

      Eliminar
  4. Encara no hi he estat, la veritat es que estic pensant que aquesta primavera començaré a fer escapades de cap de semana per Catalunya, sempre vaig a Olot i a la Vall D'Aran jo! jaja

    Un "post" fantastic, per descobrir coses genials molt a prop de casa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Imma!! A mi també m'agrada molt conèixer llocs del nostre entorn. Afortunadament, ens queden encara moltes escapades per poder fer i quan s'acabin, doncs cap problema, tornarem a començar!!

      Una abraçada

      Eliminar
  5. Molt bon post, Teresa. Conec els altres vèrtex del triangle, però el castell no. M'agrada moltíssim la curosa decoració de cada estança i els elements singulars que s'hi exposen. Gràcies per mostrar-nos aquesta meravella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doncs ja saps, una escapadeta de cap de setmana cap a terres empordaneses.

      Una abraçada Elisenda!

      Eliminar
  6. Me ha encantado la entrada, ya que no conocía el castillo a pesar de haber estado un par de veces en el museo de Figueras. Grande Dalí, todo un personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos gustó, hacía tiempo que tenía en mente visitarlo y no me decepcionó.

      Saludos.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.