domingo, 5 de junio de 2016

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice

Uno de los lugares que no queríamos perdernos en nuestro viaje a Croacia era el Parque Nacional los Lagos de Plitvice, el cual forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1979 y, además de ser el parque más antiguo del país, es uno de sus atractivos naturales más destacados, cuya cifra de visitantes va en aumento año tras año, superando de largo el millón.
Se encuentra situado en norte del país, cerca de la frontera con Bosnia-Herzegovina. Más del 90% de su superficie pertenece a la región de Lika-Senj, mientras que el 10% restante está en la región de Karlovac.


Su exuberante belleza unida al fácil acceso y a los diferentes recorridos aptos para todas las edades y condiciones físicas, hace que sea un placer al alcance de todos y un destino ideal para disfrutar en familia.
Lo que siempre me había llamado la atención era el intenso color verde azulado de sus aguas y os puedo asegurar que no se trata de ningún retoque fotográfico porqué el color real es tal cual, así de increíblemente bello.


De todas formas, sus lagos presentan una amplia gama de cromática, desde el azul oscuro, azul claro, verde o gris, colores que varían según distintos factores, como el contenido en minerales, la hora del día, o la cantidad de materia orgánica en suspensión, lo cual depende a su vez de la temperatura del agua. Por tanto, veremos un parque diferente en cada época del año, si hace un día nublado o soleado o incluso si lo visitamos con luz de mañana o de tarde.


ORIGEN DEL NOMBRE

En croata, la palabra plitko significa poco profundo. La primera referencia del nombre de los lagos es de 1777, mencionado por el sacerdote de Otočac, un tal Dominio Vukasović.


UN POCO DE HISTORIA ...

La zona ya estuvo habitada por las antiguas civilizaciones, los tracios, celtas, romanos y turcos, entre otros, dejaron allí su huella.
Además, se trata de un lugar conocido desde hace muchos años ya que se encuentra en una región de paso, una importante ruta, punto de intercambio entre oriente y occidente.
1493: Cerca de los lagos de Plitvice, tuvo lugar una decisiva batalla entre Austria y el Imperio Otomano.
1805: La región de Lika cae en manos de Napoleón y pasa a formar parte de las provincias Ilirias bajo control de Francia.
1814: Austria recupera la zona.
1888: Debido a la visita de la princesa Estefanía de Bélgica, esposa del príncipe Rudolf de Austria, por primera vez se arregla el área con finalidad turística y se acondicionan dos caminos que todavía conservan los nombres de las hijas del Emperador Francisco José: Camino de Estefanía y Camino de Dorotea.
1949: Tras la Segunda Guerra Mundial, los Lagos de Plitvice y su entorno, se declara Parque Nacional.


1960's: Empiezan a llegar visitantes. Construcción de una nueva carretera y de varios alojamientos, algunos de los cuales fueron demolidos posteriormente durante la época comunista.
1979: La UNESCO declara Patrimonio de la Humanidad el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice. 
1991: Tiene lugar lo que se conoce como la Pascua Sangrienta de Plitvice, durante el conflicto de los Balcanes. 
El parque estuvo bajo control serbio y la zona se declaró la República Serbia de Trajina, viéndose sometida a un terrible genocidio.
1995: Operación Tormenta. En agosto, finaliza la guerra croata en el conflicto balcánico y el ejército recupera la región.


CARACTERÍSTICAS, FAUNA Y FLORA

El Parque tiene 295 kilómetros cuadrados, mayoritariamente de bosque y 16 lagos conectados entre ellos por 92 cascadas, resultado de la confluencia de varios ríos superficiales y ríos subterráneos de origen kárstico.
A lo largo de los siglos, el agua ha ido disolviendo las rocas y depositando el carbonato de calcio disuelto sobre los microorganismos, algas y musgo, formando los característicos diques de travertino que separan los diferentes lagos. Estas barreras naturales de carbonato cálcico siguen creciendo a razón de un centímetro por año aproximadamente.


Entre un 75-90% del Parque Nacional está cubierto por bosque de hayas, el resto son abetos y algunos pinos. Crecen 75 plantas endémicas, todas ellas protegidas, entre ellas, 55 tipos de orquídeas.




En cuanto a la fauna, el parque esconde 50 especies de mamíferos, como el oso pardo, lobo, ciervo, lince o gato montés. Las probabilidades de ver alguno en las zonas de los lagos son prácticamente nulas. Más fácil es ver alguno de los 300 tipos de mariposas, 12 especies de anfibios y un gran número de aves.




Lo que sí está asegurado es ver truchas bajo las aguas cristalinas de los lagos.

LOS 16 LAGOS 

Los lagos (jezera en croata) se dividen en los inferiores y superiores.
LAGOS SUPERIORES: 
Se trata de 12 lagos de nombre Prošćansko, Ciginovac, Okrugljak, Batinovac, Veliko, Malo, Vir, Galovac, Milino, Gradinsko, Veliki Burget y Kozjak. El más alto (Prošćansko) está a 637 metros sobre el nivel del mar, con un desnivel respecto al Kozjak de 100 metros, ambos son los más grandes del conjunto.



LAGOS INFERIORES:
Son 4 lagos: Milanovac, Gavanovac, Kaluderovac y Novakovica. El último, está a 503 metros sobre el nivel del mar, bajo la cascada Sastavci de la que nace el río Korana.


Algunos de sus nombres hacen referencia a alguien que se ha ahogado en ellos, así hay el lago del gitano (Ciganovac jezera), el del pastor Mile (Milino jezera), el de la abuela (Bakinovac jezera) o el de las cabras (Kozjak jezera), el más grande y que se puede cruzar en barca.


A lo largo de los 134 metros totales de desnivel se distribuyen los 16 lagos, en una distancia de 8 km aproximadamente.



Los tres más grandes que son también los tres más profundos:
Kozjak: 81.5 hectáreas (47 metros en su punto más profundo)
Prošćansko: 69 hectáreas (37 metros)
Galovac: 12.5 hectáreas (25 metros)


Los tres más pequeños y menos profundos (después del lago Milinovo de tan sólo 1 metro de profundidad) son:
Buk: 0.1 hectáreas (2 metros profundidad)
Novakovica: 0.4 hectáreas (5 metros)
Vir: 0.6 hectáreas (5 metros)


CÓMO ORGANIZAR LA VISITA

HORARIOS:
De 7 a 20 
El parking permanece abierto de 7 a 21
PRECIO PARKING:
Motos: gratis
Coches: 7 kunas por hora
PRECIO ENTRADA:
Varía según los meses del año. Visitar el PN de Plitvice en Julio y Agosto es cuando sale más caro. En 2016, un adulto pagará desde las 55 Kuna en temporada baja (unos 7 €) o más del triple, 180 Kuna (unos 24€) en temporada alta, para el ticket de un día.
El precio de la entrada incluye los trayectos en barco por el Lago Kozjak, así como el tren y un seguro. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en temporada baja, no hay servicio de barco ni de tren.



Temporada baja: Enero, Febrero, Marzo, Noviembre y Diciembre
Adultos: 55 Kuna
Estudiantes mayores de 18 años: 45 Kuna
Niños y jóvenes de 7 a 18: 35 Kuna
Temporada media: Abril, Mayo, Junio, Septiembre y Octubre
Adultos: 110 Kuna
Estudiantes mayores de 18 años: 80 Kuna
Niños y jóvenes de 7 a 18: 55 Kuna
Temporada alta: Julio y Agosto
Adultos: 180 Kuna
Estudiantes mayores de 18 años: 110 Kuna
Niños y jóvenes de 7 a 18: 80 Kuna


* Para grupos de más de 15 personas, hay precios reducidos (entre 5 y 10 kunas menos por persona).
* Hay disponibles tickets para 2 días de visita. La reducción para la segunda jornada es aproximadamente del 60%.
* Posibilidad de hacer las rutas con guía en varios idiomas pero hace falta reservar con antelación.


CUÁNDO IR:
Cada época tiene su encanto especial. Si nos condiciona el clima, hay que tener en cuenta que en primavera y otoño es cuando hay más probabilidades de lluvia y que las temperaturas en invierno son bajas, con una media de poco más de 2ºC en Enero. A los que no da miedo el frío, ver el parque cubierto de nieve con los lagos helados, debe ser también una gran experiencia. 


RUTAS:
El Parque dispone de dos entradas:
Entrada 1: Rastovača
Entrada 2: Hladovina
Está todo muy bien organizado y hay diferentes rutas a las que uno puede adaptarse según el tiempo de que se disponga.
Se identifican con las letras A, B, C, E, F, H y dos rutas K.


Rutas más cortas (de 2 a 3 horas):  A y E
Rutas intermedias (entre 4 y 6 horas):  C a partir de la entrada 1 o H a partir de la entrada 2.
Rutas más largas (de 6 a 8 horas): las dos K
Un sendero da la vuelta al parque pero es posible combinar la caminata con el barco y el tren panorámico.
Hagamos la ruta que hagamos, no hay que olvidarse del sendero que conduce a Veliki Slap, el gran salto de agua de 78 metros, al final de los lagos bajos.


LAS NORMAS DEL PARQUE:


NUESTRA VISITA A LOS LAGOS DE PLITVICE

Nos alojamos en Grabovac, muy cerca de la entrada 1 del Parque.
Dejándonos aconsejar, al día siguiente nos levantamos muy temprano para estar en la puerta a primera hora y así evitar los grupos numerosos que llenan el parque a partir de media mañana.


Después de pasar por taquilla nos encontramos unos grandes paneles con la información de los diferentes recorridos. También se venden unos mapas más detallados pero no es necesario comprarlos porqué está todo bien señalizado.
Nos decidimos por la ruta C, la ruta intermedia y una de las más recomendadas. Tiene 8 kilómetros y hay que calcular entre 4 y 6 horas. Si se accede por la entrada 2, la ruta H hace el mismo recorrido.


Sólo viendo las primeras imágenes de los lagos inferiores ya casi nos habríamos dado por satisfechos.


Encontramos el primer tramo cerrado y tuvimos que pasar por otro camino que nos condujo igualmente al nivel del lago inferior y caminando sobre la pasarela de madera llegamos a la cascada Veliki Slap aunque no caía demasiada agua.


Regresamos deshaciendo el camino y seguimos las indicaciones para continuar con nuestra ruta.
Las pasarelas de madera, además de facilitar el paseo, sirven para proteger el suelo calcáreo ya que el travertino es un material que se daña fácilmente. 


Seguimos recorriendo los lagos inferiores, disfrutando de sus magníficos colores y observando las truchas que permanecen inmóviles bajo las transparentes aguas.


Tras caminar aproximadamente una hora, llegamos al punto donde se encuentra un área de descanso, restaurante y el embarcadero.



Aquí se coge el barco que cruza el lago Kozjak y nos dejó en la otra orilla desde donde seguimos el camino. Tras aproximadamente un par de horas más, llegamos a otra zona de descanso. Después de pasar un rato por allí, para refrescarnos y cargar las pilas, regresamos al punto de entrada con el tren/bus turístico.


En ese momento y viendo toda la gente que entraba, agradecimos haber madrugado!!! 

12 comentarios:

  1. Quin lloc més fascinant!. Sembla que no pugui ser!. M'ha agradat molt la teva entrada.
    Crec que Croàcia, pels comentaris dels bloggers i persones conegudes que hi han viatjat, és una destinació que no em puc perdre.
    Gràcies Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Croàcia és un destí fascinant que combina natura, història, art... ho té tot! Segur que t'encanta quan hi vagis.

      Un petonàs

      Eliminar
  2. ¡Muy buenas!
    Nos ha encantado tu entrada sobre este parque nacional! ¡Cuánto nos gustaría poder conocerlo!
    Un abrazo enorme viajer@ ;) x

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por vuestro comentario. Seguro que llegará el momento de poder ir!

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Que buenos recuerdos! Los visitamos hace más de 12 años y no me importaría volver a Plitvice y a toda la región. Para mi es de los paisajes más bellos de Europa si exceptuamos las montañas. Y es una pena, porque muchos visitantes que se acercan a Croacia se limitan a la bellísima costa Dálmata y se olvidan de los lagos.
    Como siempre, preciosas fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que visitamos Croacia sólo visitamos la Península de Istria pero tenía claro que la segunda vez no nos podíamos perder el PN Plitvice, y la verdad es que disfrutamos muchísimo.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Un lugar precioso. Estuve también el año pasado y me dejó fascinada de la cantidad de saltos de agua y de su rango de colores. Me acuerdo además de ver a una señora bastante mayor (que casi no podía andar) haciendo el recorrido por lo que, como dices, está muy bien adaptado.
    Vamos, has dejado todos los datos claves para hacer la visita.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Helena. Sí, ya recuerdo que vosotras fuísteis poco después. Es un lugar ideal para poderlo disfrutar todo el mundo, y yo le veo más ventajas que inconvenientes. El inconveniente es que siempre está a petar de gente pero... qué carai! todos tenemos derecho, y que conste que odio las multitudes.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Estupendo reportaje de este paraíso en la tierra. Está muy arriba en mi lista de destinos y confío en ir pronto. Como de costumbre, todos tus consejos y recomendaciones me vendrán muy bien. Es una maravilla de lugar, no me extraña que haya estado habitado por tantos pueblos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que irás muy pronto y cuando lo cuentes en el blog me encantará leerlo.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Els llacs de Plitvice és un lloc meravellós que desitgem visitar algun dia. Amb les teves fotos i el magnífic reportatge l'interès pel lloc ha augmentat, esperem que algun dia i puguem anar.

    Una forta abraçada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I tant! Animeu-vos perquè estic segura que us encantaria.

      Una abraçada

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.